Anuncios

Controle su presión arterial, 7 cambios para controlar su salud

Lo que usted come y bebe, así como su nivel de actividad y sus hábitos, afectan la salud de su corazón y cerebro y son esenciales para controlar la presión arterial, el colesterol y más. La presión arterial alta (lecturas consistentemente superiores a 130/80 mm Hg) es una de las principales causas y un factor de riesgo controlable de enfermedades cardíacas y ataques o derrames cerebrales, así como de otros problemas como insuficiencia renal, pérdida de visión y problemas sexuales.

De hecho, casi la mitad de todos los adultos estadounidenses tienen presión arterial alta (hipertensión), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, pero es posible que muchos ni siquiera se den cuenta de que la tienen a menos que experimenten otras complicaciones. Es más, el origen étnico también puede influir en sus factores de riesgo.

Por ejemplo, según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), los adultos hispanos tienen una de las prevalencias más altas de presión arterial mal controlada, que es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Debido a barreras sistémicas de larga data, como la falta histórica de acceso a la atención de la salud y alimentos nutritivos, la comunidad hispana y latina se ve afectada de manera desproporcionada por enfermedades cardíacas y problemas de salud relacionados.

Las mujeres negras en edad fértil tienen más del doble de probabilidades de tener presión arterial descontrolada que las blancas, según una investigación presentada en una edición especial Go Red for Women del “Journal of the American Heart Association”. Además, la inseguridad alimentaria o la falta de acceso a alimentos saludables adecuados, que es uno de los factores sociales que pueden afectar el riesgo de presión arterial alta, es mayor entre las mujeres hispanas y negras en comparación con las mujeres blancas.

Para ayudar a mantener la presión arterial por debajo de 120/80 mm Hg y controlar los factores de riesgo, la American Heart Association, con el apoyo nacional de Elevance Health Foundation, recomienda estos cambios en el estilo de vida.

Mantener un peso saludable

Si tiene sobrepeso o es obeso, tiene un mayor riesgo de sufrir presión arterial alta. Perder tan solo 10 libras (o entre el 3 y el 5% de su peso corporal) puede brindar beneficios para la salud, incluida la reducción o prevención de la presión arterial alta. Hable con su proveedor de cuidados de salud sobre un enfoque saludable para perder peso, incluida la ingesta calórica y las actividades que pueden ayudar tanto a perder como a mantener el peso.

Comer más saludable

Comer frutas y verduras, como mangos, aguacates y arándanos, puede reducir la presión arterial con el tiempo. Otras opciones inteligentes incluyen nueces y semillas, cereales integrales, lácteos bajos en grasa, proteínas magras y pescado. El plan de alimentación Enfoques dietéticos para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension) o DASH, está orientado a reducir la presión arterial y ayuda a crear un estilo de alimentación saludable para el corazón.

Reducir el sodio

Los estadounidenses consumen hasta el 75 % de su sodio de alimentos procesados como sopas, salsa de tomate, condimentos y productos enlatados. Para reducir el consumo, lea las etiquetas cuando compre y elija versiones bajas en sodio de sus comidas favoritas, omita la sal de mesa y considere especias y hierbas como alternativas de condimento.

Controlar el estrés

Se sabe que el estrés contribuye a los factores de riesgo de presión arterial alta, como la mala alimentación y el consumo excesivo de alcohol. Practicar técnicas de relajación, como el yoga o la respiración profunda, practicar la gratitud y hacer cosas que disfrute, pueden ayudar a reducir el estrés.

Estar activo

La actividad física no solo ayuda a controlar la presión arterial alta, sino que también ayuda a controlar el peso, fortalece el corazón y reduce los niveles de estrés. La American Heart Association recomienda al menos 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada, como caminar a paso ligero.

Limitar el alcohol

Beber demasiado alcohol puede aumentar la presión arterial. Si bebe, limite su consumo a no más de dos tragos por día para los hombres y un trago por día para las mujeres.

Dejar de fumar

Cada vez que fuma, provoca un aumento temporal de la presión arterial. Tanto fumar como exponerse al humo del tabaco ajeno también aumentan el riesgo de acumulación de placa dentro de las arterias, un proceso que se sabe que acelera la hipertensión.

Encuentre más consejos para controlar su presión arterial en Heart.org/highbloodpressure.