Anuncios

China impugna ante la OMC los planes de Biden sobre vehículos eléctricos

En esta imagen de archivo, vista de la planta de Ultium Cell en Warren, Ohio, el 7 de julio de 2023. (AP Foto/Gene J. Puskar, archivo)

BEIJING (AP) — China presentó el martes una queja ante la Organización Mundial del Comercio contra Estados Unidos por lo que considera que requisitos discriminatorios para optar a sus subsidios a los vehículos eléctricos.

Desde este año, los compradores estadounidenses no podrán optar a deducciones fiscales de entre 3.750 y 7.500 dólares, si los minerales clave u otros componentes de las baterías fueron fabricados por empresas de China, Rusia, Corea del Norte o Irán. Las ayudas forman parte de la legislación climática del presidente Joe Biden, la llamada Ley de Reducción de la Inflación de 2022.

El Ministerio de Comercio chino dijo en un comunicado publicado en internet que Estados Unidos ha formulado políticas de ayuda discriminatorias para los nuevos vehículos en nombre de la respuesta al cambio climático. Según Beijing, la medida estadounidense excluye a los productos chinos, distorsiona la competencia y perturba la cadena mundial de suministro de este tipo de vehículos.

Los países que forman parte de la OMC, con sede en Ginebra, pueden presentar quejas sobre las prácticas comerciales de otros socios y buscar compensaciones a través del proceso de resolución de disputas.

China tiene un papel dominante en el sector de las baterías para vehículos eléctricos y tiene una industria automotriz en rápida expansión que podría suponer un desafío para los fabricantes globales ya establecidos si da el salto internacional. Su punto fuerte son los autos eléctricos y sus empresas se han convertido en líderes en tecnología de baterías.

La Unión Europea, preocupada por la posible amenaza a su industria automotriz, lanzó el año pasado su propia investigación acerca de los subsidios que ofrece Beijing a los autos eléctricos.

De acuerdo con la nueva normativa estadounidense, que entró en vigor el 1 de enero, solo 13 de los más de 50 vehículos eléctricos a la venta en el país pueden optar a los créditos fiscales, frente a los más de 20 modelos del año pasado. Los fabricantes han tratado de encontrar componentes que hagan que sus modelos puedan optar a los subsidios.