Anuncios

El creciente poder del voto hispano en Nevada podría ser una esperanza para el Partido Republicano

Las Vegas (CNN)-- Antonio Muñoz recuerda haber admirado a Ronald Reagan de niño, en una Las Vegas muy diferente a la actual.

"Cuando nací esto era muy pequeño", dijo Muñoz. "Las comunidades estaban un poco segregadas. Los hispanos estaban en un lado de la ciudad, los negros en otro. Luego estaba el Strip y el centro, que eran pequeños complejos turísticos, pequeños hoteles. Pero ahora tenemos mega complejos".

OPINIÓN | El 52% de los votantes republicanos elegiría a Donald Trump, según encuesta de CNN

Pero no es lo único que ha cambiado. Los hispanos representaban tan solo el 7% de la población de Nevada cuando Reagan fue elegido, pero ahora son el 30%.

"Es increíble el poder político que los hispanos están creando aquí en el estado de Nevada", dijo Muñoz durante un descanso en su restaurante de Las Vegas, 911 Taco Bar.

Es un poder político con el potencial de rehacer el mapa electoral de 2024. Nevada ha apoyado al demócrata para presidente en cuatro elecciones consecutivas, pero solo por 2 puntos en 2020.

Hay pruebas de modestas incursiones del Partido Republicano entre los votantes hispanos tanto en los datos electorales de 2020 como en los de 2022, y no es difícil encontrar indicios de una apertura para nuevas ganancias republicanas en 2024.

CNN viajó a Nevada, un campo de batalla clave el próximo año, como parte de nuestro proyecto de seguimiento de la campaña de 2024 a través de los ojos y las experiencias de los votantes.

Muñoz es un independiente que dice que su historial de voto presidencial está dividido a partes iguales entre demócratas y republicanos, con un voto de tercer partido en 2016. Se negó a responder cuando se le preguntó por su voto en 2020.

¿Voto hispano para los republicanos? Disminuye el apoyo latino a Biden

"¿Por qué? Porque la naturaleza, la naturaleza de la sociedad en este momento", dijo. "Somos una pequeña empresa y te atacarán. Te atacarán solo porque apoyas a un determinado candidato y es triste".

Sus dos hijos adultos están divididos, uno por el presidente Joe Biden y otro por el expresidente Donald Trump, favorito para la candidatura del Partido Republicano en 2024. Muñoz dice que está realmente indeciso, aunque discrepa mucho con el tono de Trump sobre los mexicanos y los inmigrantes.

"Me duele, me duele", dijo Muñoz. "Sabes, a veces hablamos fuera de lugar, tal vez él lo hace más que otros".

Aun así, dijo Muñoz, "Trump hizo algunas cosas buenas para las empresas que realmente nos ayudaron como pequeña empresa. Y creo que Biden ha hecho lo mismo por nosotros".

Antonio Muñoz habla con John King de CNN en su restaurante 911 Taco Bar en Las Vegas, Nevada. Crédito: CNN

El 911 Taco Bar está en una plaza llamada Mercado, una mezcla de vendedores en un espacio que antes ocupaba JCPenney en un centro comercial de Las Vegas. El restaurante era "un sueño", dijo Muñoz, mientras servía una década en la Fuerza Aérea y luego 16 años como oficial de policía de Las Vegas. Muñoz también tiene 15 camiones de tacos para un servicio de catering.

Muñoz dijo que su evidencia anecdótica de escuchar en la comunidad respalda las encuestas que sugieren que los votantes latinos están más abiertos a apoyar a los republicanos que en el pasado.

"Creo que va a ser un año muy interesante", dijo Muñoz. "La gente está confundida y, ya sabes, si alguien sale con ese mensaje sólido, sería genial. Ahora mismo, no lo veo".

Una demócrata convertida en republicana que busca una alternativa a Trump

Valeria Gurr es el rostro de la nueva competencia aquí.

