Las últimas noticias sobre el coronavirus: Illa ve preocupantes los rebrotes, de los que solo se libran dos comunidades

Los titulares

  • Illa ve preocupantes los rebrotes, de los que solo se libran dos comunidades

  • Mascarilla siempre, en público, en Cataluña

  • Repunte de contagios por las decenas de rebrotes en toda España

  • Sanidad no tiene cifras fiables de muertes en residencias, que oscilan entre 27.359 y 32.843

  • Bolsonaro da positivo tras varios días con síntomas

  • Europa empeora su previsión y espera que el PIB caiga un 8,7 % en la eurozona

  • Disponible en un mes un test para detectar quién pasó el virus sin saberlo

  • Solo el 5,2% de los españoles tiene anticuerpos del coronavirus

  • La selectividad del coronavirus, ya en todas las comunidades

  • Más de 200 expertos en contradicen a la OMS en cómo se transmite el virus

  • Regeneron entra en fase final de ensayos para tratamiento de covid-19

  • Pekín no reporta nuevos casos de covid-19, por primera vez desde el rebrote

  • Australia confina Melbourne 6 semanas y cierra fronteras entre sus estados más poblados

  • Qué hay detrás del aumento imparable de casos en EEUU

Illa ve “preocupantes" los rebrotes: solo se libran dos comunidades

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido este martes que el Gobierno está “preocupado” por el incremento de los rebrotes registrados en España desde que comenzara la desescalada. Los rebrotes afectan a todas las comunidades salvo dos: Asturias y La Rioja.

“Desde el 11 de mayo en nuestro país ha habido 118 nuevos brotes, de los que ahora hay 67 activos. El que más nos preocupa es el de Lleida, en Cataluña, pero también el de A Mariña, en Galicia”, ha señalado.

Illa ha apuntado que no se puede descartar la posibilidad de volver a decretar el estado de alarma en caso de que se produjera una transmisión comunitaria. Si bien, ha recalcado que a día de hoy no se da ese escenario.

El ministro de Sanidad ha vuelto a repetir que “todo el mundo” llegó tarde a la pandemia y que “nadie estaba preparado”. “Decretamos un confinamiento con un número de contagios y muertos muy inferior al de otros países. Nuestro confinamiento fue muy duro y estricto”, ha recordado para añadir que el Estado puso a disposición “todos sus recursos”. “Hicimos un ejercicio de saber quién podría fabricar los productos que necesitábamos, y movimos los recursos necesarios para realizar las compras que, fundamentalmente, fueron en China”.

Asimismo, en referencia a las críticas del Partido Popular, que acusa al Gobierno de no haber dado a conocer las cifras reales de fallecidos, ha recalcado que el Ejecutivo ha tenido “transparencia absoluta” con los datos.“Nos hemos basado en los datos proporcionados por las comunidades autónomas”, ha reiterado.

Illa ha hecho un llamamiento a la prudencia y a la precaución y ha pronosticado que la vacuna estará disponible el año que viene, sobre la que ha dicho “habrá una distribución equitativa de la misma en función de la población y la necesidad en toda la UE”. Hasta entonces: “El virus está circulando entre nosotros y toda la precaución es poca”, ha añadido.

Preguntado por una valoración sobre la decisión de la Generalitat de hacer obligatorio el uso de mascarilla aunque haya distanciamiento, Illa ha sostenido que el uso de mascarilla ya es obligatorio en toda España, excepto en casos de patologías respiratorias: “Si alguna comunidad autónoma va más allá, no tengo nada que decir”, ha expresado.

Del mismo modo, ha evitado valorar si se debería de haber hecho un confinamiento perimetral del Segrià antes, porque “es una decisión que corresponde a la Generalitat”.

Illa ha opinado que las competencias sanitarias transferidas a las comunidades autónomas “han sido una fortaleza en esta crisis”, ha destacado la coordinación entre el Ministerio y las comunidades, así como la comunicación fluida con los responsables de salud y en concreto con la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés.

“Lo que nos toca hacer a quienes estamos en una posición de responsabilidad es mantener la calma y la serenidad. Y no perder el norte de lo que se debe hacer. Todos hemos visto la dureza de lo que estaba pasando”.

Mascarilla siempre, en público, en Cataluña

El uso de la mascarilla será obligatorio en toda Cataluña desde este jueves independientemente de que se cumpla o no la distancia de seguridad entre personas, según ha anunciado este miércoles el presidente de la Generalitat Quim Torra.

Lo ha anunciado durante su intervención en la sesión de control durante el pleno del Parlament, al ser cuestionado por su gestión en la situación de la comarca del Segrià (Lleida), que el Govern ha confinado por un rebrote de coronavirus.

Torra ha defendido que el Govern está “24 horas al día mirando lo que está pasando en los hospitales de Lleida, haciendo medidas de rastreo y de protección” y ha asegurado que quieren descentralizar la gestión de la zona confinada para que los ayuntamientos tengan todo el apoyo.

A primera hora de esta mañana, el ministro de Sanidad Salvador Illa aseguró en una entrevista en Catalunya Radio acerca de la posibilidad de hacer obligatorio el uso de mascarilla en la comunidad, que el uso de mascarilla ya es obligatorio en toda España, excepto en casos de patologías respiratorias. “Si alguna comunidad autónoma va más allá, no tengo nada que decir”, añadió.

Repunte de contagios por las decenas de rebrotes

España vuelve a experimentar un repunte de los contagios por coronavirus en el último día. Según el último balance del Ministerio de Sanidad, este martes se han registrado 124 positivos (el lunes fueron 78), un aumento que viene provocado por los brotes activos en diversos puntos del país.

La cifra de casos se sitúa en 252.130 (341 más que el acumulado conocido el lunes), mientras siguen creciendo los registrados en los focos de A Mariña, Lleida u Ordizia, entre los múltiples rebrotes de COVID-19 en decenas de municipios y comarcas españolas, que han obligado a confinar zonas.

Igualmente, se han notificado cuatro muertes en las últimas 24 horas y nueve en la última semana (cuatro en Madrid), para un total de 28.392 decesos oficiales para Sanidad. La cifra sigue en duda e incluso este lunes el propio Ministerio ha reconocido que la cantidad de fallecidos en residencias oscila entre 27.359 y 32.843

De los 124 positivos nuevos, 36 provienen de Cataluña, con el epicentro en Lleida y la comarca del Segriá, confinada por la Generalitat. Por detrás, Aragón (26), que sigue marcada por el foco de Huesca y Madrid (22). Sin embargo, el documento aún no da demasiado peso a Galicia, con apenas doscasos pese al brote en el norte de Lugo, que aumenta día tras día.

