Anuncios

Cocodrilo de Georgia tiene una extraña particularidad que desconcierta a los expertos

Un cocodrilo de siete pies que se capturó en el sureste de Georgia tiene a los investigadores buscando explicaciones después de descubrir que tenía en la mandíbula un misterioso apéndice … con dientes.

A menudo, los cocodrilos sufren deformidades debido al violento estilo de vida que llevan, pero este caso es algo absolutamente nuevo, escribió en Facebook el 19 de febrero el Laboratorio de Ecología Costera de la Universidad de Georgia .

“Por lo general, vemos una gran variedad de lesiones en los cocodrilos que capturamos en el Pantano Okefenokee, desde patas y ojos que les faltan hasta dientes que asoman de la mandíbula superior, pero nunca antes habíamos visto un tipo de lesión como esta”, dijeron las autoridades del laboratorio en el comunicado.

“Su mandíbula inferior parece sobresalir desde la mandíbula superior a un lado de la cara. La parte de la mandíbula que sobresale tiene dientes”.

Se sospecha que el cocodrilo nació con una mandíbula normal que se le partió en dos durante una pelea con un cocodrilo mucho más grande, dijeron las autoridades.
Se sospecha que el cocodrilo nació con una mandíbula normal que se le partió en dos durante una pelea con un cocodrilo mucho más grande, dijeron las autoridades.

Se sospecha que el cocodrilo nació con una mandíbula normal que se partió en dos tal vez durante una pelea con un cocodrilo mucho más grande, dijeron las autoridades. El cocodrilo sobrevivió y se le curó la mandíbula, pero nunca recobró su forma. El animal posiblemente sufrió durante el proceso de sanación, pero continuó cazando y comiendo, dijeron expertos.

“La sección donde debían estar los dientes en la mandíbula se llenó con huesos y es muy sólida”, reportó el laboratorio.

“Esta lesión tan particular no parece haber afectado su habilidad para comer, toda vez que el cuerpo y la cola son comparables a los de otros cocodrilos de tamaño similar. Esto no es sino otro ejemplo de lo fuerte y resistente que es el cocodrilo americano”.

Se sabe que los cocodrilos luchan a muerte por conservar su territorio, sus parejas y para proteger a los más pequeños. La especie practica también el canibalismo, según diversos estudios.

Las sangrientas batallas pueden dejar tanto a los vencedores como a los derrotados sin patas arrancadas, ojos sacados y colas cortadas a la mitad.

El Pantano Okefenokee está en el extremo sureste de Georgia, a unas 45 millas al noroeste de Jacksonville.

El Laboratorio de Ecología Costera está estudiando a los cocodrilos, tanto en el área como fuera de ella, y tiene un programa para rastrear sus movimientos, hábitos de vida y de anidación y estirpe.

Traducción de Jorge Posada

Extraen 70 monedas del estómago de un cocodrilo en el zoológico de Nebraska

 Un monstruoso cocodrilo aparece paseando por parque de Florida. Un video captura el impresionante momento

Anciana sufrió sus últimos minutos en la Tierra en ‘agonía’ cuando un caimán la arrastró en Florida

Encuentran cocodrilos congelados en Carolina del Norte tras ola de frío