Era una demócrata que trabajaba para el sindicato de profesores. Ahora, Gurr es una republicana registrada que devuelve las preguntas sobre inmigración o economía al tema que, según ella, decidirá su voto para casi cualquier cargo.

"Votaré al candidato que apoye mi punto de vista sobre la elección de escuela", dijo Gurr en una entrevista en su casa de Henderson, un suburbio de Las Vegas.

Se trata de una opinión forjada por su experiencia como inmigrante.

"Solo tenía US$ 600 y esperanza", dijo Gurr cuando llegó de Chile en 2007. "Sin educación, mi carrera iba a ser trabajar como mano de obra".

Valeria Gurr habla con John King de CNN en Nevada. Crédito: CNN

Ahora, está haciendo un doctorado en Políticas Públicas y es activista a favor de la elección de escuela. Lleva a su hijo de 6 años a un colegio privado porque considera que las escuelas públicas locales son un callejón sin salida.

"Me parto cada vez que veo a niños y madres que solo quieren mantener a sus hijos y su única forma de salir de la pobreza es con una educación de calidad", afirma Gurr. "Si vives en una zona de bajos ingresos, tienes que enviar a tus hijos a escuelas públicas que fracasan".

En 2020, su prueba monotemática la llevó a votar a Trump, con reservas.

"No voté por él porque fuera el candidato perfecto", dijo Gurr. "Voté porque apoyaba la elección educativa".

Dijo que el historial de Trump como presidente en este tema era decepcionante. También dijo que daría la bienvenida a un cambio de opinión del Gobierno de Biden, que ha priorizado la inversión en las escuelas públicas, pero cree que la mayoría de los demócratas tienen miedo de enojar a los sindicatos de maestros.

Así que espera que los republicanos hagan una nueva elección.

"Me gusta Ron DeSantis simplemente por lo que ha hecho en Florida", dijo Gurr sobre el gobernador del Estado del Sol. "Personalmente me encantaría ver a (la exgobernadora de Carolina del Sur) Nikki Haley: tener a otra madre en la Casa Blanca que apoye la elección escolar".

Añoranza de un Partido Republicano que ya no existe

Las tasas de interés y la inflación son los temas acuciantes para Zoila Sánchez, agente inmobiliaria en la zona de Las Vegas desde hace 26 años.

"La economía está realmente mal", dijo Sánchez. Reconoce que los precios han mejorado un poco últimamente, pero dice que las tasas de interés tienen que bajar mucho para que las familias trabajadoras puedan permitirse una casa nueva o más grande.

Sin embargo, no culpó a Biden, citando ciclos económicos que, según ella, escapan en gran medida al control de cualquier presidente.

Sánchez, como Gurr, es una inmigrante de primera generación. Era indocumentada cuando entró en Estados Unidos procedente de México, pero se le concedió la amnistía como parte de la legislación firmada por Reagan en 1986.

Sánchez es conservadora, religiosa y republicana. Pero ha votado a los demócratas en las cuatro últimas elecciones presidenciales. Barack Obama la inspiró, dijo Sánchez, y Trump la repugnó.

"No es republicano", dijo. "No sé lo que es. Y luego, por supuesto, me ofendió diciendo todas las cosas que dijo sobre los mexicanos".

Zoila Sánchez habla con John King de CNN en Nevada. Crédito: CNN

Sánchez votó dos veces por George W. Bush porque mezclaba llamamientos a bajar los impuestos y opiniones conservadoras sobre muchos temas sociales con lo que a ella le parecía un discurso compasivo sobre los inmigrantes.

"Ya no existe", dijo Sánchez de aquel Partido Republicano. "Me encantaría que volviera. Sí, eso es lo mío".

Como Gurr, Sánchez es afin a Haley.

"Porque creo que ella podría traer de vuelta ese sentimiento republicano real, conservador: todo lo que solía ser".

En una revancha Biden-Trump, Sánchez dijo que votaría por Biden. Pero en un enfrentamiento Biden-Haley, "votaría por Haley".

