Anuncios

Las cinco claves para entender el accidentado proceso de transición de mando en Guatemala

Ciudad de Guatemala, 7 sep (EFE).- Guatemala se encuentra en pleno proceso para la transición de mando entre el actual presidente, Alejandro Giammattei y su sucesor, Bernardo Arévalo de León, en medio de polémica e incertidumbre por la intervención judicial del Ministerio Público (Fiscalía) en los comicios.

A continuación, cinco claves para comprender a fondo el accidentado proceso de cambio de mando de Guatemala y sus protagonistas:

1.UNA VICTORIA OFICIALIZADA

El binomio presidencial del Movimiento Semilla, encabezado por Arévalo de León y Karin Herrera, recibió esta semana las credenciales, por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que les certifican como presidente y vicepresidenta, respectivamente, para el período 2024-2028.

Arévalo de León ha afirmado que los magistrados electorales se constituyeron como "un baluarte" para defender los resultados de los comicios del 25 de junio y 20 de agosto (balotaje), ante los intentos de diferentes actores por desconocer su victoria.

La certificación de las autoridades electas se dió cuatro días después de que Arévalo de León denunciara públicamente que existía en marcha un intento de "Golpe de Estado", promovido por la jefa del Ministerio Público (Fiscalía), Consuelo Porras, entre otros actores, para evitar que tome posesión el próximo 14 de enero.

2.TRANSICIÓN DE MANDO EN MARCHA

Con la inusitada supervisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el pasado 4 de septiembre empezó el proceso de transición oficial entre Giammattei y Arévalo.

Almagro tuvo que llegar a Guatemala para vigilar el proceso, por invitación de Giammattei, según indicó el presidente en una cadena nacional. El secretario de la OEA advirtió en una sesión extraordinaria el 1 de septiembre que "cualquier otra opción" que no sea la investidura de Arévalo de León el próximo 14 de enero "será vista como un rompimiento constitucional".

La transición tendrá lugar desde septiembre hasta el 14 de enero próximo, fecha en que se encuentra programada la investidura de Arévalo de León y su nuevo Gobierno, el primero de carácter socialdemócrata en Guatemala.

3. LATENTE AMENAZA DE LA FISCALÍA

Aunque las nuevas autoridades fueron oficializadas y el proceso de transición de mando ha iniciado su marcha, expertos y analistas no descartan más acciones del Ministerio Público (Fiscalía) en contra del Movimiento Semilla, para evitar su investidura, por un supuesto caso de firmas falsas en 2018.

El martes, tras una reunión con Almagro, la fiscal general, Consuelo Porras, rechazó en un pronunciamiento llevar a cabo un "golpe de Estado" y a la vez indicó que continuarán "las investigaciones" del caso electoral por las supuestas "víctimas" del mismo.

La cúpula dirigencial del Ministerio Público se encuentra sancionada por Estados Unidos, bajo acusaciones de "socavar" la Justicia en el país centroamericano. Desde julio a la fecha, ha allanado la sede del partido político y también al Tribunal Supremo Electoral, además de pedir el retiro de inmunidad para sus magistrados.

4. EL PAPEL DE GIAMMATTEI

El 20 de agosto, día del triunfo de Arévalo en la segunda vuelta electoral, Giammattei mandó por la noche un mensaje de felicitación a Arévalo de León y prometió una transición ordenada tras la confirmación de su victoria.

Ese mismo día, sin embargo, en declaraciones a periodistas, crecieron las alarmas desde la oposición y otros sectores.

"Este Gobierno entregará el poder el 14 de enero, a la hora que sea, cuando el Congreso termine su sesión", dijo. "Si en caso contrario, la sesión en el Congreso se atrasara y hubiera algún peligro de no poder tener la sesión de entrega del poder antes de las 12 de la noche, nosotros le haríamos entrega al Congreso de la República del cargo, y nos retiramos del cargo".

El excandidato presidencial Roberto Arzú García-Granados, advirtió que Giammattei tenía como plan entregar el poder al Congreso, donde cuenta con mayoría, y así burlar una potencial entrega del poder a Arévalo de León, respaldado por una suspensión al Movimiento Semilla.

5. OBSERVACIÓN INTERNACIONAL

La presión desde el extranjero ha sido constante para Guatemala, especialmente tras la sesión de la OEA el pasado 1 de septiembre donde un documento firmado en conjunto ha determinado que el Ministerio Público se ha involucrado judicialmente en los comicios.

En esa reunión, Almagro recibió de la OEA "una mayor autoridad" para inspeccionar la crisis política del país centroamericano, otro motivo más para su visita esta semana.

Por su parte, el subsecretario de Estado de Gestión y Recursos de Estados Unidos, Richard Verma, también visitó Guatemala y se reunió con Giammattei y Arévalo de León, así como otros actores políticos.

(c) Agencia EFE