Los hospitalizados se elevan hasta los 125.616 desde el comienzo de la pandemia, con 157 en la última semana (notable incremento con lo comunicado ayer, 138). De ellos, la mayoría provienen de Madrid (46) y Castilla-La Mancha (26). El número de pacientes en la UCI es de 11.706, con siete derivados en los últimos siete días.

Este lunes, Fernando Simón confirmó que los datos oficiales no son los correctos, al hablar de “alrededor de 700 contagios en los últimos tres-cuatro días”, unas cantidades que sitúan a España en el peor punto del último mes en cuanto a contagios. Por ello, se muestra “preocupado”, aunque explica que todos los brotes aún están controlados y no cree que haya que tomar medidas mucho más drásticas “por ahora”.

Sin certidumbre en las residencias: hasta 5.000 muertos de diferencia

El Ministerio de Sanidad reconoce que la escasa calidad de los datos de muertes en residencias trasladados por las comunidades autónomas durante la pandemia ha dificultado su difusión, incluso una de ellas no los ha enviado, por lo que la cifra total oscila entre 27.359 y 32.843 fallecidos, según las fuentes.

El Resumen Nacional de Residencias, con datos hasta el 20 de junio, que el Ministerio ha mostrado a los responsables autonómicos, registra 27.359 fallecimientos en residencias: 9.003 casos (el 32,9 % de los fallecidos) por covid-19, en 9.830 se detectó sintomatología covid pero no se llegó a confirmar (35,9%) y el resto (31,2%) se atribuyen a otras causas.

Errores en las sumas y falta de periodicidad

El documento, al que ha tenido acceso Efe, recoge los datos enviados por las comunidades entre el 6 de abril y el 20 de junio y admite las dificultades de la plataforma del Sistema de Información “poco amigable” para el registro de esos datos, así como errores en la suma de residentes en centros intervenidos y en los propios datos de fallecimientos totales comparados con otras fuentes.

Incluso, señala que una comunidad no ha enviado los datos ni una sola vez a este registro y algunas no lo han hecho con la periodicidad exigida o lo hicieron fuera de plazo (dos de ellas solo notificaron una vez datos) en el sistema de información que marcó como obligatorio, a través de la Orden SND/275/2020 de 23 de marzo.

Añade que hay poca precisión en las causas de fallecimiento de los residentes, ausencia de depuración de los datos por el sistema, fechas incoherentes en el envío de la información o informes de centros intervenidos que no especifican las causas de la intervención.

En este documento, se especifica que el número total de centros intervenidos fue de 391 (el 5% del total) que acogían, en ese momento, a 31.406 residentes y contabiliza 7.756 centros en los que residen 340.571 mayores.

Bolsonaro, horas antes de conocerse su positivo por coronavirus.

Bolsonaro, positivo por coronavirus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acaba de dar positivo en la prueba de coronavirus a la que ha sido sometido este martes. Todo tras presentar durante el fin de semana algunos de los síntomas propios de la enfermedad. Además, antes incluso de conocer el resultado, ya había comenzado a tomar hidroxicloroquina, el controvertido fármaco que, sin pruebas científicas de su efectividad, ha sido defendido en numerosas ocasiones por el mandatario de extrema derecha.

Bolsonaro, que cumplió esta pasada primavera los 65 años, acudió el lunes al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia, donde le han realizado una radiografía pulmonar, después de presentar síntomas desde el sábado. Entre estos síntoma, una temperatura de 38 de fiebre, según ha revelado el periódico O Globo.

De momento, Bolsonaro había cancelado su agenda prevista para esta semana hasta conocer si ha contraído la enfermedad, que ha calificado de la "gripecita". Aseguraba ser inmune debido a su "historial de deportista".

Pese a los síntomas que ha estado presentando desde el fin de semana, el presidente Bolsonaro no escatimó en abrazos y apretones de manos, todo ello sin portar mascarilla, durante un almuerzo que mantuvo el sábado con algunos de sus ministros y otras autoridades políticas para conmemorar el Día de la Independencia de Estados Unidos en la residencia en Brasil del embajador estadounidense, Todd Chapman.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia en todo el mundo. Hasta el día de hoy 7 de Julio se reportaron en Brasil 1.626.071 casos de infectados, 65.556 de muertos y 1.072.229 de recuperados. Estas cifras son difundidas diariamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En relación al día anterior, se registraron 2787 casos más de afectados por coronavirus en Brasil.

Mientras varias regiones del país buscaban reactivar sus actividades con las debidas precauciones para evitar la propagación del virus y una posible nueva ola de la enfermedad, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, vetó la obligatoriedad de las mascarillas al interior de comercios, templos religiosos y escuelas, entre otros.

Europa empeora las proyecciones para España

La Comisión Europea (CE) empeoró este martes sus previsiones económicas de la eurozona, para la que ahora calcula una caída del producto interior bruto (PIB) del 8,7 % durante 2020, y de la Unión Europea (UE), donde anticipa un descenso del 8,3 % este año. España será la segunda que más caiga este año. Pero su crecimiento en 2021 será el segundo mejor.

En sus anteriores previsiones, publicadas en mayo, Bruselas esperaba que la pandemia de coronavirus provocaría un descenso del PIB del 7,7 % en los diecinueve países del euro y del 7,4 % en los Veintisiete.

Para 2021, el Ejecutivo comunitario sigue confiando en una recuperación de la economía y estimó que el producto interior bruto aumentará un 6,1 % en el área de la moneda compartida y un 5,8 % en toda la UE.

En cualquier caso, la Comisión reconoció en un comunicado que el crecimiento el año próximo será "ligeramente menos fuerte" de lo previsto en mayo, cuando se anunció un incremento del PIB del 6,3 % en la eurozona y del 6,1 % en el conjunto del club comunitario.

Bruselas destacó que el levantamiento de las medidas de confinamiento se está produciendo "a un ritmo más gradual" de lo asumido en sus previsiones de primavera, por lo que el impacto en la actividad económica durante 2020 "será más significativo de lo anticipado".

"El impacto económico del confinamiento es más grave de lo que esperamos inicialmente. Seguimos navegando por aguas turbulentas y afrontamos muchos riesgos, incluida otra gran ola de contagios", declaró el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis.

El político letón añadió que las estimaciones de Bruselas son "una poderosa ilustración" de los motivos por los cuales se necesita un acuerdo sobre el plan de recuperación tras la pandemia, que en la actualidad negocian los Estados miembros.

Pese al hundimiento económico, la Comisión espera que la recuperación gane tracción durante la segunda mitad de 2020, si bien admitió que será "incompleta y desigual entre los Estados miembros".

De hecho, el Ejecutivo comunitario subrayó que las diferencias en el impacto de la pandemia y en la "fortaleza de la recuperación" por países serán "todavía más pronunciadas" de lo adelantado en mayo.

