Anuncios

Corte de la ONU no debería pedir a Israel que se retire de territorios ocupados, dice EEUU

Una bandera palestina ondea frente a la Corte Penal Internacional, en La Haya, Holanda, el 21 de febrero de 2024. (AP Foto/Peter Dejong)

LA HAYA, Holanda (AP) — Estados Unidos dijo el miércoles que el máximo tribunal de Naciones Unidas no debería emitir una opinión consultiva que diga que Israel debería “retirarse inmediata e incondicionalmente” de los territorios que se buscan para un Estado palestino.

El asesor jurídico interino del Departamento de Estado, Richard Visek, dijo que el panel de 15 jueces de la Corte Internacional de Justicia no debería buscar resolver el conflicto palestino-israelí que lleva décadas “con una opinión consultiva dirigida a cuestiones centradas en los actos de una sola parte”.

Añadió que la opinión del tribunal “tendrá consecuencias para las partes en el conflicto y para los esfuerzos actuales de todos aquellos que trabajan para lograr una paz duradera”.

A principios de esta semana, el ministro de exteriores palestino, Riad Malki, pidió al tribunal que defienda el derecho palestino a la autodeterminación y declare “que la ocupación israelí es ilegal y debe terminar de forma inmediata, total e incondicional”.

La idea de territorio por paz ha sido la piedra angular de la diplomacia encabezada por Estados Unidos durante décadas.

El mismo principio se ha aplicado al conflicto palestino-israelí, pero el proceso de paz se ha estancado repetidamente debido a los ataques palestinos, la expansión de los asentamientos israelíes en territorios ocupados y la incapacidad de las dos partes para llegar a un acuerdo sobre cuestiones espinosas como las fronteras definitivas, el estatus de Jerusalén y el destino de los refugiados palestinos.

La víspera, Washington vetó una resolución de la ONU ampliamente respaldada que exigía un cese del fuego humanitario inmediato en Gaza argumentando que esto interferiría con las negociaciones sobre un acuerdo para liberar a los rehenes retenidos por el grupo armado palestino Hamás.

La votación en el Consejo de Seguridad de 15 miembros fue 13-1 y el Reino Unido se abstuvo. Esto reflejó el fuerte apoyo de países de todo el mundo para poner fin a la guerra, que comenzó cuando Hamás atacó el sur de Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando 250 rehenes. Desde entonces, más de 29.000 palestinos han muerto en la ofensiva militar israelí, la gran mayoría mujeres y niños, según fuentes palestinas.