Nikki Haley quiere reformar la seguridad social y el Medicare. Los donantes están prestando atención

Nevada, por supuesto, también tiene un papel en el proceso de nominación. Pero la única oportunidad de Haley allí es el impulso, no los delegados.

El partido celebra tanto un caucus como unas primarias tradicionales, con dos días de diferencia a principios de febrero.

Haley no está inscrita en el caucus, que está dirigido por una organización estatal del partido llena de leales a Trump. Los delegados a la convención nacional del Partido Republicano se asignarán en función de los resultados del referendo. Haley estará en la papeleta de las primarias, donde una buena actuación podría generar atención mediática e impulso de cara a posteriores contiendas por la nominación, pero no ofrecerá ningún delegado para la convención.

ANÁLISIS | Por qué los votantes republicanos le creen a Trump Un soldado del sindicato culinario intenta mantener la línea de los demócratas

Para Carlos Padilla, pastelero del casino de Treasure Island desde hace 30 años, las primeras maniobras del Partido Republicano no son más que un espectáculo.

"Llevar tanto tiempo en un trabajo y seguir amándolo es increíble", dijo Padilla en una entrevista en su departamento.

El aumento de los alquileres es la mayor queja de Padilla en este momento, y dijo que un buen número de sus compañeros de trabajo aún no han vuelto al trabajo, o han vuelto solo a tiempo parcial, a pesar de una gigantesca recuperación para el negocio de los viajes y la hostelería tras la conmoción de la pandemia del covid-19 que hizo que el desempleo en Nevada alcanzara el 30,1% en abril de 2020.

"Las empresas están obteniendo beneficios récord en este momento", dijo Padilla.

"Deberían hacer algo por los que no están trabajando ahora mismo".

Carlos Padilla habla con John King de CNN durante una entrevista en Nevada. Crédito: CNN

Padilla es un demócrata leal y un soldado de a pie voluntario del políticamente poderoso Sindicato Culinario.

Lo ha oído todo tocando puertas, incluidos comentarios despectivos sobre Biden: "Es demasiado viejo. Se va a quedar senil y no va a poder hacer su trabajo. Eso es lo que más he oído".

Padilla está dispuesto a responder.

"Es el presidente más favorable a los sindicatos que hemos tenido nunca", afirma. "Y realmente ha ayudado a la clase media, a la clase trabajadora".

Las elecciones legislativas de 2022 fueron un resultado mixto para el sindicato y sus aliados; el republicano Joe Lombardo ganó las elecciones a gobernador, pero la senadora demócrata Catherine Cortez Masto ganó la reelección en una carrera que era uno de los principales objetivos del Partido Republicano.

Lombardo hizo incursiones entre los votantes latinos, y Padilla espera una dura lucha para mantener Nevada demócrata en 2024.

Si Trump es el candidato del Partido Republicano, Padilla predice que la atención sanitaria será un tema importante. Trump prometió recientemente intentar, de nuevo, derogar el Obamacare. Padilla obtiene su seguro de salud a través del trabajo, y su contrato sindical, pero dijo que las campañas pasadas han demostrado que el tema tiene influencia con "la gente de clase trabajadora y no pueden pagar el seguro".

Aún así, ve al menos un modesto goteo de apoyo latino hacia los republicanos.

"Lo he visto. Pero también, cuando he llamado a las puertas y he hablado con los votantes latinos, han cambiado de opinión", dijo Padilla. "Somos la mayor organización que va y llama a las puertas... Así que creo que tenemos una gran influencia en el intento de evitar que den la vuelta a ese escaño".

No hay duda de que Nevada estará entre los seis u ocho estados disputados el próximo año.
Biden apenas ganó Nevada en 2020, 50% a 48%, y Trump mejoró un poco su posición con respecto a 2016, en parte por funcionar un poco mejor entre los latinos.

Muñoz, el propietario del 911 Taco Bar, dijo que está apostando en contra de las primeras probabilidades que sugieren una revancha.

"Creo que nos vamos a sorprender", dijo con una sonrisa y un movimiento de cabeza.