Entre las grandes economías de la eurozona, Italia sufrirá la mayor caída del PIB este año (un 11,2 % menos), seguida de España (10,9 %), Francia (10,6 %), Holanda (6,8 %) y Alemania (6,3 %).

Durante 2021, el mayor crecimiento del producto interior bruto entre esos países tendrá lugar en Francia (un 7,6 % más), seguida de España (7,1 %), Italia (6,1 %), Alemania (5,3 %) y Holanda (4,6 %).

En cuanto a la inflación, la Comisión espera que sea del 0,3 % este año y del 1,1 % en 2021 en la eurozona, en tanto que en los Veintisiete se situará en el 0,6 % en 2020 y en el 1,3 % el ejercicio siguiente.

De todas formas, la CE recalcó que los riesgos para sus previsiones son "excepcionalmente altos y principalmente a la baja".

En ese sentido, mencionó que se sigue desconociendo la escala y duración de la pandemia, así como la necesidad de aplicar nuevos confinamientos en el futuro.

Así, las estimaciones de Bruselas asumen que las medidas de confinamiento seguirán relajándose y que no habrá una segunda ola de contagios.

CSIC logra un test con un 98% de fiabilidad: disponible en un mes

Bautizado como "Kit ELISA", el test de anticuerpos para detectar la inmunidad frente a la Covid-19 que han diseñado varios grupos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tiene una fiabilidad cercana ya al 100 por cien (supera el 98%) y estará a disposición de los hospitales en aproximadamente un mes y medio.

La nueva prueba serológica detecta esos anticuerpos y permite saber si una persona ha estado en contacto con el coronavirus SARS-CoV-2 y si su sistema inmunitario ha reaccionado.

La tecnología ha sido ya validada por los servicios de Inmunología de varios hospitales (La Princesa y La Paz, ambos en Madrid), y van a ser fabricados por una empresa española (la salmantina Immunostep).

Los test serológicos, han recordado los responsables del CSIC, son fundamentales para determinar quién ha contraído el virus y si está inmunizado frente a él.

El "Kit ELISA" se va a convertir, según los científicos que han participado en su desarrollo, en una de las tecnologías más fiables para la realización de test serológicos de la población, y se basa en procedimientos que ya se realizan de una forma habitual en muchos hospitales y laboratorios especializados.

Durante el confinamiento, cuatro grupos de investigación del Centro Nacional de Biotecnología trabajaron contra el crono para disponer de este tipo de test serológicos que permiten conocer quien contrajo el virus y si está inmunizado.

Ese análisis, han subrayado hoy los investigadores y los responsables del CSIC y de los hospitales, es crucial en la gestión de la pandemia, ya que una gran parte de los contagiados por el virus cursan la enfermedad sin síntomas o de una manera muy leve.

En este empeño se involucraron los grupos de los investigadores del CSIC Hugh Reyburn, Mar Valés, José María Casasnovas y José Miguel Rodríguez Frade, que consiguieron identificar una nueva proteína que funciona como antígeno y combinarla con otros antígenos virales para completar este test serológico.

"No buscábamos un test rápido; queríamos uno fiable y que nos proporcionara mucha información", ha manifestado Mar Valés durante la comparecencia.

Existen dos tipos de diagnóstico: las "PCR", que permiten saber si un paciente está contagiado por el coronavirus en el momento de su realización, y los test serológicos , que detectan anticuerpos y determinan si un individuo ha sido infectado con el SARS-CoV-2 y si su sistema inmunitario ha reaccionado frente al mismo.

Los test serológicos se realizan con muestras de sangre y detectan distintos tipos de anticuerpos (inmunoglobulinas): la IgM (inmunoglobulina M), la primera que se genera tras la infección e indica que la persona está iniciando la respuesta a la enfermedad; la IgG (inmunoglobulina G), se produce en un momento más avanzado de la infección e informa durante meses de que un individuo ha padecido la enfermedad; y la inmunoglobulina A (IgA), que se produce en estados tempranos, pero puede ser detectada también en fases tardías.

A diferencia de las PCR, el principal problema de los test serológicos -hasta ahora- es su poca fiabilidad, un problema que han resuelto los investigadores del CSIC, que ha protegido ya la nueva tecnología con una patente y la ha puesto a disposición del tejido industrial español, para evitar la dependencia de terceros países y conseguir que llegue cuanto antes a la sociedad.

Además de los "Kit ELISA", la nueva tecnología se puede producir en un formato de "tiras inmunocromatográficas" (una técnica similar a la que se emplea en las pruebas de embarazo), que también se conocen como test rápidos de anticuerpos, ya que el resultado se genera en solo 15 minutos, y el CSIC está ya negociando con varias empresas españolas la licencia de estos test en este formato para cubrir toda la demanda y a un precio económico.

El responsable de la empresa Immunostep, Ricardo Jara, se ha referido a éste como un ejemplo de lo que debe ser la colaboración público-privada y ha destacado que tras la labor de investigación pública que han llevado a cabo los científicos hay un tejido industrial que elimina la dependencia de terceros países para disponer de estas pruebas diagnósticas.

Aunque no ha precisado cuál será el precio definitivo del test, Jara si ha adelantado que será cuestión "de unos pocos euros".

Antes de comenzar la rueda de prensa intervino en el acto la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, para expresar su satisfacción por los resultados que empiezan a ver la luz tras el intenso trabajo que han llevado a cabo los investigadores durante los últimos meses.

Rosa Menéndez ha corroborado la responsabilidad que tenía el CSIC como principal organismo público de investigación español de volcarse en la búsqueda de soluciones que contribuyeran a superar esta crisis, ha agradecido la financiación extraordinaria del Gobierno y las donaciones privadas que han recibido para llevar a cabo los proyectos y ha concluido que "hoy" emergen los frutos de la excelencia de la ciencia española.

Solo el 5,2% de los españoles tiene anticuerpos del coronavirus

El 5,2% de los españoles tiene anticuerpos del coronavirus, según la tercera oleada del estudio de seroprevalencia presentado este lunes, por lo que lejos queda la inmunidad de grupo. Esta cifra es exactamente la misma que se había encontrado en la anterior ronda. Además, “se duplica el número de personas que pasan a no tener anticuerpos detectables”.

En la primera y segunda oleadas, solo un 5% y un 5,2% de los ciudadanos respectivamente habían superado la enfermedad, según los datos tomados por el Instituto de Salud Carlos III con una muestra de casi 70.000 participantes.

Esta es la principal conclusión del Estudio nacional de sero-epidemiología de la infección por SARS-Cov-2 en España, presentado este lunes en La Moncloa por el secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco; la directora del Centro Nacional de Epidemiología, Marina Pollán, y la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti.

