Anuncios

Condado de Merced dice que se dieron soluciones de alojamiento a habitantes desplazados por las inundaciones

Los habitantes de Planada que fueron desplazados por las inundaciones de enero y que se alojaban en el Centro para Migrantes Félix Torres recibieron planes de vivienda, según funcionarios del Condado de Merced.

Tras colaborar con socios comunitarios, estatales y federales, el condado desarrolló planes de vivienda para las familias ubicadas en el sitio de alojamiento temporal Centro para Migrantes Félix Torres, luego de las inundaciones de enero. Según el condado, 45 familias fueron alojadas inicialmente en el lugar. De esas 45 familias, 26 hallaron un plan de vivienda adecuado y las 19 restantes necesitan ayuda para encontrar opciones de alojamiento, según un comunicado de prensa del Condado de Merced.

El alojamiento temporal es para ayudar a cerrar la brecha hasta que haya disponibles soluciones permanentes, de acuerdo con Mike North, portavoz del Condado de Merced. North dijo que cada plan de vivienda es único para el individuo y, en algunos casos, incluye refugio temporal en hoteles, mientras que otros casos implican el desarrollo de sus propios planes, tales como quedarse con la familia, volver a casa o encontrar una nueva vivienda.

El condado dijo que esas 19 familias serán colocadas en viviendas temporales hasta que las reparaciones a sus hogares se hayan completado o encuentren un hogar permanente. Catholic Charities también proporcionará servicios para los habitantes y habrá gestión de casos disponible para todas las mujeres afectadas y registradas en el Condado de Merced, por un plazo máximo de dos años, según el comunicado.

El periodo de solicitud de la FEMA termina este jueves 16 de marzo para los habitantes afectados por las inundaciones de enero.

“Estamos trabajando duro para dar cabida a los habitantes afectados por las inundaciones”, dijo el supervisor del Distrito 1 Rodrigo Espinosa, según el comunicado. “El Condado de Merced aprecia enormemente la ayuda que estamos recibiendo de nuestros socios en este esfuerzo”, dijo Espinosa.

Según el comunicado, United Way sigue coordinando y ayudando a las organizaciones locales a difundir a la comunidad las diversas necesidades identificadas. Para obtener información sobre los recursos disponibles en la comunidad, se aconseja a los habitantes ponerse en contacto con United Way 211.

El centro de migrantes, propiedad del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de California, es administrado por la Autoridad de Vivienda del Condado de Merced. Según el condado, cuando comenzaron las inundaciones en todo el estado, a finales de 2022, la Oficina de Servicios de Emergencia de California, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de California y la Autoridad de Vivienda de Merced trabajaron rápidamente para abrir las viviendas temporales en el centro de migrantes como refugio inmediato y provisional para aquellos que huían de sus hogares a consecuencia de las peligrosas inundaciones.

En febrero, habitantes de Planada y activistas comunitarios asistieron a una reunión de la Junta de Supervisores del Condado de Merced para expresar su frustración y pedir al condado ayuda adicional para las familias desplazadas que estaban viviendo en el Félix Torres, y a las que se dijo que tendrían que abandonar las instalaciones el 15 de marzo. Algunos miembros de la comunidad y activistas cuestionaron la evaluación del condado sobre las viviendas dañadas en ese momento, afirmando que algunos habitantes de Planada esperaban quedarse sin hogar el 16 de marzo.

Mientras hablaba durante el periodo de comentarios públicos de la reunión de la junta de supervisores del 28 de febrero, Madeline Harris, del Consejo de Liderazgo del Condado de Merced, dijo que a algunos habitantes de Planada se les había dicho que podían volver a sus casas basándose en lo que ella afirmaba que eran inspecciones deficientes de sus casas con moho visible.

Durante la reunión del 28 de febrero, el supervisor del Distrito 4 Lloyd Pareira Jr. dijo que se esperaba que la Autoridad de Vivienda de Merced perdiera el control del sitio Félix Torres el 1º de abril, cuando lo retome el gobierno federal. La razón por la que los habitantes desplazados por las inundaciones debían desalojar las instalaciones el 15 de marzo era para dar tiempo a que las unidades se prepararan para sus nuevos habitantes.