Anuncios

China retoma lazos diplomáticos con Nauru, que se aleja de Taiwán

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi (derecha), y su homólogo de Nauru, Lionel Aingimea, se estrechan la mano tras firmar un comunicado conjunto para la reanudación de la relación diplomática entre ambas naciones, en Beijing, el 24 de enero de 2024. (AP Foto/Andrea Verdelli, Pool)

BEIJING (AP) — China y Nauru restablecieron formalmente su relación diplomática el miércoles luego de que la pequeña nación insular del Pacífico cortó lazos con Taiwán a principios de mes, en un nuevo paso de Beijing para aislar al gobierno democrático de Taipéi.

El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, se reunió con el titular del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Nauru, Lionel Aingimea, en la Casa de Huéspedes estatal Diaoyutai en Beijing. El político chino dijo que la reanudación de su relación “demuestra una vez más que la adhesión al principio de una sola China es una tendencia histórica irresistible”.

Aingimea apuntó que Nauru reconoce a Taiwán como parte de China, a pesar de que la República Popular de China nunca ha gobernado la isla y los 23 millones de taiwaneses rechazan abrumadoramente el reclamo de soberanía de Beijing.

“Esperamos con interés la cooperación práctica que se va a producir entre Nauru y China. Las perspectivas son brillantes", agregó Aingimea.

El anuncio de Nauru el 15 de enero se produjo apenas dos días después de que Taiwán eligió a su nuevo presidente y deja a la república autónoma con apenas 12 aliados diplomáticos, aunque cuenta con sólidas relaciones no oficiales con Estados Unidos, Japón y la mayoría de las demás grandes naciones.

Las autoridades estadounidenses expresaron su descontento con la decisión. Washington mantiene relaciones diplomáticas con China, pero también tiene una amplia vinculación no oficial con la isla, que incluye la venta de aviones de combate y otras armas para su defensa.

Nauru estableció por primera vez lazos diplomáticos con Taiwán en 1980, luego viró hacia Beijing en 2002 y retomó su relación con Taiwán en 2005, ante las acusaciones de que ambos bandos estaban pagando o presionando a los funcionarios nauruanos.

China reclama Taiwán como parte de su territorio y no reconoce su gobierno ni su derecho al reconocimiento diplomático, así como su participación en organismos globales como Naciones Unidas o cualquier contacto oficial con entidades políticas extranjeras.

Beijing, que sostiene que el territorio debe quedar bajo su control, por la fuerza si fuese necesario, ha estado atrayendo gradualmente a los aliados diplomáticos de Taipéi. Diez países se han alejado de Taiwán en favor de China desde 2016.