¿Quién es Clara Brugada, candidata a jefa de Gobierno en las elecciones de Ciudad de México 2024?

(CNN Español) -- La candidata del oficialismo a la jefatura de Gobierno de Ciudad de México es Clara Marina Brugada Molina, de 60 años, que  aspira a mantener el control del partido Morena en la capital mexicana con un enfoque de género que atraviesa no solo la razón de su aspiración sino sus propuestas.

Brugada Molina, que se registró como candidata de la coalición “Juntos hacemos historia”, conformada por los partidos Morena,Partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista de México, ante el Instituto Electoral de la Ciudad de México el pasado 15 de febrero, acompañará a la candidata presidencial oficialista, Claudia Sheinbaum, en su arranque de campaña en el Zócalo el 1 de marzo y, de paso, también marcará el inicio de su campaña por la jefatura de Gobierno.

Brugada propone la creación de “Ciudad Utopía Feminista", un plan para garantizar derechos de las mujeres que presentó en diciembre pasado en el evento "Utopía del desarrollo económico: la ciudad que soñamos".

El camino de Clara Brugada para ser la candidata de la Ciudad de México por Morena estuvo marcado por una peripecia: no fue la aspirante mejor posicionada en las encuestas de su partido para definir la candidatura, pero Morena la eligió para competir por el cargo de jefa de Gobierno tras aplicar la regla de paridad de género aprobada por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Morena elige a Clara Brugada como su candidata al Gobierno de la Ciudad de México

Desde entonces, quedó como la abanderada del oficialismo por la Ciudad de México.

Brugada Molina, nacida en la capital mexicana, se presenta a las elecciones como la más reciente alcaldesa de Iztapalapa, la alcaldía de mayor población en toda la Ciudad de México con más de 9,2 millones de habitantes.

Su trayectoria política tiene sus orígenes en la década de 1990.

¿Quién es Clara Brugada?

Clara Brugada estudió la licenciatura de Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa, entre 1980 y 1985, según su último currículum presentado en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Los 10 años siguientes —es decir, de 1985 a 1995— se desempeñó como asesora en programas sociales e iniciativas ciudadanas de la asociación civil DECA Equipo Pueblo.

Una vez terminada su labor en asociación civil, Brugada participó por primera vez en un proceso de elección para un cargo: en 1995, fue elegida como consejera ciudadana para representar a San Miguel Teotongo en el primer Consejo Ciudadano de Iztapalapa (1995-1997). Aquí también ocupó el cargo de presidenta de la Comisión de Usos de Suelo.

De 1997 al 2000, la política iztapalapense obtuvo el cargo de diputada federal de la LVII Legislatura por el distrito 22 (Sierra de Santa Catarina, en la Ciudad de México) luego de ser postulada por el Partido de la Revolución Democrática, PRD, partido por el que Andrés Manuel López Obrador llegó a ser jefe de Gobierno entre 2000 y 2005—.

En el siguiente trienio, del 2000 al 2003, volvió a ser diputada, pero esta vez de manera local por el distrito 29 (en Iztapalapa) en la II Legislatura del entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México).

Nuevamente por el PRD, Brugada llegó a una nueva diputación federal, ahora por el distrito 25 (Iztapalapa), para el lapso 2003-2006.

De 2006 a 2009, Clara Brugada tuvo dos encargos: senadora suplente de la fórmula encabezada por el senador Pablo Gómez y procuradora social del Distrito Federal en el Gobierno capitalino de Marcelo Ebrard.

En 2009 dejó el cargo de procuradora social para contender por la jefatura delegacional de Iztapalapa. Luego de problemas al interior del PRD y de un proceso que se tuvo que definir con votación en el Congreso local, Brugada fue nombrada jefa delegacional de Iztapalapa, puesto que tuvo hasta 2012.

El paso a Morena

Brugada acabó su gobierno delegacional en 2012 y se unió en ese momento a Morena, el partido fundado por López Obrador y que lo llevó a la presidencia en 2018.

Y fue precisamente en 2018 cuando Clara Brugada volvió a Iztapalapa. Ese año, cuando las delegaciones se convirtieron en alcaldías, la política capitalina ganó la elección por Morena y se erigió como la primera alcaldesa de Iztapalapa.

El puesto de alcalde o alcaldesa tiene una duración de tres años y se puede optar a la reelección inmediata por un lapso igual, razón por la que Brugada se presentó a la elección por la alcaldía de Iztapalapa en 2021 y ganó para otro trienio.

Los últimos tres años como alcaldesa no los completó debido a que pidió licencia para competir por la jefatura de Gobierno de Ciudad de México en 2024.