Anuncios

Clubes piden ayuda para frenar violencia en fútbol chileno

SANTIAGO (AP) — Los directivos de Universidad de Chile y Universidad Católica, dos de los clubes más populares del fútbol chileno instaron al gobierno y al Congreso del país a impulsar iniciativas para frenar la violencia en las canchas, que obligó el domingo a suspender el clásico entre ambos.

El choque entre la U y la Católica, que se jugaba en territorio neutral en la ciudad sureña de Concepción y a 500 kilómetros al sur de Santiago, fue suspendido a los 31 minutos después de que fanáticos lanzaran desde las tribunas fuegos artificiales y bengalas en el campo.

Varias personas resultaron heridas, incluido un árbitro, según el reporte preliminar de las autoridades.

En el partido habían familias con niños que se desplazaron desde la capital Santiago para seguir a su equipo. La cara de desolación, miedo y pena de los aficionados en el estadio fue transmitida por varios canales de televisión locales.

El presidente Gabriel Boric reaccionó en su cuenta de Twitter tras los hechos, afirmando que “no vamos a dejar que un grupo pequeño de delincuentes se tome los estadios a costa de la gran mayoría que acude a ver un espectáculo en paz y alegría”.

Dijo que se buscará identificar a los autores con el fin de que les caiga "todo el peso de la ley... y espero no vuelvan a entrar a una cancha”.

El presidente de la Universidad de Chile, Michael Clark, criticó “la acción de unos pocos cobardes, delincuentes, encapuchados que se tapan la cara para hacer daño en teoría al club que ellos quieren.

“Tiraron bengalas a nuestros propios jugadores y cuerpo técnico. Es impresentable”, añadió en una rueda de prensa. ”Esto fue organizado por delincuentes. Tiene que marcar un antes y un después. Debe haber una acción de los clubes, de la ANFP (Asociación Nacional de Fútbol Profesional), las autoridades, el Ministerio Público, Carabineros (policía) y jueces para sacar de los estadios a esta gente”, añadió.

Por su parte, Juan Tagle, presidente de la Universidad Católica, coincidió con Clark y pidió el regreso de la policía chilena a los estadios.

“Le imploro, le imploro al gobierno y a Carabineros que nos sentemos y que tomemos una medida concreta” y se busquen las modificaciones legales necesarias para cambiar la situación, añadió.

Desde el Congreso se ha debatido impulsar una legislación que sea más punitiva contra dichos actos.