Coronavirus comienza a ralentizar revolución de la energía solar

Bloomberg News
1 / 2

Coronavirus comienza a ralentizar revolución de la energía solar

(Bloomberg) -- El brote de coronavirus amenaza con frenar la revolución mundial de la energía solar, mientras reduce el suministro de equipos clave para los parques solares y eólicos dentro y fuera de China.

A medida que los casos de la enfermedad aumentaban durante la semana pasada, los fabricantes, incluido Trina Solar Ltd., encendían las alarmas por los retrasos en la producción, mientras que los desarrolladores, como Manila Electric Co. en Filipinas, dijeron que los proyectos se retrasarían.

“Si el brote del virus se prolonga más allá del primer trimestre y se extiende a más geografías, como sucede actualmente en Corea e Italia, entonces muy bien podría ralentizar el despliegue global de energía renovable”, dijo Ali Izadi-Najafabadi, jefe de análisis en Asia de BloombergNEF, quien redujo su perspectiva para las instalaciones este año.

Si bien China está comenzando lentamente a volver a trabajar tras un cierre prolongado para contener la propagación del virus, muchas fábricas aún no están a plena capacidad debido a la falta de personal y materias primas. Los fabricantes ecológicos no están exentos, con analistas y grupos industriales destacando el potencial de mayores costos y un golpe para las operaciones en el extranjero, especialmente si el brote permanece.

Por ahora, el impacto en las empresas ecológicas sigue siendo manejable y se limita principalmente a las áreas de China donde se descubrió por primera vez el coronavirus. El gigante solar LONGi Green Energy Technology Co. ha dicho que no observa ningún impacto significativo en su producción y ventas de paneles, ya que mantuvo inalterados los objetivos de envío para el año.

Aun así, las advertencias que comenzaron a aparecer son un recordatorio de la importancia de China en las cadenas de suministro mundiales involucradas en la construcción de plantas de energía limpia y en la reducción de la contaminación que está dañando el clima.

El país lidera el mundo tanto en la instalación de nuevos parques eólicos y solares como en la producción de paneles fotovoltaicos utilizados prácticamente en todas partes. De los 10 mayores fabricantes de células, nueve son productores chinos y uno es de Corea del Sur.

Las plantas en el extranjero podrían verse afectadas debido a la incapacidad de recibir componentes de China con las restricciones de vuelo, según la Asociación de la Industria Fotovoltaica de China. El grupo solicitó al gobierno retrasar los recortes arancelarios para proyectos nacionales —destinados a alentar a las plantas solares a competir por sí mismas contra los combustibles convencionales como el carbón y el gas natural— que vencen a fines de marzo.

Las empresas de energía eólica en China también han solicitado a los responsables políticos extender las tarifas de alimentación para las instalaciones en tierra más allá de este año, según el Consejo Mundial de Energía Eólica, citando conversaciones con empresas. La política actual requiere que los parques eólicos autorizados para la construcción hasta 2020 se completen en 2021 para calificar a los subsidios.

BNEF bajó sus pronósticos para las instalaciones solares y eólicas en China este año, pero advirtió que la capacidad puede aumentar rápidamente después del brote y que las interrupciones no serán suficientes para revertir una sobreoferta.

Los analistas ahora esperan un máximo de 43 gigavatios de instalaciones solares este año frente a los 45 gigavatios anteriores. Su pronóstico más pesimista es de 31 gigavatios en comparación con al menos 37 gigavatios estimados anteriormente. China agregó cerca de 30 gigavatios el año pasado, según la asociación de la industria.

Nota Original:Coronavirus Is Starting to Slow the Solar Energy Revolution (1)

--Con la colaboración de Karoline Kan, Natalia Kniazhevich, Dan Murtaugh y Francois de Beaupuy.

Para contactar a empleados de Bloomberg News sobre esta nota: Jeremy Hodges en London, jhodges17@bloomberg.net;Brian Eckhouse en New York, beckhouse@bloomberg.net;Feifei Shen en Beijing, fshen11@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Reed Landberg, landberg@bloomberg.net, Jasmine Ng

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.