La Corte Constitucional de Ecuador avala el juicio político al presidente Guillermo Lasso

·4  min de lectura
Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso
Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso

QUITO.- La Corte Constitucional de Ecuador allanó el camino este miércoles para que el Congreso inicie un juicio político contra el presidente, Guillermo Lasso, planteado por una mayoría de oposición de la Asamblea, alegando presuntos delitos contra la seguridad del Estado y de supuesta corrupción, en un caso que salpica a su cuñado y a un exfuncionario del gobierno.

Con seis votos a favor y tres en contra, el máximo tribunal resolvió “admitir la acusación de juicio político relacionada con el presunto delito de peculado” contra el mandatario, señaló la Corte en un comunicado.

El presidente de Ecuador Guillermo Lasso
El presidente de Ecuador Guillermo Lasso - Créditos: @FEDERICO PARRA

El aval constitucional no implica la destitución presidencial, sino que da paso a que se inicie el trámite del juicio político en la Asamblea Nacional, que debe seguir un proceso de presentación de argumentos y sumar mayoría en votación.

Tras evaluar el pedido de juicio, la Corte Constitucional consideró que en la solicitud “se han respetado los principios de legitimidad política y del debido proceso”, por lo que dio luz verde al Legislativo.

El tribunal, intérprete y garante de la constitución del país, adoptó la decisión con el voto de seis de los nueve magistrados integrantes. Recibió el pedido de enjuiciamiento por parte de bancadas legislativas presididas por el partido Unión por la Esperanza, afín al expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017).

El presidente deberá presentar pruebas en su defensa durante el juicio que le sigue.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Leonidas Iza, encabeza una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023.
El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Leonidas Iza, encabeza una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023. - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

El Congreso en el que la mayoría es oposición, aunque está dispersa, volvió a la carga contra Lasso luego de la divulgación de un reporte del medio digital La Posta, que reveló una supuesta estructura de corrupción para la asignación de cargos públicos en empresas estatales montada por Danilo Carrera, un cuñado de Lasso, quien no ha ocupado cargos en el gobierno.

En el caso también está implicado Hernán Luque, exdelegado del presidente en el directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO), y el empresario Rubén Cherres, cercano a Carrera y quien está siendo investigado por la fiscalía por narcotráfico.

Lasso, quien asumió la presidencia en mayo de 2021, niega las acusaciones y señala al Congreso de intentar “desestabilizar” a su impopular gobierno.

Aunque rechazó el fallo de la Corte, el gobierno dijo que lo respeta.

Esta decisión, de ninguna manera, valida los argumentos planteados por la legislatura en contra del presidente”, apuntó la Secretaria General de Comunicación del Gobierno en un comunicado.

Fantasma de ingobernabilidad

Acosados por un poderoso movimiento indígena y masivas protestas, tres presidentes fueron derrocados en Ecuador entre 1997 y 2005.

El fantasma de la ingobernabilidad ronda de nuevo al país, donde el presidente ha enfrentado violentas manifestaciones contra el alto costo de vida que dejaron seis muertos.

Lasso ya sobrevivió en junio pasado un intento del Legislativo para cesarlo en medio de las movilizaciones.

Indígenas participan en una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023.
Indígenas participan en una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023. - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

En esa ocasión los diputados no reunieron los votos necesarios. Para destituir a un mandatario se necesita la voluntad de 92 de los 137 asambleístas (dos terceras partes).

En un plazo máximo de hasta 45 días, deberán someter al mandatario al proceso de enjuiciamiento, que conlleva varios pasos previos.

”Lasso será enjuiciado políticamente y tendrá que responder por sus horrores e incompetencias ante la Asamblea”, dijo en Twitter la asambleísta Viviana Veloz, quien presentó el pedido de juicio junto a otros 58 legisladores.

Los asambleístas sostienen que el presidente, de 67 años, se encargó de “proteger los vínculos de una estructura criminal en las empresas públicas”.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Leonidas Iza, encabeza una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023.
El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, Leonidas Iza, encabeza una marcha hacia la Corte Constitucional para exigir la admisibilidad del juicio político contra el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, en Quito, el 28 de marzo de 2023. - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

El Ejecutivo sostuvo que el pedido de los asambleístas tiene “innumerables errores” y que “nunca tuvo ni tendrá sustento jurídico ni político alguno”.

El presidente Lasso, cuyo mandato terminaría en 2025, tiene a disposición una fórmula para evitar su enjuiciamiento político. Podría activar una figura constitucional de disolución del Legislativo, llamada muerte cruzada, sin mayor trámite. Eso le permitiría gobernar por decreto durante unos seis meses, antes de tener que convocar elecciones.

En caso de que Lasso llegara a ser destituido, le sucederá el vicepresidente Alfredo Borrero.

Agencias AFP y AP