Anuncios

Chofer de un Lambo acusado de homicidio por accidente que dejó un fallecido

Un hombre de Georgia con la licencia suspendida fue acusado de homicidio el martes por la mañana después que la Policía dijo que estrelló un Lamborghini Urus contra la parte trasera de otro auto con tal fuerza que el conductor salió despedido, fue arrojado contra un poste y murió.

El terrible accidente, que milagrosamente solo causó heridas leves a otras personas, pero dañó otros dos autos y una motocicleta, ocurrió poco antes de las 9:30 p.m. del lunes en el carril oeste de Viaducto de la 79 Street, una de las principales vías que conectan Miami Beach con el continente. La carretera permaneció cerrada el resto de la noche y la hora pico del martes por la mañana.

Alejandro Hall, de 24 años, fue acusado de homicidio y de causar daños corporales al conducir sin licencia, ambos delitos graves. Se le ordenó permanecer en prisión a la espera de la orden de un juez debido a la gravedad del delito.

A primera hora de la tarde del martes, la Policía aún no había revelado el nombre de la víctima, un hombre que conducía un Hyundai Elantra. Una mujer sentada en el asiento delantero del Lamborghini sufrió heridas leves. La policía también dijo que encontró dos botellas de alcohol abiertas en el auto y que Hall arrastraba las palabras cuando hablaron con él. Se le practicó una prueba de alcoholemia, pero los resultados no están listos.

El policía de Miami Alex Mena escribió en su reporte de arresto que Hall conducía “muy por encima” del límite de velocidad de 35 millas por hora y que conducía con “desprecio intencionado y deliberado por la seguridad de las personas”.

Los registros del estado de Georgia muestran que a Hall le retiraron el derecho a conducir hasta mayo de 2024 tras ser declarado culpable de conducir ebrio. Está restringido a solo conducir hacia y desde el trabajo, el médico y la escuela.

El auto de Hall se movía lo suficientemente rápido que, después de golpear la parte trasera del Hyundai, se estrelló contra un Ford Escape también en dirección oeste, luego se deslizó otros 290 pies antes de chocar contra un camión Ford F-250. También resultó dañada una motocicleta. El choque arrancó todo el lado del conductor del Hyundai, dejándolo hecho un amasijo de metal y fragmentos de cristal.

El portavoz de la Policía de Miami, Michael Vega, dijo que el impacto parecía tan grave que los primeros policías que llegaron al lugar dieron por muerto a todo el mundo.

“Una vez más, una persona inocente que se ocupaba de sus asuntos resultó muerta”, dijo Vega.

En las escenas del accidente grabadas con teléfonos móviles al anochecer del lunes se veía a los investigadores usando linternas de gran potencia para mirar en la Bahía de Biscayne, posiblemente en busca de personas o autos dañados. La vía en dirección este solo se cerró brevemente, pero los carriles del oeste permanecieron cerrados hasta bien pasada la hora pico del martes por la mañana, mientras la Policía recogía pruebas forenses y los camiones de auxilio retiraban las piezas destrozadas de los autos.

Después del accidente, Hall, quien vive en Alpharetta, Georgia, fue trasladado a la oficina de Homicidios de la Policía, donde fue interrogado antes de ser acusado. La Policía dijo que podría añadirse un cargo de homicidio por conducir ebrio si la sangre extraída a Hall muestra que estaba por encima del límite legal de alcohol.

No estaba claro si Hall, el cual permanecía en el centro correccional Turner Guilford Knight desde el martes por la tarde, había contratado a un abogado. Su fianza no se establecerá hasta que comparezca ante un magistrado, probablemente más tarde.