Anuncios

Construir un equipo campeón de la NFL inicia eligiendo cómo repartir el poder

Hay suficientes entrenadores exitosos disponibles en este ciclo de contratación en la NFL.

Bill Belichick, quien ganó seis títulos de Super Bowl con Nueva Inglaterra; Pete Carroll, quien ganó uno con Seattle; Jim Harbaugh, quien llevó a Michigan a un campeonato nacional; Mike Vrabel, quien fue nombrado Entrenador del Año AP hace dos temporadas.

Pero lo dueños tienen otras cosas que considerar más allá de su impresionante currículum. En muchos casos se trata de poder.

Cuánto poder los dueños están dispuestos a ceder a los entrenadores puede determinar la dirección que tome la franquicia.

Belichick se ganó el privilegio de tener el control de la decisiones de personal con los Patriots tras ganar su tercer Super Bowl. Después de que Tom Brady dejó al equipo ya no pudo ganar y sus decisiones no funcionaron.

Carroll fue vicepresidente de operaciones con los Seahawks y tuvo la última palabra en las decisiones de personal sobre el gerente general John Schneider. Ahora es el equipo de Schneider después de que Carroll ganó sólo un duelo de playoffs en sus últimos siete años.

Harbaugh cedió el control de las decisiones de personal al gerente general Trent Baalke con San Francisco y llevó a los 49ers a tres juegos de campeonato consecutivos y una aparición en el Super Bowl en sus primeros tres años. En cuatro campañas tuvo marca de 44-19-1 antes de perder en la lucha de poder con Baalke en el 2014.

Harbaugh no pide tener control de las decisiones a pesar de la mala experiencia con San Francisco, que él llamó “microgrestión” de Baalke y el director ejecutivo Jed York.

Parece que Harbaugh, de 60 años, se dirige a los Chargers de Los Ángeles, que también buscan un nuevo gerente.

Belichick ya se entrevistó con. Atlanta y tendrá una segunda reunión con el dueño Arthur Bank y otros directivos. Los Falcons no han disputado los playoffs desde el 2017 y sumas seis campañas perdedoras consecutivas.

Darles las llaves de la organización a Belichick tiene sentido para Bank. Los Falcons tienen la octava selección del draft, suficiente límite salarial y juegan en una débil división. Eso podría atraer a Belichick, quien está a 15 triunfos de superar a Don Shula en el número 1 de victorias en su carrera.

Los Seahawks, Chargers, Commanders, Titans, Raiders y Panthers también están buscando un entrenador, pero Belichick parece no ser ideal para ellos debido a las preferencias de control.

La mejor opción para Carroll en el 2024 es seguir en la posición de asesor con los Seahawks y esperan al siguiente año si es que aún quiere volver a entrenar.

“Tengo suficiente energía e intención, pro no creo que exista ese lugar ideal”, aseguró Carroll, de 72 años en su programa de radio. “No lo sé, estoy abierto a cualquier cosa, pero no esperaré sentado”.

Vrabel perdió su puesto en Tennessee debido a una lucha de poder con el gerente general de primer año Ran Carthon. La dueña Amy Adams no cree en darle todo el poder a un entrenador.

Construir un equipo campeón inicia desde que eligen a quién darle el poder.