Crece el misterio por la muerte de tres turistas de EEUU en un paradisíaco hotel de República Dominicana

¿Se trata de una trágica coincidencia o hay algo perturbador sucediendo en un hotel de playa en República Dominicana?

En menos de una semana tres turistas estadounidenses murieron en el Hotel Bahía Príncipe, ubicado en la ciudad dominicana de La Romana, una zona costera con importante actividad turística.

Los tres fallecidos, una mujer de Pennsylvania y una pareja de Maryland, se registraron en ese hotel el mismo día: el pasado 25 de mayo. Las tres muertes se dieron en circunstancias misteriosas, con sospechas de que algo doloso podría sucedido pero sin datos al respecto, y han suscitado la acción investigadora de las autoridades locales y de las de Estados Unidos. Más de dos millones de turistas norteamericanos visitan cada año República Dominicana.

La estadounidense Miranda Schaup-Werner falleció en el mismo hotel en República Dominicana en el que una pareja, también de estadouidenses, murió cinco días después, en mayo pasado. Las tres muertes fueron atribuidas a fallas respiratorias. (Captura de pantalla CNN)

El primero de los fallecimientos fue el de Miranda Schaup-Werner, si bien fue el caso de la pareja de Maryland el que primero se reveló a la opinión pública. De acuerdo a The Washington Post, Shaup-Werner, de 41 años, celebrara su décimo aniversario de bodas y acababa de arriba al Hotel Bahía Príncipe cuando se desplomó en su cuarto de hotel poco tiempo después de haber consumido una bebida en el bar del lugar.

Según la televisora CNN, la mujer sufrió una crisis de modo súbito pues “ella estaba sentada allí, sonriendo feliz y tomando fotos y al momento siguiente sufrió agudo dolor, llamó a Dan [su esposo] y se colapsó”, dijo un vocero de la familia. Y aunque paramédicos acudieron de emergencia al lugar y trataron de salvarla con resucitación cardiopulmonar y una inyección de epinefrina (utilizada para neutralizar fuertes reacciones alérgicas), Schaup-Werner falleció en su habitación el 25 de mayo, de acuerdo al periódico New York Post.

La causa de la muerte, de acuerdo a fuentes consultadas por el Post, fueron “edema pulmonar y falla respiratoria” si bien las autoridades dominicanas no lo han confirmado, en espera al parecer de que se reciban los resultados del análisis toxicológico de la fallecida. No hubo signos de violencia en el hecho.

Otra coincidencia inquietante es que la pareja fallecida días después, el 30 de mayo, en ese mismo hotel, Nathaniel Edward Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, habrían muerto de un problema similar pues, de acuerdo al citado periódico, las autopsias revelaron que ambos tenían los pulmones colmados de fluidos, lo que les produjo una falla respiratoria letal.

La pareja fue hallada muerta en su cuarto de hotel sin que hubiese signos de violencia pero sí se hallaron allí varias botellas de medicamentos para controlar la presión arterial. Con todo, al parecer, Holmes se quejó poco antes de su muerte de tener dolor pero cuando un médico arribó a su habitación para revisarlo él se negó a dejarse atender, de acuerdo a la televisora ABC News. Tiempo después, dado que la pareja no hizo el chequeo de salida al haberse terminado su estancia reservada en el hotel, el personal del lugar acudió a la habitación y halló allí los cuerpos sin vida de la pareja. Los resultados de pruebas toxicológicas aún están pendientes.

Y en ambos casos esa información podría ser crucial para determinar, además de la causa de los fallecimientos, si existió alguna conexión entre ellos, pues las coincidencias en tiempo y en las posibles causas de las muertes, asociadas todas a falla respiratoria, han provocado inquietud.

Y fue la propia familia de Shaup-Werner la que, al enterarse del fallecimiento de Holmes y Day, en el mismo hotel y con pocos días de diferencia, presentó un reporte ante el Departamento de Estado para que se investigaran las punzantes similitudes entre ambos casos, indicó CNN.

El hotel ha expresado su pesar por las muertes, pero no ha revelado mayor información.

Por lo pronto, las autoridades dominicanas investigan los hechos y el Departamento de Estado les está dando seguimiento al tratarse los fallecidos de ciudadanos estadounidenses. Por ello, y ante un caso previo en el que Tammy Lawrence-Delay, de 51 años y originaria de Delaware, fue atacada brutalmente dentro de un hotel en el resort dominicano de Punta Cana en abril pasado, las autoridades de EEUU han alertado a los turistas para que eleven sus precauciones en República Dominicana a causa del crimen.

Ciertamente aún no hay elementos para suponer que los tres fallecimientos en el Hotel Bahía Príncipe fueron homicidios, ni en su caso que existieron conexiones entre ellos. Pero la coincidencia de esas tragedias ha causado gran interés en la opinión pública estadounidense y las familias de los fallecidos exigen respuestas.