La coalición de Merkel sigue la búsqueda de un consenso para reactivar la economía

Agencia EFE

Berlín, 3 jun (EFE).- La gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, entró hoy en su segunda ronda negociadora en torno a su plan de reactivación económica, objetivo común de la alianza de Gobierno pero con división de opiniones sobre sus prioridades.

Las cúpulas del bloque conservador de Merkel y del Partido Socialdemócrata (SPD) se reunieron de nuevo esta mañana, después de que ayer se dieran un receso en la negociación, poco antes de la medianoche.

Hay unanimidad en la necesidad de aprobar nuevas ayudas a la familia y también a la empresa, pero disenso en torno a las nuevas primas para el sector de la automoción. Ese es uno de los puntos fuertes de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), cuestión que levanta recelos incluso en su hermanada Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller.

La CDU, como el SPD, consideran que debe darse prioridad a la compra de automóviles híbridos o eléctricos. El propósito de incluir en las primas también a los coches a gasolina o incluso motores diésel topa con el rechazo de los socialdemócratas.

El volumen total del plan de reactivación económica post-pandemia no se ha concretado, pero en medios alemanes se barajan cifras que van desde los 80.000 a los 100.000 millones de euros. El pasado marzo, el gobierno de Merkel aprobó ya un presupuesto adicional de 156.000 millones de euros, el mayor de la historia reciente del país.

RECESIÓN Y DESEMPLEO DERIVADOS DE LA PANDEMIA

Alemania espera este año una contracción del producto interior bruto (PIB) del 6,3 %, según los últimos pronósticos gubernamentales. La paralización parcial de la vida económica y pública durante meses ha provocado ya algunas sacudidas en el hasta ahora sólido mercado laboral.

Unos 7,3 millones de empleados estaban en mayo en régimen de jornada reducida -"Kurzarbeit"-, fórmula creada para impedir despidos masivos. La población laboralmente activa se sitúa ahora en 44,8 millones de habitantes, un 0,5 % menos que hace un año.

La mayoría de los sectores industriales y actividad comercial han retomado ya su actividad. Pero se teme que muchas empresas y familias precisarán ayuda adicional, lo mismo que los municipios, castigados por la caída de la recaudación fiscal.

El SPD del ministro de Finanzas y vicecanciller, Olaf Scholz, quiere implantar un nuevo bono o ayuda adicional por hijo de 300 euros. La CDU propone impulsos para las empresas que van del abaratamiento de la factura eléctrica, a nuevas posibilidades de desgravación de sus pérdidas en sucesivos años fiscales.

Son más de 60 puntos los contemplados en el plan de reactivación, según la televisión pública ARD. No se descarta que las sesiones de hoy se prolonguen hasta entrada la noche y que, de no lograrse un acuerdo a la medianoche, se acuerde una nueva prórroga.

(c) Agencia EFE