Anuncios

Ciudad de México se está quedando sin agua potable y el problema podría agudizarse

(CNN Español) -- El agua llega a cuentagotas en varios puntos de Ciudad de México, tras la decisión de las autoridades locales de restringir el abastecimiento en algunas alcaldías para poder ahorrarla ante la sequía que enfrenta una de las ciudades más pobladas del mundo.

“Para ahorrar agua pues ahora sí que usamos cubetas para lavar los trastes de la casa”, dice Isidro Sánchez, residente de la colonia Chimilli, en la delegación Tlalpan, en el sur de la capital, quien argumenta que, en ocasiones, los vecinos tienen que juntan dinero para pagar los servicios de un camión cisterna particular que les trae el agua hasta la zona.

“Ya uno no sabe si mudarse o seguir comprando pipas de agua, que salen muy caras, pero algo hay que hacer”, dice Sánchez.

Una pipa abastece de agua a colonias que sufren escasez de agua.

Otros residentes de esa zona, ubicada en la carretera Picacho- Ajusco, ya comienzan a desesperarse, como Amanda Martínez. “Lo más que hemos sufrido sin agua son 15 días, pero si en esos 15 días nos llega el agua, ahora sí que vemos entonces cómo le hacemos para traer una pipa” señala.

Azotada por la sequía, esta isla se está quedando sin agua potable

Algunos expertos aseguran que la falta de lluvia en esta época del año ha causado que el sistema Cutzamala, la fuente de agua que abastece parte de la zona del Valle del México, se mantenga en niveles muy bajos de almacenamiento, lo que explica en parte la decisión de las autoridades de reducir el suministro en algunas zonas de la capital. La otra fuente que abastece de agua la ciudad son sus pozos, pero también están en una situación similar por la sequía.

“Existen variables que no teníamos hace algunos años, como el cambio climático, la desforestación, la contaminación y por supuesto, la ausencia prolongada de lluvias que tenemos, pues era evidente que estas siete u ocho presas que conforman el sistema Cutzamala verían disminuir su capacidad de almacenamiento”, dice Raúl Rodríguez Márquez, presidente del Consejo Consultivo del Agua.

Las autoridades capitalinas aseguran que no hay que alarmarse, aunque llaman a la población a evitar el desperdicio de agua. También han creado una plataforma llamada “Agua en tu colonia” que avisa a los vecinos cuándo y a qué hora llega el agua en su zona.

Pero algunos residentes del sur de la ciudad temen que la situación se prolongue por la ausencia de precipitaciones.

Alejandro Gómez dice que ya comenzaron a almacenar el agua en tanque Otros vecinos, por su parte, la están comprando embotellada.

“La misma agua que utilizamos para lavar los trastes o lavar ropa, la recolectamos para el baño y otras cosas de limpieza. No podemos darnos el lujo de desperdiciar el agua”, explica Gómez, quien dice que ya llevan unos tres meses con este problema de falta de suministro de agua.

“El agua viene una o dos horas, cae un chorrito y alcanzamos a llenar dos o tres tambos (tanques) como máximo, y ya no caía más hasta dentro de ocho días, y lo mismo, otra vez dos o tres tambitos nada más, ahora sí para las necesidades de uno y cuando la familia es grande, pues no alcanza”, dice.

“Cuando tenemos agua, pues guardas el agua de la lavadora para echarle al escusado y ya. Hasta con las tinas de los niños nos bañamos”, dice Mariana Gómez, otra vecina de la colonia Ajusco.

Expertos como Rodríguez Márquez consideran que el actual problema de escasez de agua en la capital se pudo haber evitado: “Debió de haberse invertido en proyectos de infraestructura hídrica, en mantenimiento. El tema de las fugas es fundamental para las zonas urbanas. El problema nacional de fuga, de merma de agua, es del 40%”.

“Pero lo más grave es que no se reconoce el problema. Dicen que para resolver un problema lo primero que hay que hacer es reconocerlo, y creemos nosotros que todavía las autoridades no ven en esto un grave problema”, señala el presidente del Consejo Consultivo del agua.

Habitantes de la Ciudad de México reservan agua en contenedores.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dice que la oposición quiere politizar el tema de la escasez del agua ante la cercanía de las elecciones presidenciales del 2 de junio y afirma que su gobierno está trabajando para prevenir la situación.

“Ya se están perforando nuevos pozos para tener agua en el corto plazo y se tiene un plan también de mediano plazo para que no falte el agua ni en la ciudad de México ni en el Estado de México”, dijo el Mandatario en su habitual conferencia de prensa del miércoles 14 de febrero.

Aunque López Obrador reconoció que hay que invertir más en la reparación de las líneas de distribución de agua, ya que, según agregó, todavía es considerable la fuga del líquido en la capital del país. “Y decirle a la gente que se está actuando de manera coordinada, el gobierno de la ciudad, el gobierno del estado de México y el Gobierno federal”, agregó en la conferencia

Eduardo Vázquez Herrera, de la organización Agua Capital de la Ciudad de México, dice que las autoridades federales y locales deberían de hacer mucho más, y no sólo limitarse a estar explotando nuevos pozos, ya que la situación podría traer consecuencias en el largo plazo.

Según explicó, la principal fuente de agua del Valle de México es subterránea, y destacó que los acuíferos “están profundamente sobreexplotados”. Por ello, dijo que ve con “profunda preocupación” que como medida de emergencia se esté habilitando nuevos pozos “y se está sobreexplotando más un acuífero”.

Vázquez Herrera también asegura que cado año la temporada de lluvia en el país se ha venido reduciendo, lo que, a futuro, podría agravar aún más el problema del suministro de agua.

Rodríguez Márquez, por su parte, descarta, por ahora, que se llegue al extremo de lo que algunos llaman “el día Cero”, un escenario en el que, supuestamente, la ciudad completa se quedaría sin agua.