Anuncios

Crimen en Porto Seguro: qué se sabe del doble homicidio del chef español y su mujer brasileña

El chef español David Peregrina Capó había sido condenado por estafa en Mallorca
El chef español David Peregrina Capó había sido condenado por estafa en Mallorca - Créditos: @Instagram

El crimen de un chef español y su mujer brasileña en el restaurante de ambos en una zona de difícil acceso en Porto Seguro, en Brasil, sigue colmado de interrogantes. Cuatro días después del doble homicidio, todavía no hay detenidos por la causa, mientras la policía considera una ejecución como la hipótesis principal, aunque con motivaciones todavía desconocidas. Además, en las últimas horas se conoció una condena que pesaba sobre el cocinero español en Mallorca, de donde era oriundo.

David Peregrina Capó, de 53 años, y su mujer, Érica da Silva Santos, de 38, fueron encontrados muertos en su restaurante Ilha dos Ribeirinhos, a orillas del río Bunharém, en la isla Pau do Macaco, en el mismo complejo donde también vivían.

Según los primeros informes policiales, citados por G1 de Globo, el español estaba muerto en la cocina con dos tiros, uno en el pecho y otro en la espalda. Por su parte, Santos estaba bañándose cuando escuchó los disparos, intentó escapar y la asesinaron en el patio de la casa de un tiro en la cabeza. Si bien estaba desnuda, las investigaciones demostraron que no fue víctima de abuso sexual.

Según los primeros testimonios recogidos por la Policía de Bahía, en el momento del suceso se escucharon disparos y gritos de ayuda.

En la casa también vivía el hijo de Érica, pero no se encontraba en el lugar al momento del crimen.

Según G1, la Policía Civil de Porto Seguro trabaja en la hipótesis de que los dueños del restaurante fueron ejecutados a sangre fría, principalmente porque no había indicios de robo en el lugar.

Además, la única forma de llegar al restaurante era a través del río, lo que complicaba el acceso y daría cuenta de una planificación previa.

Hasta el lunes, la policía había tomado declaración a tres personas por el crimen –personas del entorno de la pareja y vecinos de la zona-. Hasta el momento no hay detenidos. Tampoco está claro cuáles pudieron haber sido las motivaciones del homicidio.

La policía ahora buscará acceder a los datos bancarios y telefónicos de las dos víctimas en el marco de la investigación.

Una causa en España

Según medios españoles, el chef español nacido en Mallorca se había mudado a Brasil para escapar de dos condenas en su país de origen.

El diario El Mundo cita fuentes judiciales que mencionan que Peregrina había sido condenado en Palma de Mallorca por dos causas penales “a un total de más 6 años de cárcel por los delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental”.

Peregrina fue uno de los 28 condenados en 2012 en España en un escándalo llamado “hipotecas fantasma” en Mallorca, una estafa de dos millones de euros a un banco a través de la entrega de falsos préstamos hipotecarios entre 2003 y 2004. Peregrina era director de una sucursal del banco Caixa Rural en Muro, Mallorca, y fue identificado por los medios locales como el cabecilla de la banda.

Entonces se sospechaba que Peregrina estaba prófugo y probablemente viviendo en Brasil, por lo que fue declarado en “busca y captura” por las autoridades españoles. Las órdenes judiciales ya prescribieron.

Según El Mundo, “la mayoría de acusados, casi todos ellos jóvenes que aceptaron firmar falsas hipotecas a cambio de una modesta suma de dinero (en torno a mil euros), fueron condenados a penas menores”. Peregrina fue condenado a 3 años y 9 meses de cárcel, pero nunca estuvo preso por la causa. El español también había sido condenado a otros 33 meses de cárcel en otra causa por delitos de apropiación indebida y falsedad documental.

Después de la famosa estafa, Peregrina trabajó brevemente en el sector de la restauración en la isla y luego se trasladó a Brasil, según los medios españoles. Allí fue donde conoció a Érica da Silva, con quien puso el restaurante llamado Ilha dos Ribeirinhos, donde ambos fueron asesinados.

Según el diario español El País, Porto Seguro, un popular destino de vacaciones en Bahía, lleva años viviendo una escalada de violencia. 

Bahía es actualmente el estado más peligroso del país. El año pasado, registró 6659 homicidios, y de las 50 ciudades más violentas de Brasil, 12 están aquí, según los datos del Fórum Brasileño de Seguridad Pública.