“La ciudadanía española ha mostrado una actitud ejemplar”, ha recalcado Blanco al inicio de la rueda de prensa. Sobre el estudio, ha puesto en valor que “tuvimos que hacer el avión mientras volaba”, antes de recalcar lo mucho que se ha tenido que trabajar para sacar adelante “una misión casi imposible, un reto que muchos consideraban irrealizable”.

Por su parte, Yotti ha destacado la alta tasa de adherencia y participación por parte de las personas analizadas, desde bebés hasta ancianos, como una de las fortalezas del estudio. “La participación ha sido en la tercera ronda, muy elevada. En total en las tres rondas supera el 75%”, ha destacado.

También ha lanzado un mensaje de “prudencia” a aquellos que han pasado la enfermedad y ha recordado que no supone una inmunidad ni que ésta sea duradera: “No hay que relajarse, hay que seguir protegiéndose y protegiendo a los demás”.

Evolución de los anticuerpos

Uno de los objetivos del estudio, realizado a lo largo de dos meses, era ver la evolución de los anticuerpos. Lo que se ha observado es una una tasa global de seroconversión —personas que no tenían anticuerpos en la primera oleada y que los han desarrollado a lo largo del estudio al tener contacto con el virus— del 0,9% entre la ronda 1 y la ronda 2, un porcentaje algo menor (0,7%) entre la ronda 2 y la ronda 3. Esto refleja la baja aparición de nuevas infecciones tras el confinamiento.

Pupitre con indicaciones del alumno al que corresponde durante un examen (Foto: EFE)

La selectividad del coronavirus, ya en toda España

Las pruebas para acceder a la Universidad se generalizan ya en toda España, pues si bien alguna comunidad aprovechó el final de junio para hacerlas, es esta semana cuando la mayoría llama a sus alumnos para realizar unos exámenes retrasados por el coronavirus y presididos por medidas especiales.

Esta semana comienza la EBAU/EVAU en doce comunidades: Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, País Vasco y La Rioja.

Mientras que los estudiantes de Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura y Navarra ya las han realizado.

MEDIDAS ESPECIALES

Más sedes y espacios en las universidades para hacer las pruebas, a los que se suman en algunos sitios institutos, separación de 1,5 metros entre las mesas donde se examinan los alumnos y tener a disposición geles son algunas de las medidas de higiene y seguridad que tienen que cumplirse.

Los alumnos, examinadores y personal de seguridad deben llegar al examen con mascarilla y no pueden intercambiarse ningún material como bolígrafos.

En algunas facultades como las de la Universidad Complutense de Madrid, los estudiantes entrarán directamente a los edificios asignados y en su aula deberán sentarse en los asientos marcados con una pegatina, donde habrá una pulsera de un color que servirá para identificar los baños y espacios comunes establecidos para ellos.

También en muchas ciudades habrá refuerzos del transporte y controles de afluencia para que las personas lleguen con más tranquilidad.

¿CÓMO AFRONTAR EL EXAMEN?

Estas pruebas siempre provocan nervios entre los estudiantes (el pasado curso se presentaron al examen ordinario cerca de 220.000 personas), pero aún más este curso ante los cambios por la covid-19, sostiene el profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles.

Los síntomas más frecuentes a la hora de afrontar estas pruebas, según este experto, son: irritabilidad, susceptibilidad, mal humor, insomnio, algún malestar físico, aparición de pensamientos negativos, miedo al fracaso y a "quedarse en blanco".

Para solventar estas sensaciones, además del estudio con la técnica de lectura rápida, lectura comprensiva, subrayado, esquema/resumen, reglas nemotécnicas y memoria fotográfica, es importante realizar alguna técnica de relajación antes de acostarse y llevar una vida saludable.

El día del examen es esencial desayunar bien y acudir con tiempo, si puede ser, en transporte público.

Para mantener las energías, es recomendable llevar agua y algo sólido por si la prueba o el tiempo de espera se alarga.

El profesor Miralles señala que, una vez allí, se ha de evitar un último repaso en profundidad, puesto que esa información ya está almacenada en la memoria.

"Conviene no comentar el temario con los compañeros, pues cabe la posibilidad que estén muy nerviosos y transmitir su intranquilidad", afirma.

Cuando llegue el momento de la verdad, durante la realización de la prueba, este profesor del CEU San Pablo incide en la importancia de leer primero todas las preguntas y, si hay alguna que no se entiende bien, consultar al examinador.

Recomienda llevar un reloj y controlar el tiempo que le queda a la prueba.

Si es posible, "es bueno dejar algo de tiempo para repasar y, sobre todo, si no se está seguro de alguna palabra, cambiarla por un sinónimo para evitar las faltas de ortografía".

Una vez concluido el examen, celebrar que se ha finalizado.

CRÍTICAS AL MODELO DE PRUEBA

Los ministros de Educación y Universidades, Isabel Celaá y Manuel Castells, respectivamente, han reiterado en numerosas ocasiones que ningún alumno perderá el curso o se verá afectado por la covid-19. La prueba incluirá todo el temario, pero cada estudiante podrá seleccionar un número de preguntas por bloque para garantizar al cien por cien que versará sobre contenidos que hayan trabajado.

Además, el modelo de prueba no se alejará de los formatos que las universidades han puesto a disposición del alumnado y el profesorado para el curso.

No obstante, siguen las críticas desde algunos colectivos educativos y formaciones políticas como PP, Ciudadanos y Vox en cuanto a que las preguntas de la prueba son distintas en cada comunidad, por lo que piden una EBAU única para toda España.

Además, rechazan que se haya permitido que las comunidades puedan dejar aprobar segundo de Bachillerato con más suspensos que en otras ocasiones y ello haga que los alumnos vayan a estar mejor o peor formados.

También algunos expertos han apuntado sobre que puede haber diferencias, en este caso para bien, en la preparación de los alumnos que sí han podido acudir unos días a clase tras la crisis sanitaria para repasar el examen.

Y colectivos estudiantiles critican asimismo la variedad de precios entre comunidades en las tasas para poder presentarse a estas pruebas.

Más de 200 expertos contradicen a la OMS en cómo se transmite el virus

El coronavirus está encontrando nuevas víctimas en todo el mundo, en bares y restaurantes, oficinas, mercados y casinos, dando lugar a grupos temibles de infección que confirman cada vez más lo que muchos científicos han estado diciendo durante meses: el virus permanece en el aire en ambientes interiores, infectando a los que están cerca.

