Anuncios

Cierran autopista para pedir justicia para don Jorge

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx., diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- Justicia y que no quede impune el homicidio de Jorge Claudio fue el clamor de familiares y amigos del señor que vendía tamales, quien murió el 24 de diciembre cuando conducía su triciclo en avenida Morelos, atropellado por el conductor de un Mini Cooper que circulaba en estado de ebriedad, en el municipio de Cuautitlán Izcalli.

Minutos después de las 12:00 horas partió la manifestación de la colonia La Perla para dirigirse al Ministerio Público. Al lugar llegaron, además de los hijos y hermanos de don Jorge, compañeros de la escuela de Jorge Raziel, uno de los hijos de la víctima.

El incidente ocurrió en Morelos y Torre Omega, en Santa María de las Torres, cuando el señor iba a dejar un pedido especial, por lo que se separó de su hijo, quien lo acompañaba, fue cuando el automovilista lo impactó y murió en el lugar inmediatamente.

La protesta fue convocada para hacer un reclamo pacífico a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y el gobierno estatal por haber liberado tras 48 horas de su detención al conductor Omar "N", responsable de estos hechos. Además, dijeron que no han podido conocer la carpeta de investigación y consideran que el trato hacia ellos no ha sido el adecuado.

Al llegar a la autopista México-Querétaro, los familiares determinaron cerrar ambos sentidos hasta recibir un avance por parte de las autoridades.

Cerca de las 16:00 horas liberaron el tránsito, pues de acuerdo con algunos de los familiares, fueron citados en el Ministerio Público de la demarcación para tener una reunión.

A la protesta se unieron vecinos, amigos y personas que se solidarizaron con el caso, quienes portaron cartulinas y al grito de "¡Justicia!" y "¡No estás solo señor Jorge Claudio!" demandaron un castigo contra el automovilista que en estado de ebriedad atropelló al comerciante y sigue su proceso en arresto domiciliario.

A la autopista también llegaron policías municipales y autoridades del gobierno local, quienes intentaron persuadir a los inconformes de no bloquear la vía.

Tras la protesta, familiares de la víctima se reunieron con autoridades de la FGJEM en el Centro de Justicia de Cuautitlán Izcalli; a su salida se dijeron satisfechos con las respuestas que otorgaron a sus cuestionamientos.

La señora Marilú Claudio, hermana de la víctima, pidió comprensión de quienes los apoyaron durante la movilización e informó que para no entorpecer las investigaciones no daría más declaraciones.