Covid: China confina a 80.000 turistas en una isla paradisíaca y les impone una exigente prueba para salir

·2  min de lectura
Playa en un restort de Sanya, Hainan
Una playa en un restort de Sanya, en la isla china de Hainan - Créditos: @Shutterstock

PEKÍN.- Alrededor de 80.000 turistas quedaron varados en el balneario chino de Sanya luego de que las autoridades lo declararon un foco de Covid-19 e impusieron un confinamiento.

Las restricciones entraron en vigor este sábado en un intento de las autoridades de frenar la propagación del coronavirus en esta ciudad ubicada en la isla tropical de Hainan. Hasta el viernes había 229 casos confirmados y este sábado se reportaron otros 129.

“Instamos al público en general y a los turistas a comprender y dar su apoyo”, dijeron las autoridades en un comunicado en la cuenta de WeChat del gobierno de la ciudad. El gobernante Partido Comunista de China se adhiere incondicionalmente a un enfoque de “Covid cero” que contradice cada vez más al resto del mundo.

Un reciente brote en Shanghái se propagó tanto que las autoridades declararon en confinamiento a toda la ciudad, la mayor del país, por dos meses, atrapando a millones de personas y asestando un golpe a la economía nacional.

Una playa en Sanya, China
Una playa en Sanya, China

La nueva medida incluye la prohibición de la venta de pasajes de tren y la cancelación de todos los vuelos. Los turistas que desean salir tienen que dar negativo en el virus en cinco pruebas en siete días.

Micah Hostetter, un consultor de negocios con sede en Shanghái que tenía previsto salir el domingo después de una semana de estadía, protestó por esta contrariedad luego de haber vivido una situación similar. “¡Es un desastre! No sabemos cuánto tiempo vamos a estar aquí, esperamos que no sea tanto”, dijo Hostetter, que tuvo más de dos meses de encierro en Shanghái a principios de año.

Una barricada corta una calle de Sanya, como parte del confinamiento
Una barricada corta una calle de Sanya, como parte del confinamiento - Créditos: @VCG

Mientras tanto, los hoteles ofrecerán a sus huéspedes un descuento del 50% durante el confinamiento, dijo un funcionario municipal en conferencia de prensa. El confinamiento se produce en el pico de la temporada turística en Sanya, famosa por sus playas.

La ciudad comenzó a imponer medidas de cierre en algunos lugares el jueves. El viernes se cerraron más locales, incluidos sus centros comerciales libres de impuestos, muy populares entre los compradores chinos que no pueden viajar al extranjero.

Agencias AP y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.