Si la transmisión aérea es un factor significativo en la pandemia, especialmente en lugares abarrotados y con poca ventilación, las consecuencias para la contención serán significativas. Es posible que se necesiten máscaras en interiores, incluso en entornos socialmente distantes. Los trabajadores sanitarios pueden necesitar máscaras N95 que filtran incluso las gotas respiratorias más pequeñas a medida que atienden a pacientes con coronavirus.

Es posible que los sistemas de ventilación en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios necesiten minimizar la recirculación de aire y agregar nuevos filtros potentes. También es probable que se necesiten luces ultravioletas para matar las partículas virales que flotan en pequeñas gotas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sostenido durante mucho tiempo que el coronavirus se transmite principalmente por grandes gotas respiratorias que, una vez expulsadas por personas infectadas con tos y estornudos, caen rápidamente al suelo.

Pero en una carta abierta a la OMS, 239 científicos en 32 países han resumido la evidencia que muestra que las partículas más pequeñas pueden infectar a las personas y están pidiendo a la agencia que revise sus recomendaciones. Los investigadores planean publicar su carta en una revista científica.

Incluso en su última actualización sobre el coronavirus, publicada el 29 de junio, la OMS dijo que la transmisión del virus en el aire es posible solo después de procedimientos médicos que producen aerosoles o gotas de menos de cinco micras (un micrón es igual a 1 millonésima parte de un metro).

La ventilación adecuada y las máscaras N95 sólo son necesarias en esas circunstancias, según la OMS. En cambio, su guía de control de infecciones, antes y durante esta pandemia, ha promovido en gran medida la importancia del lavado de manos como estrategia de prevención primaria, a pesar de que hay pruebas limitadas de la transmisión del virus desde las superficies. (Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ahora dicen que es probable que las superficies incluso jueguen un papel menor).

La doctora Benedetta Allegranzi, líder técnica de la OMS en control de infecciones, dijo que la evidencia de que el virus se propaga por el aire no era convincente.

"Especialmente en los últimos meses, hemos estado afirmando varias veces que consideramos que la transmisión aérea es posible, pero ciertamente no está respaldada por evidencia sólida o incluso clara", dijo. "Hay un fuerte debate sobre esto".

Pero las entrevistas con casi 20 científicos, incluidos una docena de consultores de la OMS y varios miembros del comité que diseñaron la guía, y los correos electrónicos internos muestran la imagen de una organización que, a pesar de las buenas intenciones, no está al día con la ciencia.

Ya sea que lo transporten grandes gotas que se elevan por el aire después de un estornudo, o por gotas exhaladas mucho más pequeñas que pueden deslizarse a lo largo de una habitación, dijeron estos expertos, el coronavirus se transmite por el aire y puede infectar a las personas cuando se inhala.

La mayoría de estos expertos señalaron la reducción del presupuesto de la OMS, y las difíciles relaciones políticas que tiene que gestionar, especialmente con Estados Unidos y China. También elogiaron al personal del organismo por realizar sesiones informativas diarias y responder incansablemente a preguntas sobre la pandemia.

Pero el Comité de Prevención y Control de Infecciones en particular, dijeron los expertos, está sujeto a una visión rígida de la evidencia científica, es lento y reacio al riesgo de actualizar su guía y permite que algunas voces conservadoras griten la disonancia.

"Morirán defendiendo su punto de vista", dijo una consultora de la OMS hace un tiempo, que no deseaba ser identificada debido a su continuo trabajo para la organización. Incluso sus partidarios más firmes dijeron que el comité debería diversificar su experiencia y relajar sus criterios de prueba, especialmente en un brote de rápido movimiento.

"Me siento frustrada por los problemas del flujo de aire y el tamaño de las partículas", dijo Mary-Louise McLaws, miembro del comité y epidemióloga de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney.

"Si comenzamos a revisar el flujo de aire, tendríamos que estar preparados para cambiar mucho de lo que hacemos", dijo. "Creo que es una buena idea, una muy buena idea, pero causará un enorme estremecimiento en la sociedad de control de infecciones".

A principios de abril, un grupo de 36 expertos en calidad del aire instó a la OMS a considerar la creciente evidencia sobre la transmisión del coronavirus en el aire. La agencia respondió con prontitud y llamó a Lidia Morawska, líder del grupo y consultora de la OMS desde hace mucho tiempo, para concertar una reunión.

Pero la discusión estuvo dominada por unos pocos expertos que eran firmes partidarios del lavado de manos y consideraron que debía enfatizarse sobre los aerosoles, según algunos participantes, y el consejo del comité se mantuvo sin cambios.

Morawska y otros señalaron varios incidentes que indican la transmisión del virus en el aire, particularmente en espacios interiores poco ventilados y abarrotados. Dijeron que la OMS estaba haciendo una distinción artificial entre aerosoles pequeños y gotas más grandes, a pesar de que las personas infectadas producen ambos.

"Sabemos desde 1946 que toser y hablar generan aerosoles", dijo Linsey Marr, experta en transmisión de virus en el aire en Virginia Tech.

Los científicos no han podido cultivar el coronavirus a partir de aerosoles en el laboratorio. Pero eso no significa que los aerosoles no sean infecciosos, dijo Marr: la mayoría de las muestras en esos experimentos provienen de habitaciones de hospital con un buen flujo de aire que diluiría los niveles virales.

En la mayoría de los edificios, dijo, "la tasa de intercambio de aire suele ser mucho más baja, lo que permite que los virus se acumulen en el aire y supongan un mayor riesgo".

La OMS también se basa en una definición anticuada de transmisión aérea, dijo Marr. La agencia cree que un patógeno en el aire, como el virus del sarampión, tiene que ser altamente infeccioso y viajar largas distancias.

En general, la gente "piensa y habla de la transmisión por vía aérea de manera profundamente estúpida", dijo Bill Hanage, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

"Tenemos la noción de que la transmisión por aire significa gotas que cuelgan en el aire capaces de infectarte muchas horas después, que van a la deriva por las calles, a través de los buzones y que llegan a las casas de todas partes", dijo Hanage.

Todos los expertos están de acuerdo en que el coronavirus no se comporta de esa manera. Marr y otros dijeron que el coronavirus parecía ser más infeccioso cuando la gente estaba en contacto prolongado a corta distancia, especialmente en interiores, y más aún en eventos de superdifusión, exactamente lo que los científicos esperaban de la transmisión en aerosol.

Desaciertos de la OMS

La OMS se ha encontrado en desacuerdo con grupos de científicos más de una vez durante esta pandemia. La agencia se quedó atrás de la mayoría de sus países miembros en el apoyo al uso de mascarillas en público. Mientras que otras organizaciones, incluida la CDC, han reconocido desde hace tiempo la importancia de la transmisión por parte de personas sin síntomas.

