Anuncios

China nombra nave espacial 'Dream Vessel' que espera lleve astronautas a la Luna

(CNN) -- La agencia espacial de China reveló los nombres de las naves espaciales que espera que lleven a los astronautas chinos a la Luna a finales de esta década.

En un comunicado de prensa del fin de semana, la Agencia Espacial Tripulada de China dijo que el desarrollo estaba “progresando bien” en la nave espacial Mengzhou, o Dream Vessel, el módulo de aterrizaje Lanyue, o Embracing the Moon, y un cohete portador de carga superpesada llamado Long March 10.

Las naves son parte de un ambicioso programa que Beijing espera que confirme su estatus como gran potencia espacial.

China no publicó una fecha para su esperada misión lunar tripulada, pero ha dicho que se llevará a cabo en 2030 , ya que aspira a convertirse en el segundo país en llevar astronautas a la luna.

La nave espacial Mengzhou se compone de un módulo de reentrada que albergará a los astronautas y servirá como centro de control, y un módulo de servicio para los sistemas de energía y propulsión. El vehículo tendrá una longitud de casi 9 metros y un peso de 22 toneladas, según informaron los medios estatales.

El módulo de aterrizaje lunar Lanyue tendrá capacidad para dos astronautas y un rover de 200 kilogramos, según los informes.
Los nombres de las naves fueron elegidos por un grupo de expertos entre casi 2.000 propuestas solicitadas al público, según la agencia espacial.

"Lanyue" apareció por primera vez en un poema escrito por el fundador de la República Popular China, Mao Zedong, en 1965, y "simboliza la aspiración y la confianza del pueblo chino en su exploración del universo y su expedición a la Luna", dijo la agencia.

El nombre Mengzhou está vinculado al "sueño de la nación china de aterrizar en la Luna", añadió.

El programa espacial de Beijing se ha asociado durante mucho tiempo con el “sueño chino” del líder Xi Jinping de “rejuvenecer” al país y alcanzar un lugar de poder y prestigio a nivel mundial, incluso en sus capacidades tecnológicas.

Las ambiciones lunares de China surgen a medida que más países están elevando sus programas espaciales considerando el beneficio científico potencial, el prestigio nacional y el acceso a recursos y una mayor exploración del espacio profundo que podrían traer las misiones lunares exitosas y otros desarrollos.

Estados Unidos está intensificando su programa lunar, y la NASA anunció el mes pasado su plan para llevar astronautas a la Luna en 2026, un año de retraso con respecto a su calendario original. Sería una novedad para Estados Unidos desde sus misiones Apolo a finales de los años 1960 y principios de los 1970.

La semana pasada, el módulo de aterrizaje lunar comercial Odysseus desarrollado por Intuitive Machines se convirtió en la primera nave espacial fabricada en Estados Unidos en aterrizar en la Luna en 50 años.

En enero, el robot explorador japonés “Moon Sniper” aterrizó en la superficie lunar. El aterrizaje convirtió a Japón en el tercer país de este siglo, y el quinto en la historia, en aterrizar en la Luna. India se unió a esa lista el año pasado.

Beijing ha avanzado en los alunizajes en los últimos años con sus misiones no tripuladas Chang'e, que hicieron historia en 2019 cuando China se convirtió en el primer país en alunizar con éxito en la cara oculta de la luna .

Se espera que la próxima misión no tripulada, Chang'e-6 , se lance a finales de este año y traiga las primeras muestras jamás recolectadas de la cara oculta de la Luna.

China también espera que sus próximas misiones recopilen datos hacia otro objetivo lunar: construir una estación de investigación internacional permanente en el polo sur lunar para 2040.