Anuncios

Nuevos combates en Jartum antes del reinicio del diálogo sudanés en Arabia Saudí

Jartum, 14 may (EFE).- El Ejército de Sudán reanudó hoy sus bombardeos contra posiciones de los paramilitares de las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) en Jartum, mientras se espera el reinicio en Arabia Saudí de las negociaciones sobre las condiciones que las partes deben respetar para la entrada de ayuda urgente a los civiles sudaneses tras un mes de continuos combates.

Residentes en Jartum dijeron a EFE que cazas del Ejército volvieron a atacar puestos del grupo paramilitar en el sur y el centro de la capital, así como la parte meridional de la vecina ciudad de Um Dorman, donde las FAR ocupan edificios de algunas instituciones vitales desde el inicio de los enfrentamientos, el 15 de abril.

Se registraron también tiroteos callejeros en algunos barrios del sur y el norte de la capital, escenarios durante la pasada madrugada de ataques aéreos y explosiones sucesivas, agregaron.

Ninguna de las partes en conflicto ha informado de bajas entre sus combatientes por los nuevos enfrentamientos, como es habitual desde el inicio de los combates, si bien el Ejército ha asegurado en los últimos dos días que ha matado "cientos de rebeldes" en sus "operaciones de peinado" en la capital.

Estos enfrentamientos llegan en un momento en el que se ultiman los preparativos en la ciudad portuaria saudí de Yeda para el reinicio hoy, según medios árabes, de una nueva ronda de las negociaciones entre las partes en conflicto para garantizar el flujo seguro de la ayuda internacional a Sudán.

Esta nueva ronda del diálogo, mediado por Arabia Saudí y Estados Unidos, con la ayuda de Naciones Unidas, se centrará en un mecanismo para poner en práctica el acuerdo alcanzado el jueves en Yeda, en el que las partes se comprometen a garantizar el flujo de la ayuda, la protección de los civiles y el personal humanitario.

Acordar pasos seguros para el tránsito de ayuda y personas, el compromiso de no utilizar instalaciones civiles para fines militares, muy en especial los hospitales, así como el logro de una nueva tregua de unos diez días destacan en la agenda de esta nueva ronda de diálogo.

El Ejército y las FAR se acusan mutuamente de infringir las sucesivas treguas humanitarias, la última de las cuales -de siete días- finalizó el jueves pasado, coincidiendo con la firma del acuerdo de Yeda.

Los combates en Sudán han dejado más de 600 civiles muertos y más de 5.000 heridos, además del desplazamiento a otros países de unas 200.000 personas, de las cuales la gran mayoría son mujeres y niños, según la ONU.

(c) Agencia EFE