Anuncios

COP28 choca por eliminación de combustibles fósiles tras ofensiva de la OPEP

Foto del sábado de un grupo de personas sostienendo pancartas durante una protesta por la justicia climática y el alto el fuego en Gaza, en medio del actual conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP28, en Dubai

Por Kate Abnett, Valerie Volcovici y Yousef Saba

DUBÁI, 9 dic (Reuters) -Algunos países se resisten al compromiso propuesto de eliminar progresivamente los combustibles fósiles en un acuerdo de la COP28, lo que hace peligrar el intento de que las negociaciones de la ONU sobre el clima alcancen por primera vez en 30 años un compromiso firme para acabar con el uso del petróleo y el gas.

Arabia Saudita y Rusia son algunos de los países que insisten en que la cumbre de Dubái se centre únicamente en la reducción de la contaminación, sin mencionar los combustibles fósiles que la provocan.

Por otro lado, al menos 80 países, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea y muchas naciones pobres y vulnerables al cambio climático, exigen que el acuerdo de la COP28 establezca claramente el fin del uso de combustibles fósiles.

"Necesitamos planteamientos realistas para hacer frente a las emisiones", declaró el secretario general de la OPEP, Haitham Al Ghais, en declaraciones leídas por un funcionario. "Uno que permita el crecimiento económico, ayude a erradicar la pobreza y aumente la resistencia al mismo tiempo".

A principios de esta semana, el grupo de productores de petróleo OPEP envió una carta instando a sus miembros y aliados a rechazar cualquier mención a los combustibles fósiles en el acuerdo final. La carta advertía que "una presión indebida y desproporcionada contra los combustibles fósiles puede llegar a un punto de inflexión" en las conversaciones.

Es la primera vez que la secretaría de la OPEP interviene en las conversaciones de la ONU sobre el clima con una carta de este tipo. Arabia Saudita es el principal productor del cartel y su líder de facto. Rusia es miembro del llamado grupo OPEP+.

Al insistir en centrarse en las emisiones y no en los combustibles fósiles, los dos países parecían apoyarse en la promesa de una costosa tecnología de captura de carbono, que según el panel científico de la ONU sobre el clima no puede sustituir a la reducción del uso de combustibles fósiles en todo el mundo.

Otros países, como India y China, no han apoyado explícitamente la eliminación de los combustibles fósiles en la COP28, pero han respaldado el llamamiento popular a impulsar las energías renovables.

LA CUMBRE MÁS DURA

Xie Zhenhue, máximo representante chino para el clima, describió la cumbre de este año como la más dura de su carrera.

"Llevo 16 años participando en estas negociaciones", declaró a periodistas. "La reunión más difícil es la de este año. Hay tantas cuestiones que resolver".

Afirmó que hay pocas posibilidades de que la cumbre se calificara de éxito si las naciones no logran ponerse de acuerdo en un lenguaje sobre el futuro de los combustibles fósiles.

En tanto, el ministro indio de Medio Ambiente, Bhupender Yadav, exigió "equidad y justicia" en cualquier acuerdo, y sostuvo que los países ricos deberían liderar la acción climática mundial.

Las quejas diplomáticas también se airearon en el podio el sábado.

Un representante de Rusia dijo que Moscú está estudiando si parte de los cerca de 300.000 millones de dólares en reservas de oro congeladas por Occidente después de la invasión a Ucrania podrían utilizarse para un fondo de daños climáticos para países en desarrollo.

Mientras tanto, China se quejó de lo que calificó de conversaciones inaceptables sobre la participación de Taiwán en las conversaciones. Y un representante palestino denunció la guerra de Israel en Gaza, diciendo que el conflicto dificultaba centrarse en los esfuerzos contra el cambio climático.

A punto de finalizar la cumbre, que se desarrolla hasta el martes, los ministros de los gobiernos de los casi 200 países presentes en Dubái se han unido para intentar resolver el punto muerto en el que se encuentran los combustibles fósiles.

Los países vulnerables al clima dijeron que un rechazo a la mención de los combustibles fósiles en la COP28 amenazaría al mundo entero.

"Nada pone más en peligro la prosperidad y el futuro de todos los habitantes de la Tierra, incluidos todos los ciudadanos de los países de la OPEP, que los combustibles fósiles", afirmó en un comunicado la enviada de las Islas Marshall para asuntos climáticos, Tina Stege.

Las Islas Marshall, que afrontan las inundaciones provocadas por el aumento del nivel del mar debido al cambio climático, presiden actualmente el grupo de países que aboga por objetivos y políticas de reducción de emisiones más estrictos.

Para alcanzar el objetivo de mantener el calentamiento climático dentro de los 1,5 grados centígrados por encima de las temperaturas preindustriales, la coalición "está presionando para que se eliminen gradualmente los combustibles fósiles, que son la raíz de esta crisis", afirmó. "El nivel de 1,5 no es negociable, y eso significa el fin de los combustibles fósiles".

(Reporte de Kate Abnett, Valerie Volcovici, Yousef Saba, David Stanway, Simon Jessop, Elizabeth Piper y William James. Editado en español por Javier Leira)