China y la India ya no ocultan su reparos con la invasión a Ucrania y Putin recibió un sorpresivo reproche en público

·4  min de lectura
Putin, durante la cumbre en Uzbekistán
Putin, durante la cumbre en Uzbekistán - Créditos: @SERGEI BOBYLYOV

SAMARCANDA, Uzbekistán.– Enfrascado en un enfrentamiento con Occidente por la guerra, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo en repetidas ocasiones que Rusia no está aislada porque puede mirar hacia el este, hacia grandes potencias asiáticas como China y la India. Pero en una cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), las preocupaciones salieron a la luz.

El primer ministro indio, Narendra Modi, le dijo ayer a Putin que no era el momento de una guerra, en una inusual crítica directa al jefe del Kremlin en público por el conflicto de casi siete meses en Ucrania.

“Sé que la época actual no es una época de guerra, y he hablado con usted por teléfono sobre esto”, dijo Modi a Putin en una reunión televisada en la antigua ciudad uzbeka de la Ruta de la Seda, Samarcanda.

Cuando Modi hizo el comentario, el líder supremo de Rusia desde 1999 frunció los labios, miró a Modi y luego bajó la vista antes de tocarse el pelo de la nuca.

La bilateral entre Modi y Putin
La bilateral entre Modi y Putin - Créditos: @ALEXANDR DEMYANCHUK

Putin le dijo a Modi que entendía que esté preocupado por Ucrania, pero que Moscú estaba haciendo todo lo posible para poner fin al conflicto. “Conozco su posición sobre el conflicto en Ucrania, las preocupaciones que expresa constantemente”, dijo Putin. “Haremos todo lo posible para poner fin a esto lo antes posible”, agregó.

La guerra en Ucrania, que comenzó cuando Putin ordenó la invasión de las tropas el 24 de febrero, desencadenó el peor enfrentamiento con Occidente desde la Guerra Fría y ha sumido a la economía mundial en una espiral inflacionista. La India se convirtió en el segundo comprador de petróleo de Rusia, después de China, ya que otros han reducido sus negocios tras la invasión.

El presidente ruso también había recibido, de una manera más indirecta, los reparos de China.

Putin reconoció anteayer que China tenía “preguntas y preocupaciones” sobre la guerra de Rusia en Ucrania, en lo que fue considerado una admisión de que Moscú carece del respaldo total de su socio más grande y poderoso en el escenario mundial.

El presidente ruso Vladimir Putin habla con el presidente chino Xi Jinping durante una reunión en Samarcanda, Uzbekistán, el 16 de septiembre del 2022.  (Serguéi Bobylev, Sputnik, Kremlin Pool Foto vía AP)
El presidente ruso Vladimir Putin habla con el presidente chino Xi Jinping durante una reunión en Samarcanda, Uzbekistán, el 16 de septiembre del 2022. (Serguéi Bobylev, Sputnik, Kremlin Pool Foto vía AP)

Putin se juntó anteayer con el líder de China, Xi Jinping, en su primera reunión en persona desde que Rusia invadió Ucrania, y mientras Xi viajaba al extranjero por primera vez desde el comienzo de la pandemia. Pero en lugar de mostrar una unidad euroasiática contra Occidente mientras Rusia lucha por recuperarse de la humillante retirada militar de la semana pasada en el noreste de Ucrania, los dos líderes tocaron notas discordantes en sus comentarios públicos, y Xi no mencionó a Ucrania en absoluto.

“Apreciamos mucho la posición equilibrada de nuestros amigos chinos en relación con la crisis de Ucrania”, dijo Putin en declaraciones televisadas al comienzo de la reunión. “Entendemos sus preguntas e inquietudes al respecto”.

Mientras Occidente continúa aumentando las sanciones contra el Kremlin, el presidente ruso vio cómo Xi, que había prometido una amistad “sin límites” solo tres semanas antes de que Rusia invadiera Ucrania, evitó de manera notoria cualquier apoyo público a la guerra de Putin.

En una declaración emitida después de la reunión de líderes, China dijo que estaba “dispuesta a trabajar con Rusia para demostrar la responsabilidad de un país importante, desempeñar un papel de liderazgo e inyectar estabilidad en un mundo turbulento”. Para los académicos que estudian los mensajes entre líneas de los comentarios públicos del gobierno chino, sonaba como un reproche implícito.

China; Rusia; Xi Jinping; Vladimir Putin; mundo
Putin y Xi, durante la cumbre en Uzbekistán - Créditos: @Alexandr Demyanchuk

Sergey Radchenko, profesor de la Escuela Johns Hopkins de Estudios Internacionales Avanzados, dijo que la declaración parecía enviar un mensaje de “reproche a los rusos, que no están actuando como una gran potencia, que están creando inestabilidad”. Shi Yinhong, profesor de relaciones internacionales desde hace mucho tiempo en la Universidad Renmin en Pekín, dijo que era “la declaración más prudente o más discreta en años por parte de Xi sobre la relación estratégica entre los dos países”.

Aún así, China sigue representando un salvavidas crítico para Rusia mientras Moscú busca nuevos mercados de exportación e importación en medio de las sanciones occidentales por la guerra. China ha aumentado sus compras de energía rusa, mientras vende a Rusia más autos y algunos otros bienes.

Turquía, un actor clave en el acuerdo en julio entre Kiev y Moscú para desbloquear la exportación de cereales ucranianos, también pidió durante la cumbre de Uzbekistán a Rusia que ponga fin a la guerra “lo antes posible”.

Erdogan, presidente de Turquía
Erdogan, presidente de Turquía

China y Rusia formaron la OCS para contrarrestar la influencia de Estados Unidos. La cumbre es parte del primer viaje de Xi al extranjero desde el comienzo de la pandemia de coronavirus hace dos años y medio, lo que resalta la importancia que le da Pekín a establecerse como un líder regional. El grupo incluye a Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Tayikistán y Uzbekistán. Irán participa como observador y ha pedido membresía plena.

Agencias AP y Reuters y diario The New York Times