Corea del Norte emite alerta por fuertes lluvias en las regiones del sur

·2  min de lectura

Seúl, 9 ago (EFE).- Corea del Norte ha emitido una alerta por fuertes lluvias en las regiones del sur del país, informaron hoy los medios estatales, ante las precipitaciones torrenciales que han afectado a Pionyang y otras áreas en el arranque de esta semana.

La alerta afecta a las provincias de Hwanghae del Norte y Hwanghae del Sur, algunas zonas del sur de la provincia de Gangwon y a la ciudad de Kaesong, fronteriza con Corea del Sur, según la información proporcionada por la televisión estatal KCTV.

La emisora norcoreana dijo que se esperan entre 60 y 80 milímetros de lluvia en las regiones bajo la alerta.

Los medios estatales emitieron en la víspera imágenes de desbordamientos del río Taedong, que atraviesa Pionyang, y varios paseos ribereños en la capital inundados.

El periódico estatal Rodong Sinmun publicó además este martes un artículo hablando de las "condiciones climáticas adversas con lluvias frecuentes" en la región, con un mensaje del líder, Kim Jong-un, para los agricultores, y un llamamiento a adoptar medidas preventivas para evitar daños en los cultivos y de otra índole.

Las compuertas de una importante presa en la ciudad portuaria occidental de Nampho están siendo ajustadas para evitar desbordamientos en el río Taedong que dañen los campos, y las minas del país también están siendo inspeccionadas para evitar inundaciones y colapsos, añadió el diario.

Los medios estatales no informaron específicamente de daños o víctimas.

Unas inusuales lluvias torrenciales están afectado a la península de Corea. La capital surcoreana, Seúl, y sus alrededores registraron en la víspera sus peores precipitaciones en 80 años, que han dejado al menos siete muertos, seis desaparecidos e importantes inundaciones en casas, vías públicas o el metro.

Varias partes del sur de Seúl, la ciudad portuaria de Incheon y la provincia de Gyeonggi, que rodea a la capital, registraron más de 100 milímetros de lluvia por hora durante la noche del lunes, llegando a alcanzar los 141 milímetros en el distrito de Dongjak, al sur de la capital, en el que supone el mayor aguacero desde 1942.

Las autoridades meteorológicas pronostican más lluvias en la región, que podrían alcanzar hasta los 300 milímetros hasta el jueves, y han pedido precaución por el riesgo de aludes en zonas boscosas por el reblandecimiento del terreno.

(c) Agencia EFE