Anuncios

Congreso de BCS analiza ley para que menores elijan su género

LA PAZ, BCS, mayo 12 (EL UNIVERSAL).- El Congreso de Baja California Sur analiza una iniciativa de ley que permitiría a las personas menores de edad el cambio de acta de nacimiento según su identidad de género autopercibida, incluso sin consentimiento de padres o tutores.

Se trata de una iniciativa ciudadana presentada por representantes de dos colectivos "Trans BCS" y "Codisex" que operan en la entidad y en la que proponen modificaciones al artículo 144 TER y 144 Quáter del Código Civil del estado, donde se establece la posibilidad del cambio de acta de nacimiento, solo orientados y acompañados por la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

En el artículo 144 Ter se precisa: "se entenderá por identidad de género, incluyendo todas las categorías del grupo LGBTIQ+ como la convicción personal e interna, tal como cada persona se percibe a sí misma, la cual puede corresponder o no, al sexo signado en el acta primigenia".

En el artículo 144 Quáter se señala que, en caso de menores de edad, se deberá presentar el consentimiento de los padres o tutores con expresa conformidad del menor, pero en caso de que no se tenga el consentimiento de los padres, "será la Procuraduría para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes quien deberá recabar su consentimiento (del menor) en el que se exteriorice su deseo y conozca los alcances del trámite".

Agrega que cuando por cualquier causa "se niegue o sea imposible obtener el consentimiento del padre, la madre o la persona que tenga la custodia legal de la persona menor de edad, ésta podrá acudir ante la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, la cual deberá prestarle asistencia legal para recurrir a la vía jurisdiccional".

En la iniciativa se establece que, si tanto la Procuraduría como el Registro Civil locales advierten que el desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez del menor no son óptimos conforme a su edad, "se deberá recabar un dictamen de un especialista médico psicólogo para determinar si comprende el significado y alcance de lo que pretende realizar a efecto de que no sea manipulado".

Al concluir esta semana, tras la presentación de la iniciativa, se han suscitado opiniones encontradas al respecto. Colectivos integrantes de la comunidad LGBTQ+ refieren que el tema ya está resuelto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCNJ), que analizó el año pasado el caso de Puebla donde se restringía el cambio de acta de nacimiento solo a partir de los 18 años.

De acuerdo con la sentencia, las infancias trans están protegidas por la Constitución, toda vez que se reconoció que pueden desarrollar plenamente su identidad de género y por tanto son titulares al reconocimiento de su identidad autopercibida.

En contraste, activistas e integrantes del Parlamento de Mujeres, en conferencia de prensa, advirtieron que la iniciativa se pretende aprobar en fast track en próximas sesiones, sin que se haya socializado lo suficiente.

Expusieron casos de países de Europa en donde iniciativas como ésta –afirmaron– "son la puerta de entrada" para la hormonización, para intervenciones médicas tempranas que conducen a las alteraciones al cuerpo de los menores y que, en muchas ocasiones -remarcaron- los menores no son conscientes de los efectos a la salud en el largo plazo.

Arturo Rubio, abogado y activista en materia de víctimas del delito, afirmó que la iniciativa impulsa la "ideología de género" y los menores de edad "carecen de madurez necesaria para tomar este tipo de determinaciones, como el cambio de género".

Consideró que las modificaciones en las actas de nacimiento traerían otras complicaciones, como la identificación de menores extraviados, además de propiciar el bullying escolar y generar confusiones y problemas en la convivencia.

Añadió que en el Congreso de BCS tendría que socializar la iniciativa y generar mecanismos de discusión amplia y profunda sobre el tema.

A su vez, el diputado José María Avilés Castro, presidente de la Comisión Permanente de Puntos Constitucionales y de Justicia, declaró que buscarán que resulte en una modificación de ley apegada al contexto y realidad de BCS.

"Se legisla porque las cosas están sucediendo, no para que sucedan, hay infancias trans, y tendremos que discernir más allá del aspecto jurídico, y esta legislatura actuará con la congruencia que ha venido haciéndolo", sostuvo a medios.

El diputado Luis Armando Díaz, secretario de la Comisión de la Diversidad Sexual, pidió que se genere más información que permita "sensibilizar sobre los derechos de niños y niñas trans", y que esta sensibilización alcance a la sociedad para abatir estereotipos.

Sasha Ceseña, de la asociación civil Trans BCS aseguró que las infancias trans "son una realidad en BCS" y hay una exigencia de una ley de identidad para menores de edad, pues actualmente se permite el cambio de género en el acta de nacimiento, pero a partir de los 18 años.

Añadió que las infancias trans no solo requieren de un reconocimiento legal, sino que las instituciones se sensibilicen para evitar que sigan aumentando los casos de depresión, deserción escolar, incluso los intentos de suicidio por la falta de comprensión.