"A nivel de los países, muchos de los técnicos de la OMS se rascan la cabeza", dijo un consultor de una oficina regional del Asia sudoriental, que no quiso ser identificado porque le preocupaba perder su contrato. "Esto no nos está dando credibilidad". El consultor recordó que los funcionarios del organismo internacional de su país eran los únicos que no llevaban máscaras después de que el gobierno de ese país los respaldara.

Muchos expertos dijeron que la OMS debería adoptar lo que algunos llamaron "principio de precaución" y otros "necesidades y valores", es decir, la idea de que incluso sin pruebas definitivas, la agencia debería asumir lo peor del virus, aplicar el sentido común y recomendar la mejor protección posible.

"No hay pruebas irrefutables de que el SARS-CoV-2 viaja o se transmite significativamente por medio de aerosoles, pero no hay absolutamente ninguna evidencia de que no sea así", dijo Trish Greenhalgh, médico de atención primaria de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña. "Así que en este momento tenemos que tomar una decisión ante la incertidumbre, y por Dios, será una decisión desastrosa si nos equivocamos", dijo. "Así que, ¿por qué no nos enmascaramos durante unas semanas, por si acaso?"

Después de todo, la OMS parece dispuesta a aceptar sin muchas pruebas la idea de que el virus puede ser transmitido desde las superficies, ella y otros investigadores señalaron, incluso cuando otras agencias de salud han dado un paso atrás enfatizando esta ruta.

"Estoy de acuerdo en que la transmisión de fómites no está directamente demostrada para este virus", dijo Allegranzi, líder técnico de la OMS en el control de la infección, refiriéndose a los objetos que pueden ser infecciosos. "Pero es bien sabido que otros coronavirus y virus respiratorios se transmiten por contacto con el fómito".

El organismo también debe considerar las necesidades de todos sus países miembros, incluidos los que tienen recursos limitados, y asegurarse de que sus recomendaciones se atenúan por "la disponibilidad, la viabilidad, el cumplimiento y las consecuencias en materia de recursos", dijo.

Los aerosoles pueden desempeñar un papel limitado en la propagación del virus, dijo Paul Hunter, miembro del comité de prevención de infecciones y profesor de medicina de la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña. Pero si la OMS presiona para que se adopten medidas de control rigurosas en ausencia de pruebas, los hospitales de los países de ingresos bajos y medios pueden verse obligados a desviar los escasos recursos de otros programas cruciales.

"Ese es el equilibrio que una organización como la OMS tiene que lograr", dijo. "Es lo más fácil del mundo decir: 'Tenemos que seguir el principio de precaución', e ignorar los costos de oportunidad de eso". En las entrevistas, otros científicos criticaron este punto de vista como paternalista. "¿No vamos a decir lo que realmente pensamos, porque pensamos que no puedes lidiar con ello? No creo que eso sea correcto", dijo Don Milton, un experto en aerosoles de la Universidad de Maryland. Incluso las máscaras de tela, si son usadas por todos, pueden reducir significativamente la transmisión, y la Organización Mundial de la Salud debería decirlo claramente, agregó.

Varios expertos criticaron los mensajes de la OMS durante la pandemia, diciendo que el personal parece valorar más la perspectiva científica que la claridad.

"Lo que usted dice está diseñado para ayudar a la gente a entender la naturaleza de un problema de salud pública", dijo William Aldis, un colaborador de la OMS con sede en Tailandia desde hace mucho tiempo. "Eso es diferente a describir científicamente una enfermedad o un virus".

La OMS tiende a describir "una ausencia de evidencia como evidencia de ausencia", añadió Aldis. En abril, por ejemplo, la OMS dijo: "Actualmente no hay pruebas de que las personas que se han recuperado del Covid-19 y tienen anticuerpos estén protegidas de una segunda infección". La declaración tenía por objeto indicar incertidumbre, pero la frase avivó el malestar del público y mereció las reprimendas de varios expertos y periodistas. La Organización Mundial de la Salud finalmente se desdijo.

En una instancia menos pública, la OMS dijo que no había "ninguna evidencia que sugiriera" que las personas con VIH tuvieran un mayor riesgo de contraer el coronavirus. Después de que Joseph Amon, el director de salud global de la Universidad de Drexel en Filadelfia, que ha formado parte de muchos comités de la agencia, señaló que la frase era engañosa, la OMS la cambió para decir que el nivel de riesgo era "desconocido".

Pero el personal de la OMS y algunos miembros dijeron que los críticos no daban suficiente crédito a sus comités. "Los que se hayan sentido frustrados pueden no saber cómo funcionan los comités de expertos de la OMS, trabajan lenta y deliberadamente", dijo McLaws.

Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS, dijo que los miembros del personal de la agencia estaban tratando de evaluar las nuevas pruebas científicas lo más rápido posible, pero sin sacrificar la calidad de su revisión. Añadió que la agencia intentará ampliar la experiencia y las comunicaciones de los comités para asegurarse de que todos sean escuchados. "Nos tomamos en serio cuando los periodistas o científicos o cualquiera que nos desafía a ser mejores", dijo. "Definitivamente queremos hacerlo mejor".

Regeneron entra en fase final de ensayos para tratamiento de covid-19

La compañía farmacéutica Regeneron anunció el lunes que estaba entrando en la última fase de sus ensayos clínicos en humanos de la investigación que realiza para obtener un fármaco que trate y prevenga la covid-19.

El medicamento, llamado REGN-COV2, es una combinación de dos anticuerpos que bloquean la "proteína de punta" que usa el coronavirus para invadir las células humanas.

La compañía está llegando a la fase 3 del ensayo, la última, para determinar si su medicamento puede prevenir infecciones entre las personas recientemente expuestas al virus, por ejemplo, a través de otra persona en su hogar.

Este ensayo, realizado conjuntamente con el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), se espera que se aplique a 2.000 pacientes estadounidenses.

"Estamos complacidos de colaborar con NIAID para estudiar el REGN-COV2 en nuestra búsqueda por prevenir la propagación del virus con un cóctel de anticuerpos antivirales que podría estar disponible mucho más rápido que una vacuna", dijo el presidente de Regeneron, George Yancopoulos.

De la misma manera, Regeneron anunció que se estaba llegando a la última fase para determinar la capacidad del cóctel de medicamentos para el tratamiento de pacientes con covid-19 hospitalizados y no hospitalizados.

Esto involucrara a 1.850 pacientes hospitalizados y a 1.050 no hospitalizados en Estados Unidos, Brasil, México y Chile, cuyos datos preliminares se esperan para finales del verano boreal.

Los científicos de Regeneron evaluaron miles de anticuerpos cosechados de ratones genéticamente modificados y de humanos, identificando los dos más potentes contra el virus del SARS-CoV-2, que no compitan entre sí.

