China condena a muerte a un exbanquero por "corrupción y bigamia"

LA NACION
·2  min de lectura

PEKIN (AFP).- El exdirigente de uno de los conglomerados financieros más importantes de China fue condenado hoy a pena de muerte por "corrupción y bigamia", anunció la Justicia de ese país, en momentos en que la falta de información sobre el magnate de esa nacionalidad, Jack Ma, genera preocupación internacional.

Lai Xiaomin, exdirectivo de China Huarong, fue declarado culpable de haber obtenido 260 millones de dólares en sobornos. Las cifras son "muy importantes y las circunstancias particularmente graves y hubo claramente una intención de delinquir", dijo en su veredicto el tribunal de Tianjin (norte).

Lai Xiaomin también fue condenado por bigamia por haber "vivido durante mucho tiempo con otras mujeres" fuera de su matrimonio, de las que tuvo hijos ilegítimos.

En enero de 2020, Lai hizo una confesión transmitida por la televisión pública CCTV donde se veían imágenes de un apartamento en Pekín supuestamente de su propiedad, con cajas fuertes y armarios llenos de fajos de dinero.

Lai Xiaomin afirmó no haber "gastado ni un solo céntimo". "No me atreví a gastar" el dinero, dijo. Las imágenes también mostraban coches de lujo y lingotes de oro que Lai habría aceptado como soborno.

Campaña anticorrupción y críticas

China lanzó una importante campaña anticorrupción en 2012, después de que el presidente Xi Jinping se convirtiera en jefe del Partido Comunista de China (PCC). Desde entonces, se han sancionado más de 1,5 millones de dirigentes del PCC.

Los grupos de derechos humanos denuncian la práctica en China de las "confesiones televisadas" que, según ellos, se obtienen a menudo mediante la tortura o el chantaje.

La decisión de la Justicia china se da en momentos en los que está en el centro de la polémica la desaparición de la vista pública del fundador de Alibaba, Jack Ma, en los últimos dos meses, tras comenzar a ser investigado su imperio empresarial.

El hombre de negocios de más alto perfil de China fue visto por ultima vez en público desde un foro a fines de octubre en Shanghái, donde criticó el sistema regulatorio del gobierno en un discurso que lo puso en un rumbo de colisión con las autoridades.

Tras esta comparecencia, la oferta pública inicial por 37.000 millones de dólares de Ant Group, el brazo de tecnología financiera de Alibaba, fue suspendida, y comenzó una investigación antimonopolio sobre Alibaba. Asimismo el 2 de noviembre Ma fue citado a indagatoria por las autoridades.