Anuncios

Corte federal permite que Alabama ejecute a reo con gas nitrógeno; apelarán ante Corte Suprema

Kenneth Eugene Smith, preso en Alabama y condenado a muerte por asesinar a la esposa de un predicador en 1988. Foto cortesía del Departamento Penitenciario de Alabama. El estado se dispone a ejecutarlo el jueves 25 de enero de 2024, utilizando nitrógeno por primera vez.(Departamento Penitenciario de Alabama vía AP)

MONTGOMERY, Alabama, EE.UU. (AP) — Alabama podrá ejecutar a un recluso con gas nitrógeno, según dictaminó el miércoles una corte federal de apelaciones, negándose a bloquear la que sería la primera ejecución del país mediante un nuevo método desde 1982.

En su decisión dividida, la Corte Federal de Apelaciones del 11º Circuito rechazó el jueves por la noche la petición de Kenneth Eugene Smith de una orden judicial para detener su ejecución por hipoxia nitrogenada. Los abogados de Smith han argumentado que el estado intenta convertirlo en sujeto de pruebas de un método de ejecución experimental, y se tiene previsto que presenten una apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos en un último intento por frenar la ejecución.

Los jueces dijeron en su decisión de 2-1 que “no cabe duda de que la muerte por hipoxia nitrogenada es nueva y novedosa”, pero que Smith no había demostrado que sea una violación a la prohibición constitucional de los castigos crueles e inusuales. En su disenso, la jueza de circuito Jill A. Pryor afirmó que existen “dudas reales” sobre el protocolo y lo que experimentará Smith.

“Morirá. El coste, me temo, será la dignidad humana del señor Smith, y la nuestra”, escribió Pryor en una declaración de disenso.

Robert Grass, abogado de Smith, se negó a comentar al respecto el miércoles por la noche.

Smith, de 58 años, es uno de los dos hombres que fueron condenados por el asesinato a sueldo de la esposa de un predicador en 1988, crimen que conmocionó a una pequeña comunidad del norte de Alabama. Según la acusación, Smith y el otro hombre recibieron 1.000 dólares cada uno para matar a Elizabeth Sennett por encargo de su marido, quien estaba sumido en deudas y quería cobrar el seguro.

El fiscal general de Alabama, Steve Marshall, elogió la decisión de permitir que la ejecución proceda.

“Ya son dos tribunales que han rechazado los argumentos de Smith”, dijo Marshall. “Sigo confiado en que la Corte Suprema se pronunciará del lado de la justicia, y que la ejecución de Smith se llevará a cabo mañana”.

El nuevo método de ejecución consiste en colocar una mascarilla similar a un respirador sobre la nariz y la boca para sustituir el aire respirable por nitrógeno, provocando la muerte por falta de oxígeno. El estado predijo en los documentos presentados ante el tribunal que el gas hará que el recluso pierda el conocimiento en cuestión de segundos y cause la muerte en pocos minutos.

Los detractores de este método no experimentado afirman que el estado no puede predecir lo que ocurrirá y lo que sentirá Smith después de que el celador abra el paso del gas. Sus abogados afirman que corre el riesgo de padecer un sufrimiento prolongado y de morir ahogado en su propio vómito.