La compañía utiliza una estrategia de anticuerpos múltiples para disminuir las posibilidades de que el virus mute para evadir la acción de bloqueo de un anticuerpo único, un abordaje detallado en un estudio reciente en la revista Science.

El año pasado, un cóctel de triple anticuerpo desarrollado por Regeneron demostró ser efectivo contra el virus del Ébola.

Pekín no reporta nuevos casos, por primera vez desde el rebrote

Pekín anunció el martes que no registró nuevos casos de contaminación con el nuevo coronavirus por primera vez desde la aparición de un foco de contagios en la capital china en junio, que llegó a provocar temores de una segunda oleada doméstica.

Un total de 335 personas han sido infectadas desde que surgió un brote en el mercado mayorista Xinfadi, en Pekín, a principios de junio.

La comisión de salud de la capital china informó el martes que detectó solo un caso asintomático el día anterior, que China no incluye en sus recuentos de casos confirmados.

Las autoridades chinas aún investigan la causa del último brote, pero trascendió que el virus se detectó en tablas utilizadas para cortar salmón importado en el mercado de Xinfadi, lo que provocó una prohibición de ciertas importaciones y un mayor escrutinio de proveedores de alimentos extranjeros.

El gobierno de Pekín ha examinado a más de 11 millones de personas por covid-19 desde el 11 de junio, aproximadamente la mitad de la población de la ciudad, dijeron funcionarios en conferencia de prensa.

Vecinos hicieron largas y pacientes colas en el calor del verano delante de sitios de realización de exámenes en toda la ciudad, en junio, con cientos de miles de muestras recolectadas cada día.

Los confinamientos localizados en toda la ciudad se han aliviado en los últimos días, y las personas que viven en áreas de la ciudad consideradas de "bajo riesgo" ahora pueden viajar libremente nuevamente.

El brote de Pekín está "estabilizándose y mejorando", dijo a la prensa Pang Xinghuo, subdirector del centro de la ciudad para el control de enfermedades.

China había controlado en gran medida el brote inicial antes de que se detectara el nuevo foco de Pekín, el mes pasado.

Desde entonces, el gobierno también impuso un estricto bloqueo a casi medio millón de personas en la vecina provincia de Hebei para contener un nuevo foco, adoptando las mismas medidas estrictas impuestas en el apogeo de la pandemia en el epicentro de la ciudad de Wuhan a principios de este año.

Agentes de la policía hablan con una mujer en unos apartamentos bajo confinamiento este lunes en Melbourne. (AP Photo/Andy Brownbill)

Confinados en Melbourne durante 6 semanas

Las autoridades australianas anunciaron este martes que impondrán desde la medianoche del miércoles el confinamiento durante 6 semanas en Melbourne, con cerca de 4,9 millones de habitantes, tras un rebrote de la COVID-19.

El jefe del Ejecutivo del estado australiano de Victoria, Daniel Andrews, cuya capital es Melbourne, anunció la medida con el objetivo de controlar la expansión de los nuevos contagios, que este martes registraron en esta jurisdicción 191 nuevos casos, la mayoría por contagios locales y al menos 37 vinculados a focos desconocidos.

Andrews, cuyo gobierno ya impuso medidas drásticas durante la parte más dura de la pandemia en Australia, también anunció el reconfinamiento del municipio de Mitchell, situado a 77 kilómetros de Melbourne, por el alto número de infecciones en esa área rural.

El político recalcó que los habitantes de Victoria deben "ser realistas acerca de las circunstancias que afrontamos. Tenemos que ser claros entre nosotros de que esto no ha terminado. Pretender que ha pasado porque así lo queremos no es la respuesta. Eso es parte del problema".

El rebrote del coronavirus se atribuye al incumplimiento de las medidas de restricción social por parte de los guardias de seguridad en los hoteles en donde los viajeros que retornaban a Melbourne cumplen una cuarentena de dos semanas.

El rebrote de coronavirus en Melbourne, que registra casi la totalidad de las infecciones diarias en Australia, ha puesto en riesgo la estrategia del país oceánico, que registra más de 8.500 casos, incluyendo 105 fallecidos, para normalizar las actividades en su territorio.

Fronteras cerradas entre los estados más poblados

Los estados australianos de Victoria y Nueva Gales del Sur, los más poblados del país, cerraron sus fronteras la medianoche de este lunes por un rebrote de COVID-19 en la ciudad de Melbourne.

El cierre de la frontera común, que fue la única que permaneció abierta durante el peor momento de la crisis de COVID-19 en Australia, fue anunciado después de que se registraran este lunes 127 infecciones, la mayor cifra diaria en esa jurisdicción desde el inicio de la pandemia, además de una muerte de una persona nonagenaria.

La población conjunta de los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur es de 13,9 millones, lo que supone más del 50 por ciento del total de Australia.

La medida inédita fue acordada en una llamada telefónica entre el jefe del Ejecutivo de Victoria, Daniel Andrews, el primer ministro australiano, Scott Morrison, y la jefa del Ejecutivo de Nueva Gales del Sur (NSW, siglas en inglés), Gladys Berijiklian.

La vigilancia de la frontera, que se extiende en el interior a lo largo de 4.635 kilómetros, esta a cargo de NSW para "evitar drenar recursos que están comprometidos en luchar contra el virus en nuestro estado", precisó Andrews, al referirse este cierre limítrofe, el primero en unos cien años.

Imagen de Miami Beach, en Florida, uno de los estados donde los contagios van de récord en récord. Crédito: mpi04/MediaPunch /IPX

Qué hay detrás del aumento imparable de casos en EEUU

El coronavirus parece ir a la baja en muchos lugares del mundo, pero desde luego no en Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias de ese país observan con preocupación el incremento diario de nuevos casos en una curva particularmente pronunciada en los últimos días.

El pasado jueves se dio a conocer un nuevo y alarmante récord: 50.000 contagios en un solo día. El viernes se registraron más de 60.000 infectados y, este último sábado, Día de la Independencia, más de 43.000.

En este contexto, los distintos estados adoptan medidas para reducir las aglomeraciones, en un intento de detener la propagación del virus.

Los líderes estatales y especialistas de salud no se ponen de acuerdo en cuál es la causa de esta clara tendencia al alza.

El aumento de las pruebas de diagnóstico en todo EE.UU. ha influido en que suba el recuento de casos.

Pero la tasa de positivos revela que el aumento de pruebas no explica por sí solo el incremento de casos.

Para el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., el incremento de casos tiene una relación directa con la relajación de las cuarentenas en la mayoría de los estados.

La Organización Mundial de la Salud dice que los estados deben tener una tasa de positivos del 5% o inferior durante dos semanas antes de poder suavizar las restricciones a la movilidad.

