Anuncios

Corte ratifica que no investigará a Uribe por el escándalo de compra de votos

Bogotá, 31 ene (EFE).- La Corte Suprema de Justicia ratificó este martes la decisión que tomó en noviembre pasado de no investigar al expresidente colombiano Álvaro Uribe por la "Ñeñepolítica", como se conoce en el país el escándalo de supuestas irregularidades en la financiación de la campaña del exmandatario Iván Duque en 2018.

El alto tribunal señaló que no hay elementos para investigar a Uribe, presidente de Colombia entre 2002 y 2010, pues considera que no hay "un hecho o conjunto de hechos concretos o determinables que involucren funcionalmente" al también exsenador en este caso de corrupción, según recoge el diario El Tiempo.

Esto luego de que el periodista Gonzalo Guillén, quien desveló el escándalo de la "Ñeñepolítica", asegurara que apelaría la decisión de la Corte, pese a que ese recurso no cabía en este caso, ante lo cual el alto tribunal le dio dos días al comunicador para que presentara un alegato que nunca llegó.

"ÑEÑEPOLÍTICA"

Tanto Duque (2018-2022) como Uribe estaban en el centro de un escándalo político tras revelarse unas conversaciones del ganadero José Hernández, conocido como "Ñeñe" y asesinado en Brasil en mayo del 2019, que los involucran en la supuesta compra de votos en la campaña electoral en la que Duque resultó ganador.

El caso de presunta corrupción electoral salió a la luz por la publicación de parte de la transcripción de los audios que el periodista Gonzalo Guillén hizo en el portal La Nueva Prensa.

Guillén aseguró que una investigación de la Fiscalía por el asesinato de un joven captó conversaciones telefónicas en las que Hernández dice "ser el eje de una operación de compra de votos en la costa norte para el hoy presidente Duque, por orden del expresidente y senador Álvaro Uribe", a quien por este caso la Corte Suprema de Justicia le había abierto una indagación preliminar que no prosperó.

La Fiscalía investigaba a Hernández desde 2015 por el asesinato en agosto de 2011 en Barranquilla de Óscar Eduardo Rodríguez, hijo del prestamista Carlos Rodríguez, con quien "Ñeñe" había tenido problemas por una deuda de 1.000 millones de pesos (unos 214.000 dólares de hoy) no saldada por un amigo suyo.

(c) Agencia EFE