Un comisario y cuatro policías golpearon a un abogado dentro de una comisaría

LA NACION
·2  min de lectura

Cinco policías tucumanos fueron separados de sus funciones y puestos a disposición de la Justicia, luego de la denuncia realizada por un abogado, quien aseguró que fue golpeado, esposado y alojado en el calabozo de una comisaría, a la que había asistió para ampliar una denuncia.

"Apenas nos enteramos de esta gravísima denuncia y tuvimos acceso al video filmado por la víctima, se decidió pasar a disponibilidad a los efectivos señalados y se los puso a disposición de la Justicia", señaló el subsecretario de Seguridad de la provincia de Tucumán, José Ardiles.

La agresión se difundió a través de las redes sociales ya que el abogado Enrique Courtade logró filmar con su teléfono celular cuando era golpeado. "Fui a la comisaría a hacer una denuncia, pero no me la querían tomar y entonces me llevaron a la oficina del comisario, quien comenzó a golpearme como se observa en el video", declaró la víctima a los medios locales.

Fuerzas federales buscan por tierra y aire alguna pista de Facundo Astudillo

Según Courtades, grabó el momento de la agresión porque "quería tener garantías" y explicó que luego fue atacado por otros cuatro policías. "Luego me llevaron esposado a un calabozo, me pusieron la rodilla en la nuca y me apretaron el cuello con una bufanda, pese a que les pedí que no me golpearan porque soy asmático", agregó.

El agredido sostuvo que lo "estuvieron torturando durante casi una hora y por un momento" pensó que iban a matarlo, hasta que un funcionario judicial lo "rescató" ya que "una mujer" lo "reconoció y llamó por teléfono".

Tras el hecho, desde la seccional elevaron las actuaciones a la fiscalía poniendo al comisario Arnaldo Villafañe como víctima de la situación, mientras que el abogado dijo que los policías borraron el video, pero que un técnico logró recuperarlo.

Rosario: sicarios ejecutaron a un exconcejal que denunciaba la violencia narco

El subsecretario Ardiles repudió lo sucedido y sostuvo que el ministro Claudio Maley y el jefe de Policía, Manuel Bernachi, "no toleran ni tolerarán ningún tipo de acto inmoral, abuso de la fuerza ni conductas reñidas con la defensa y garantía de los derechos humanos por parte de miembros de la fuerza".

Este incidente protagonizado por personal de la policía tucumana tiene como antecedentes inmediatos los asesinatos de Luis Espinoza y Walter Nadal, en los que estuvieron involucrados efectivos de esa fuerza de seguridad provincial.