Estados del sur como Texas, Florida, Arizona y California se han convertido en los nuevos epicentros de la pandemia en el país.

En cada uno de ellos se repite el patrón que sugiere Fauci.

Reapertura en Texas

Después de casi tres meses en los que los nuevos casos oscilaban entre los 1.000 y 2.000 diarios, el recuento de contagios en Texas se disparó en las últimas dos semanas, superando los 6.000 en un solo día.

Este pronunciado aumento se ve reflejado en una cifra récord de ingresos hospitalarios, que aviva el temor a que los hospitales del estado pronto se vean desbordados.

¿Por qué el aumento? Muchos apuntan a la relajación de las medidas de confinamiento.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, permitió que la orden de permanecer en casa expirara el 30 de abril, con casi todos los negocios, incluidos bares y restaurantes, operando al menos al 50% de su capacidad a primeros de junio.

La semana pasada, en plena subida, el gobernador mandó cerrar todos los bares y ordenó que los restaurantes redujeran su capacidad.

El covid-19 en Texas (Imagen: HHS vía BBC Mundo)

"Si pudiera volver atrás y rehacerlo todo, probablemente habría ralentizado la reapertura de los bares", le dijo Abbott a una emisora local de El Paso.

Los restaurantes y bares llenos también parecen encajar con otra tendencia nacional: la media de edad de las personas diagnosticadas con covid-19 ha bajado gradualmente a lo largo de la pandemia.

Las normas sobre el uso de mascarillas son uno de los factores que diferencian a Texas de aquellos que tienen tasas menores de transmisión.

En 11 estados con políticas de uso de mascarillas, incluidos Nueva York e Illinois, el número de casos nuevos ha bajado un 25% en las últimas dos semanas, según un análisis del diario Philadelphia Inquirer.

Del otro lado, en estados donde solo algunos empleados deben llevar mascarillas, los nuevos casos han aumentado en una media del 70%.

La juventud en Florida

La orden de permanecer en casa en Florida expiró poco después de la de Texas, el 4 de mayo.

Si bien los condados más poblados del estado -Miami Dade y Broward- se contuvieron hasta el 18 de mayo, Florida adoptó una de las estrategias de reapertura más agresivas de EE.UU.

Las instalaciones de Disney y las playas empezaron a reabrir a finales de mayo, justo cuando los ciudadanos de todo el país celebraban el feriado del día del Recuerdo.

Para junio, los bares, restaurantes, gimnasios y tiendas reanudaban las actividades.

En las últimas dos semanas, los casos se han quintuplicado en Florida, según el diario The New York Times.

Los ingresos hospitalarios también están ascendiendo, pero la tasa de muerte no ha experimentado una fuerte subida.

El hospital público más grande de Miami anunció que dejará de realizar intervenciones quirúrgicas no urgentes a partir del lunes.

La carga de casos en el Jackson Memorial se ha duplicado en las últimas dos semanas.

El covid-19 en Florida (Imagen: HHS vía BBC Mundo)

La respuesta del gobernador del estado, el republicano Ron DeSantis, a estos datos coincide con lo que dice la Casa Blanca: se hacen más pruebas y hay más jóvenes contagiados.

Pero algunos especialistas dicen que incluso con el aumento de pruebas, los números todavía apuntan a que la expansión se debe a un mayor contacto social.

DeSantis no ha llegado a aplicar nuevas medidas obligatorias para contener el contagio de la covid-19, pero alcaldes del sur de Florida, la región más golpeada, están discutiendo nuevos pasos.

En Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach, las playas estarán cerradas este fin de semana por las celebraciones del 4 de julio, el Día de la Independencia.

Una imagen de Misuri a finales del mes de mayo. (Foto: BBC Mundo)

El alcalde del condado Miami Dade, Carlos Giménez, limitará también las reuniones a no más de 50 personas, con mascarillas obligatorias.

El calor de Arizona

El estado de Arizona es quizá la región con un incremento más alarmante en todo EE.UU.

A mediados de junio, un epidemiólogo de Harvard observó que el estado tenía una cifra de casos y una tasa de positivos superior a las de Brasil y Perú en aquel momento.

Se trata también de una historia reconocible: la subida de casos siguió a su proceso de reapertura.

El gobernador republicano Doug Ducey levantó la orden de quedarse en casa el 15 de mayo.

Desde entonces, se reabrieron restaurantes, bares, casinos, gimnasios, clubs de golf y piscinas.

Había recomendaciones sanitarias, pero no una obligación de cubrirse la cara o reglas para el distanciamiento social.

Además de la cantidad de casos, la velocidad a la que aumentan es lo que preocupa a los expertos en salud.

El clima caluroso de Arizona puede estar empeorando el problema, ya que muchos optan por actividades de interior por las altísimas temperaturas.

El covid-19 en Arizona (Imagen: ADHS vía BBC Mundo)

En este contexto, los hospitales de Arizona, que están en modo de emergencia, han advertido que las unidades de cuidados intensivos (UCI) pueden quedar desbordadas.

Tras las críticas recibidas por su falta de acción, el gobernador Ducey ordenó el 29 de junio que los bares, los locales nocturnos, los gimnasios, los cines y los parques acuáticos cierren al menos durante 30 días para paliar el estrés sobre el sistema de salud.

California, del elogio a la alarma

De los cuatro estados más golpeados por el resurgimiento de casos. California es en muchos aspectos un caso aparte.

Su orden de permanecer en casa del 19 de marzo -la primera en el país- fue ampliamente elogiada como responsable de contener las muertes que se veían en otros estados grandes como Nueva York y Nueva Jersey.

Pero dos meses después de que el gobernador demócrata Gavin Newsom dijera que la curva de la covid-19 se había aplanado, los casos están en alza.

Los ingresos hospitalarios se dispararon un 43% en las últimas dos semanas.

Autoridades sanitarias locales han advertido que uno de cada 140 residentes puede tener el virus sin saberlo: la semana pasada el cálculo era de uno de cada 400.

Las autoridades de California achacan la subida en parte a un aumento de las reuniones sociales y familiares, en particular en los residentes de edades entre 18 y 49 años, que componen la mayoría de los casos positivos en el estado.

El covid-19 en California (Imagen: CDPH vía BBC Mundo)

La relajación de las restricciones en negocios de interior, como gimnasios y restaurantes, probablemente también jugó un papel importante.

El pasado domingo, siete condados, incluido el de Los Ángeles, recibieron la orden de cerrar los bares.

Condados y ciudades como San Francisco han revertido los planes de reapertura.

Brotes del virus han emergido en prisiones y residencias de mayores así como en áreas rurales y urbanas.