Anuncios

Si crees que el dedo del medio es el más controvertido, la culpa sería de la antigua Grecia

(CNN) -- Si alguna vez has mostrado el dedo del medio tienes algo en común con los antiguos griegos.

Fue hace unos 2.500 años que los traviesos griegos desarrollaron un gesto fálico para ofenderse, burlarse y literalmente empujarse unos a otros. Si bien hoy en día levantar el dedo medio comunica claramente un rotundo "vete al carajo", en la sociedad clásica, los historiadores dicen que un dedo medio era más bien una referencia sexual obscena.

Desde entonces, el dedo medio se ha convertido en un emoji de uso frecuente, un invitado involuntario durante el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl y un gesto grosero realizado por conductores enojados. Así es como se convirtió en el dedo más obsceno de la mano humana.

El dedo del medio se originó como un gesto fálico

Los atrevidos griegos “probablemente confiaban en el uso del dedo medio para representar un pene erecto”, escribió Max Nelson, que imparte cursos sobre civilizaciones clásicas en la Universidad de Windsor en Ontario, Canadá, en un artículo de 2017 sobre los orígenes del gesto.

Mostrar con orgullo el dedo medio solía ser una broma, un insulto o una proposición sexual, postulan Nelson y otros investigadores clásicos. Algunas fuentes de la antigua Grecia hacen referencia al uso del dedo medio para pinchar o indicar a las personas, desde las fosas nasales hasta, bueno, las partes inferiores.

El dramaturgo griego Aristófanes también era supuestamente un seguidore del gesto, refiriéndose al "dedo largo" en varias de sus obras.

En su comedia "Las nubes", escrita en 419 a.C., una caricatura de Sócrates intenta instruir al deudor Estrepsiades sobre la métrica poética. Estrepsiades hace una broma grosera sobre usar un dedo diferente para crear ritmo. Los traductores del texto suelen concluir que Strepsiades gesticula con el dedo del medio (o, en algunas traducciones, revela sus partes íntimas) para referirse a la masturbación, dijo Nelson. Cualquiera que sea la intención, el personaje de Sócrates responde con disgusto.

El gesto finalmente llegó a la antigua Roma, donde los lugareños probablemente lo llamaron “digitus impudicus”, el dedo indecente. El historiador romano Suetonio informó que el emperador Calígula obligó a sus súbditos a besarle el dedo medio, según el destacado antropólogo e historiador Desmond Morris, y este era un gesto degradante que representaba el miembro del gobernante.

Morris ha dicho que el dedo medio que conocemos hoy (el dedo elevado en el aire y los otros dedos doblados a su voluntad) representa un pene y testículos.

"Es decir, este es un falo que le estás ofreciendo a la gente, lo cual es una exhibición muy primitiva", dijo Morris a la BBC en 2012.

Sin embargo, se desconoce si los antiguos griegos y romanos extendían sus dedos medios verticalmente en el aire. Nelson escribió que, si bien los antiguos probablemente usaban el dedo medio para hacer gestos obscenos, es posible que los apuntaran horizontalmente o en otras direcciones, un poco diferente del típico "dedo" que conocemos hoy.

"Al final, quizás sea mejor guardarnos 'el dedo' para nosotros mismos", escribió Nelson.

Quizás sea un gesto más ofensivo hoy en día

La popularidad del dedo del medio decayó, pero no desapareció por completo, durante la Edad Media, probablemente debido a la creciente influencia de la Iglesia católica y su desaprobación de los gestos sexuales, concluyeron los investigadores. Morris ha dicho que el dedo medio aterrizó en Estados Unidos con los inmigrantes italianos a finales del siglo XIX.

El "dedo" no se convirtió en el gesto que conocemos actualmente hasta la década de 1960, informó el escritor Brian Palmer para Slate. Al parecer, era sinónimo de burla mucho antes de mediados del siglo XX. Cuando la popularidad del dedo medio volvió a crecer, pasó a ser conocido como una versión sin palabras de los bocinazos y silbidos de disgusto parecidos a los de un ganso, preferidos por los británicos y otros europeos.

Desde entonces se ha convertido en un gesto querido por los rebeldes. Johnny Cash mostró un desafiante dedo medio durante una presentación en 1969 en la prisión estatal de San Quentin en California después de que, según informes, un fotógrafo le preguntó qué pensaba del director de la prisión. (No fue la primera actuación de Cash en una prisión del Golden State).

Artistas antisistema, desde Joe Strummer de The Clash hasta Tupac Shakur, han señalado con el dedo medio a la clase dominante en su obra y, en fotografías famosas, literalmente.

Pero el gesto también es una señal de que alguien está llegando a su punto de ruptura.

Hoy en día, “voltear el dedo” se considera tan vulgar que con frecuencia se difumina en los medios e incluso hizo que la BBC reaccionara cuando uno de sus presentadores, sin saberlo, apuntó hacia los espectadores durante una transmisión en vivo.

Y en 2012, este gesto envió a la intérprete de “Paper Planes”, M.I.A. a los tribunales. La cantante apareció durante el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl de Madonna y flexionó su dedo medio hacia la cámara, lo que causó que la NFL y NBC se disculparan. La NFL pidió US$ 16,6 millones en daños y perjuicios a M.I.A., alegando que ella violó su contrato y manchó la reputación de la liga. M.I.A. llegó a un acuerdo más de dos años después, aunque nunca se disculpó.

En defensa de su actuación, ella y Madonna llevaban faldas de cuero con tachuelas similares a las prendas que supuestamente usaban los gladiadores romanos en la batalla. Quizás M.I.A. simplemente lo mantenía clásico.