Anuncios

La comunidad inmigrante de Half Moon Bay queda devastada tras tiroteo masivo contra trabajadores agrícolas

Una persona pasa en bicicleta cerca de donde un atacante asesinó a tiros a 10 personas la noche anterior, en Monterey Park, California, el 22 de enero de 2023. (Mark Abramson/The New York Times).
Una persona pasa en bicicleta cerca de donde un atacante asesinó a tiros a 10 personas la noche anterior, en Monterey Park, California, el 22 de enero de 2023. (Mark Abramson/The New York Times).

HALF MOON BAY, California — Marciano Martinez Jimenez llegó hace más de dos décadas proveniente de Oaxaca, México, y aprendió todo lo que pudo en una granja de hongos en Half Moon Bay, desde métodos de riego hasta procesos de entrega, y dominó estas habilidades a tal grado que le confiaron la administración de las operaciones diarias.

José Romero Perez acababa de llegar, pero sus compatriotas oaxaqueños lo recibieron como parte de la familia. Para adaptarse a su nuevo entorno en California, se apoyó de otros inmigrantes que hablaban sus idiomas, español y zapoteco, este último es una macrolengua comúnmente hablada en Oaxaca.

El miércoles 25 de enero, la pequeña comunidad de inmigrantes en Half Moon Bay estaba conmocionada por el tiroteo masivo que ocurrió dos días antes y que dejó sin vida a Jimenez y a Perez, junto con otras cinco víctimas que trabajaban en granjas cerca del pequeño pueblo costero, mejor conocido por sus enormes olas de surf y un popular festival de calabazas.

“No entiendo cómo puede haber tanto odio, como para matar a siete personas”, exclamó Mireya Bautista, de 46 años, una inmigrante que había llegado a conocer a los hombres que trabajan en la “honguera”, granjas de hongos que atrajeron a trabajadores inmigrantes de México y China. “¿Por qué alguien haría algo así?”.

Los siete fallecidos, junto con el hermano de Perez, que se está recuperando de heridas de bala en un hospital del área de la bahía, fueron identificados en la mañana del miércoles. Horas después, el sospechoso de la masacre, Zhao Chunli, de 66 años, compareció ante un tribunal en Redwood City para enfrentar siete cargos de asesinato y uno de intento de homicidio. No se declaró inocente ni culpable.

La serie de asesinatos en Half Moon Bay dejó dos escenas del crimen: una en California Terra Garden, donde el sospechoso vivía y trabajaba con su esposa, y un segundo vivero, Concord Farms, a 1,6 kilómetros de distancia, donde Zhao trabajaba antes, según declaraciones de la policía. Christina Corpus, la alguacil del condado de San Mateo, afirmó en una entrevista que todas las personas asesinadas fueron elegidas a conciencia.

“Había otras personas en su campo visual, pero no apuntó contra ninguna de ellas porque, según lo que hemos averiguado, en realidad no tuvieron mucho contacto con él”, explicó.

Gente desmonta puestos para una celebración del Año Nuevo Lunar que fue cancelada tras un tiroteo que dejó 10 muertos la noche anterior, en Monterey Park, California, el 22 de enero de 2023. (Mark Abramson/The New York Times).
Gente desmonta puestos para una celebración del Año Nuevo Lunar que fue cancelada tras un tiroteo que dejó 10 muertos la noche anterior, en Monterey Park, California, el 22 de enero de 2023. (Mark Abramson/The New York Times).

Tras los tiroteos, mientras los oficiales de policía buscaban al presunto atacante, encontraron su teléfono celular tirado al lado de una carretera, lo cual sugiere que se deshizo de él para evitar que las autoridades lo rastrearan, especuló Corpus. La policía detuvo a Zhao tras hallarlo en un estacionamiento cercano a la estación de la alguacil, sentado en su auto, reclinado en el asiento delantero con el arma —una pistola semiautomática— en el asiento del pasajero, según describió la alguacil.

Además de Jimenez, de 50 años, de Moss Beach, California, cinco de las víctimas fallecidas fueron identificadas por la oficina forense del condado de San Mateo como Zhishen Liu, de 73 años, de San Francisco; Aixiang Zhang, de 74 años, de San Francisco; Qizhong Cheng, de 66 años, de Half Moon Bay; Jingzhi Lu, de 64 años, de Half Moon Bay; y Yetao Bing, de 43 años, cuyo lugar de residencia se desconoce.

Perez y su hermano herido, Pedro Romero Perez, fueron identificados por la oficina del fiscal de distrito del condado de San Mateo en una denuncia presentada antes de la breve comparecencia de Zhao ante un tribunal, la cual resultó en una lectura de cargos programada para el 16 de febrero. Zhao, detenido sin derecho a fianza, vestía un overol rojo y se cubría el rostro una y otra vez con un pedazo de papel.

En una declaración frente a los reporteros después de la audiencia, Steve Wagstaffe, el fiscal de distrito del condado de San Mateo, afirmó que Zhao, a quien se le ha asignado un abogado elegido por el tribunal, había hablado con los investigadores durante varias horas, y describió lo que pasó “de manera práctica”. También señaló que ahora los fiscales tienen una idea más clara de su motivación, pero se negó a revelar los detalles.

“Yo diría que sus agravios eran personales”, comentó Wagstaffe, y añadió: “A diferencia de, por ejemplo, una disputa por una carga mayor de trabajo. Fue más personal”.

El abogado de Zhao no pudo ser contactado para ofrecer comentarios.

© 2023 The New York Times Company