Anuncios

El contundente mensaje de Biden mientras los republicanos dan el primer paso para intentar destituirlo

El presidente Joe Biden pronuncia un discurso en un acto en Largo, Maryland, el 14 de septiembre de 2023
El presidente Joe Biden pronuncia un discurso en un acto en Largo, Maryland, el 14 de septiembre de 2023 - Créditos: @Alex Brandon

WASHINGTON.- ¿Merece Joe Biden ser destituido? Los republicanos opinan que sí y este jueves abrieron una investigación por “corrupción” contra el presidente estadounidense que los demócratas consideran descabellada, en una audiencia formal que es el primer paso hacia un improbable juicio político.

Jonathan Turley, catedrático de Derecho en George Washington, Eileen O'Connor, ex fiscal general adjunta, Bruce Dubinsky, fundador de Dubinsky Consulting, y Michael Gerhardt, catedrático de Derecho en Carolina del Norte, levantan la mano durante su juramento en una audiencia del Comité de Supervisión y Rendición de Cuentas de la Cámara de Representantes en el Capitolio en Washington. (Foto de Mandel NGAN / AFP)

Los conservadores, con mayoría en la Cámara de Representantes desde enero, acusan al líder demócrata de haber “mentido” al pueblo estadounidense sobre los negocios de su hijo Hunter Biden en el extranjero.

Mientras los republicanos celebraban la primera audiencia de su investigación, el presidente Joe Biden pronunciaba el cuarto de una serie de discursos presidenciales sobre el estado de la democracia: “Algo peligroso está ocurriendo en Estados Unidos” dijo, al revivir sus advertencias de que Donald Trump y sus aliados representan una amenaza existencial para las instituciones democráticas del país.

“Hay un movimiento extremista que no comparte las creencias básicas de nuestra democracia. El movimiento MAGA”, dijo en un estractos de un discurso de este jueves en Arizona, que fueron difundidos con antelación por la Casa Blanca, en referencia al lema de Trump “Make America Great Again” (Hagamos grande a Estados Unidos otra vez).

Aunque esta investigación casi no tiene posibilidades de prosperar, podría convertirse en un dolor de cabeza para la Casa Blanca antes de las elecciones presidenciales de 2024 a las que Biden aspira permanecer en el cargo incluso frente a los bajos índices de aprobación y la preocupación generalizada de los votantes por su edad, 80 años.

Pruebas

Durante la primera sesión parlamentaria sobre este procedimiento, el jefe del comité de investigación de la Cámara de Representantes, James Comer, aseguró haber encontrado “una abrumadora cantidad de pruebas que demuestran que el presidente Joe Biden abusó de su cargo público para beneficiar financieramente a su familia”.

“Durante años, el presidente Biden ha mentido al pueblo estadounidense sobre su conocimiento y participación en los negocios corruptos de su familia”, afirmó el republicano.

Del. Eleanor Holmes Norton, D-D.C., mira como las cajas se apilan a su lado durante una investigación de la Comisión de Supervisión de la Cámara sobre la destitución del presidente Joe Biden, el jueves 28 de septiembre de 2023, en el Capitolio en Washington. (AP Photo/Jacquelyn Martin)
Del. Eleanor Holmes Norton, D-D.C., mira como las cajas se apilan a su lado durante una investigación de la Comisión de Supervisión de la Cámara sobre la destitución del presidente Joe Biden, el jueves 28 de septiembre de 2023, en el Capitolio en Washington. (AP Photo/Jacquelyn Martin) - Créditos: @Jacquelyn Martin

Comer dijo que el panel seguirá “rastreando el dinero y las pruebas para proporcionar responsabilidad” al pueblo estadounidense.

“Con base en la prueba, el Congreso tiene el deber de abrir una investigación de juicio político sobre la corrupción del presidente Biden”, justificó en un comunicado.

Es una apuesta de alto riesgo para los republicanos en medio de un cierre en potencia del gobierno federal, al iniciar un proceso que puede culminar en la pena máxima para un presidente si es culpable de “delitos graves y faltas leves”.

Manifestantes llevan camisetas con la cara del presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, James Comer, republicano de Kentucky, y las palabras

Presupuesto y shutdown

Ian Sams, portavoz de la Casa Blanca, lo considera “un disparate” y acusa a los republicanos de celebrar esta audiencia justo hoy para desviar la atención de la crisis hacia la que se dirige el país ante la incapacidad del Congreso de aprobar un presupuesto. Los congresistas demócratas coinciden con él.

Al comenzar la audiencia, los demócratas desplegaron una pantalla que muestra en cuenta regresiva los días, horas y minutos hacia el cierre del gobierno (shutdown), mientras el Congreso busca con dificultad financiar al gobierno antes del plazo del sábado.

El representante Jamie Raskin, miembro principal, habla durante una audiencia del Comité de Supervisión de la Cámara titulada

“Faltan 62 horas para cerrar el gobierno de los Estados Unidos de América y los republicanos están iniciando un proceso hacia el juicio político sobre la base de una mentira desenmascarada y desacreditada hace tiempo”, dijo el representante Jamie Raskin, el demócrata de mayor jerarquía en la Comisión de Supervisión.

Raskin puso en tela de juicio la legitimidad de la audiencia, ya que la cámara no ha votado formalmente si inicia el proceso. Dijo que los republicanos están haciendo un refrito de denuncias de hace cinco años de Donald Trump, el principal rival de Biden en la elección de 2024, denuncias que el entonces presidente hizo durante su primer juicio político en 2019.

“No tienen ni un fragmento de prueba contra el presidente Biden por un delito que merezca juicio político”, dijo.

La causa

Hunter Biden, un exempresario de 53 años, se ha convertido en el principal blanco de los republicanos.

El presidente Joe Biden y su hijo Hunter Biden llegan a Fort McNair, el 25 de junio de 2023, en Washington. (Foto AP/Andrew Harnik, Archivo)
El presidente Joe Biden y su hijo Hunter Biden llegan a Fort McNair, el 25 de junio de 2023, en Washington. (Foto AP/Andrew Harnik, Archivo) - Créditos: @Andrew Harnik

Los congresistas lo acusan de haber realizado negocios turbios en Ucrania y China mientras Joe Biden era vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), aprovechando el nombre y los contactos de su padre.

La Constitución de Estados Unidos establece que el Congreso puede destituir al presidente por traición, corrupción y otros delitos graves.

El procedimiento se desarrolla en dos etapas: después de haber llevado a cabo una investigación, la Cámara de Representantes vota, por mayoría simple, los artículos de acusación que detallan los hechos que reprochan al presidente: es lo que se conoce como un juicio político o “impeachment” en inglés. En caso de acusación, el Senado, la Cámara Alta del Congreso, enjuicia al presidente. Si llegara a esta etapa es altamente probable que Biden fuera absuelto, porque su partido tiene mayoría en esta cámara.

Agencias AFP, AP y Reuters