Corea del Norte lanzó cohete, EEUU pide que este hecho tenga "consecuencias"

Corea del Norte lanzó el miércoles un cohete que habría puesto en órbita un satélite y reivindicó un "éxito" percibido como una amenaza por Estados Unidos, país que pidió que este hecho tenga "consecuencias", según la embajadora de Washington ante la ONU, Susan Rice.

Rice afirmó que el lanzamiento "muestra que pese a los claros requerimientos del Consejo de Seguridad, Corea del Norte está determinada a seguir con su programa balístico de misiles sin atender a las obligaciones internacionales".

"Por lo tanto, los miembros del Consejo de Seguridad deben trabajar de forma conjunta para enviarle a Corea del Norte un mensaje claro de que sus violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad tienen consecuencias", afirmó Rice a los periodistas tras la reunión de urgencia celebrada sobre el lanzamiento del misil.

"En los próximos días Estados Unidos trabajará con sus compañeros en el Consejo de Seguridad, así como con sus aliados en las conversaciones a seis bandas y el resto de países de la comunidad internacional para tomar las acciones adecuadas", añadió.

Rice afirmó que las acciones de Corea del Norte "ponen en duda" su compromiso para regresar a las conversaciones a seis bandas sobre su arsenal nuclear.

"El lanzamiento de la segunda versión de nuestro satélite Kwangmyongsong-3 desde el centro espacial de Sohae (...) es un éxito" y "el satélite entró en órbita, como estaba previsto", anunció triunfalmente en la televisión una presentadora ataviada con el traje tradicional coreano, un "hanbok" de color rosa.

La agencia oficial norcoreana KCNA resaltó un "éxito" y un "progreso" para la tecnología y la economía del hermético régimen comunista, y aseguró que tiene fines "pacíficos".

Según KCNA, el cohete despegó del centro espacial de Sohae (noroeste) a las 09H49 (00h49 GMT), o sea dos minutos antes de la hora anunciada por el ejército surcoreano, y el satélite fue puesto en órbita nueve minutos después.

El comando de la defensa aérea norteamericana (Norad) confirmó el éxito de la misión y que "un objeto" había sido puesto en órbita.

Corea del Norte, que últimamente realizó varios lanzamientos fallidos, asegura poseer misiles balísticos intercontinentales (ICBM) capaces de llegar al continente americano.

Estados Unidos, que no tiene relaciones diplomáticas con Pyongyang, calificó de "provocación" el lanzamiento.

"El lanzamiento de hoy es un acto altamente provocador que amenaza la seguridad de la región, viola directamente las resoluciones 1718 y 1874 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, infringe las obligaciones internacionales de Corea del Norte y mina los esfuerzos globales de no proliferación (nuclear)", afirmó en un comunicado el portavoz del Consejo norteamericano de Seguridad Nacional, Tommy Vietor.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se declaró "preocupado por las consecuencias negativas" de este acto "para la paz y la estabilidad de la región" y lo consideró como una "clara violación" de las resoluciones de Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió a solicitud de Estados Unidos y Japón, condenando el lanzamiento del misil norcoreano.

China, aliada de Corea del Norte, señaló que "lamenta" el lanzamiento, efectuado "a pesar de las graves inquietudes de la comunidad internacional".

"China sostiene que el enfoque fundamental para garantizar la paz y la estabilidad en la Península Coreana debe ser encontrado a través del diálogo. Esperamos que las partes involucradas mantengan la calma", agregó el portavoz de la cancillería china, Hong Lei.

"Corea del Norte tiene derecho a utilizar el espacio con fines pacíficos, pero también está sometida a restricciones en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", agregó.

Japón denunció en cambio un acto "intolerable" y Corea del Sur condenó el lanzamiento y las "provocaciones" del Norte.

La Unión Europea amenazó con adoptar nuevas sanciones contra Corea del Norte, en tanto que la OTAN "condenó con firmeza" el lanzamiento e instó a Corea del Norte a "cumplir con sus obligaciones internacionales".

Rusia también indicó que lamenta profundamente este lanzamiento, que "desafía a la opinión internacional, incluyendo llamados de Moscú".

Corea del Norte se expone a nuevas sanciones internacionales, aunque China, influyente aliado, esgrimió siempre hasta ahora la amenaza de veto en el Consejo de Seguridad para limitar el alcance de las medidas.

Para Masao Okonogi, profesor en la Universidad Keio de Japón, Corea del Norte posee "la tecnología para enviar una ojiva a una zona determinada" y "representa ahora una amenaza real para Estados Unidos".

L

Corea del Norte elogió su lanzamiento de un cohete de largo alcance este miércoles, afirmando que se trata de "un progreso" que constituye un homenaje al difunto líder Kim Jong-Il, fallecido hace casi un año.

Descripción de la trayecoria del cohete

Corea del Norte elogió su lanzamiento de un cohete de largo alcance este miércoles, afirmando que se trata de "un progreso" que constituye un homenaje al difunto líder Kim Jong-Il, fallecido hace casi un año.

Cargando...