El Congreso de Perú decide el lunes si abre otro juicio político a Vizcarra

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lima, 30 oct (EFE).- El Congreso de Perú aplazó para el lunes 2 de noviembre el debate de la moción presentada para abrir un nuevo juicio político al presidente Martín Vizcarra, similar al que el mandatario ya ganó en septiembre frente a los opositores que buscaban destituirlo.

El debate para iniciar un nuevo proceso de destitución contra Vizcarra estaba primero programado para este sábado 31 de octubre, pero el presidente del Congreso, Manuel Merino De Lama, quien asumiría la Presidencia de Perú en caso de prosperar esta vez la moción contra el mandatario, anunció que se posponía.

Para dar inicio al juicio político hacen falta 52 votos a favor, lo que no es difícil de conseguir para los promotores de esta nueva moción contra el presidente, pero para aprobar la destitución del jefe de Estado se requieren 87, equivalente a dos tercios de la cámara.

ELECCIONES EN JUEGO

Se trata del segundo intento en apenas un mes por destituir a Vizcarra, quien ha advertido las intenciones de algunos partidos opositores por postergar las elecciones generales de 2021 que ya han sido convocadas.

Esto a raíz de que el actual Congreso fue elegido para apenas un año y medio, en las elecciones legislativas extraordinarias de enero de 2020, que reemplazaron al hemiciclo disuelto constitucionalmente por Vizcarra en septiembre de 2019 por la oposición obstruccionista del fujimorismo, que controlaba la cámara con mayoría absoluta.

Sin embargo, Merino ha descartado que las próximas elecciones estén en riesgo porque ya han sido convocadas y no se puede dar marcha atrás.

"No hay peligro, no se pueden suspender. Descartemos que un tema de vacancia afectará las elecciones", dijo el jefe del Legislativo, que asumiría la jefatura del Estado ante la ausencia de un vicepresidente tras la dimisión a ese cargo de Mercedes Aráoz.

SEGUNDO ASALTO

En el anterior juicio político a Vizcarra, celebrado el 19 de septiembre, apenas obtuvo 32 votos a favor de destituir al presidente frente a 78 en contra y 15 abstenciones.

Aquel proceso fue abierto por el Congreso sobre el supuesto de que Vizcarra había ocultado sus vínculos con el histriónico cantante Richard Swing, quien recibió unos 50.000 dólares del Ministerio de Cultura en diferentes contrataciones de difícil justificación desde que el mandatario asumió el poder.

Sin embargo, la iniciativa perdió mucha fuerza cuando el Gobierno desveló que Merino había llamado a altos mandos militares para presuntamente sondear su opinión ante la eventualidad de que el presidente del Congreso asumiese la jefatura del Estado.

PRESUNTOS SOBORNOS DE CONSTRUCTORAS

Ahora la nueva moción para repetir el proceso ha sido presentada en su mayoría por el partido ultranacionalista Unión por el Perú, dirigido desde la cárcel por Antauro Humala, hermano del expresidente Ollanta Humala (2011-2016); el Frente Amplio de izquierdas y el populista Podemos Perú.

En esta ocasión la iniciativa para el nuevo juicio político contra Vizcarra se da tras la difusión de unas declaraciones de aspirantes a colaboradores eficaces (delatores premiados) que aseguran que Vizcarra recibió sobornos de constructoras cuando era gobernador regional de Moquegua, algo que él niega tajantemente.

(c) Agencia EFE