La Comisión Electoral confirma el triunfo del MPLA de Lourenço en Angola

·4  min de lectura

Luanda, 29 ago (EFE).- El Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) del presidente del país, João Lourenço, ganó las elecciones generales del pasado 24 de agosto con el 51,17 % de los votos, según los resultados definitivos anunciados este lunes por la Comisión Nacional Electoral (CNE).

El MPLA se adjudicó algo más de 3,2 millones de votos, el equivalente a 124 de los 220 escaños de la Asamblea Nacional, según indicó el presidente de la CNE, Manuel Pereira da Silva, en Luanda.

Esos resultados son casi los mismos que los divulgados el pasado día 25, cuando el organismo electoral publicó las cifras correspondientes al escrutinio del 97,03 % de los sufragios.

El principal partido opositor, la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA), de Adalberto Costa Júnior, quedó en segundo lugar con el 43,93 %, aunque ya rechazó la semana pasada los resultados.

La UNITA consiguió algo más de 2,75 millones de sufragios, que se traducen en 90 escaños, el mejor resultado de su historia.

Según estipula la Constitución angoleña, el líder del partido que consigue más asientos se convierte automáticamente en el presidente de la República.

Estas cifras, pendientes de ser validadas por el Tribunal Constitucional, otorgan a Lourenço su segundo mandato consecutivo de cinco años y extienden la hegemonía del MPLA, único partido que ha gobernado Angola desde su independencia de Portugal en 1975.

Con todo, el MPLA sufre un notable retroceso respecto a las elecciones de 2017, cuando obtuvo el 61,1 % de los votos (150 escaños).

Está por ver si el partido opositor que lidera Costa Júnior presenta algún recurso ante el Tribunal Constitucional, como sucedió, sin éxito, tras los comicios de 2017.

A partir de la fecha de publicación de los resultados finales, los partidos tienen 72 horas para interponer un recurso ante el Constitucional, que a su vez debe dar un veredicto en un plazo de 72 horas.

A mucha distancia del MPLA y la UNITA aparecen los seis partidos restantes que concurrían a las elecciones, entre los que destacan el tercer y cuarto clasificado: el Partido de Renovación Social (PRS), con el 1,14 % (dos escaños) y el Frente Nacional de Liberación de Angola (FNLA), con el 1,06 % (dos escaños), respectivamente.

En quinto lugar se situó el Partido Humanista de Angola (PHA), con el 1,02 % (dos asientos), mientras que el resto de fuerzas políticas en liza quedaron sin representación parlamentaria.

Según la CNE, poco más de 6,45 millones de personas votaron en los comicios, lo que solo representa el 44,82 % de los electores registrados.

Angola celebró el pasado día 24 en calma unas elecciones generales consideradas las más competidas desde la introducción del sistema democrático multipartidista en 1992.

Ocho formaciones pugnaban por los 220 escaños de la Asamblea Nacional en las quintas elecciones desde 1992, a las que estaban llamados casi 14,3 millones de votantes (de una población total de unos 33 millones de habitantes).

De orientación marxista y nacionalista, el partido gubernamental libró una guerra civil con UNITA desde 1975 hasta 2002 en la que llegó a combatir Lourenço, a diferencia de su contrincante, que no participó en el conflicto armado.

El MPLA ha sido criticado por no atajar los altos niveles de inflación, pobreza y desempleo en un país que es el segundo productor de petróleo de África -sector que representa más del 70% de los ingresos del Estado-, pero en el que gran parte de la población vive ahogada en la pobreza.

Por su parte, la UNITA, de centro-derecha, es popular en núcleos urbanos y buscaba el voto de los jóvenes hastiados del dominio del MPLA y afectados por un elevado desempleo, entre los que ha logrado una notable aceptación, según reflejaban las encuestas que vaticinaban una reñida disputa en las urnas.

Costa Júnior, que ha conseguido mejorar con creces los resultados de su partido en 2017 (obtuvo entonces un 26,7 % de los votos bajo el liderazgo de Isaias Samakuva), no ha podido, sin embargo, alcanzar el logro histórico de desalojar del poder al MPLA.

Hasta ahora, el MPLA tenía la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional con 150 escaños, mientras UNITA sólo contaba con 51.

(c) Agencia EFE