China dice que brote de ómicron aún no afecta planes olímpicos

·3  min de lectura

(Bloomberg) -- Los organizadores de los Juegos Olímpicos de China dicen que no modificarán sus preparativos para los Juegos Olímpicos de Invierno, cuyo inicio está previsto para cerca de tres semanas más, pese a que la variante ómicron se está extendiendo por todo el país.

Most Read from Bloomberg

“A menos que haya casos a gran escala en las zonas de competencia, no planeamos ajustar aún las medidas preventivas contra el covid-19”, dijo Huang Chun, un alto funcionario a cargo del control del virus en el comité chino que organiza el evento, en una sesión informativa realizada el martes en Pekín.

Eso podría cambiar si la situación lo amerita, señaló Huang, quien agregó que los organizadores de las Olimpiadas se apegarán a una “estricta implementación” de sus directrices para mantener a deportistas y otras personas libres del virus.

La contagiosa variante ómicron apareció durante el fin de semana en Tianjin, ciudad portuaria aledaña a Pekín y la provincia de Hebei, donde se llevarán a cabo los juegos entre el 4 y el 20 de febrero. China también está lidiando con un nuevo epicentro del virus en la provincia de Henan, donde los 5 millones de habitantes de la ciudad de Anyang fueron confinados después de que se reportara que dos personas dieron positivo por ómicron. El cierre de la central ciudad de Xi’an, con una población de 13 millones de habitantes, se acerca a su cuarta semana.

La semana pasada, China declaró que está listo para ser el país anfitrión de los juegos, luego de que el presidente Xi Jinping visitara sitios como el Óvalo Nacional de Patinaje de Velocidad. La nación se comprometió a organizar juegos “simples, seguros y espléndidos”, lo que contrasta con el espectáculo de los Juegos Olímpicos de Verano de Pekín en 2008.

Ese intento de reducir las expectativas se debe en gran parte a la incapacidad de China para eliminar el covid-19 de sus fronteras a pesar de las estrictas regulaciones de cuarentena para los viajeros entrantes y una política de trazabilidad, realización de pruebas y confinamientos masivos para detener los brotes.

Los Juegos Olímpicos de Invierno también enfrentan complicaciones por un boicot diplomático liderado por Estados Unidos, por lo que, según Washington, son “crímenes contra la humanidad en Sinkiang y otros abusos contra los derechos humanos” por parte de China, acusaciones que Pekín niega con vehemencia.

Australia, Canadá y el Reino Unido se unieron a la protesta, y Japón señaló que no enviará a ningún representante del Gobierno, aunque evitó el término “boicot diplomático”.

Los Juegos Olímpicos de Invierno en China se llevarán a cabo dentro de una burbuja –que las autoridades locales denominan un “ciclo cerrado”– y los funcionarios están ansiosos por ver que el virus no la traspase. En una señal de lo nerviosos que están, la agencia oficial de noticias Xinhua informó el domingo que la policía de tránsito de Pekín les dijo a sus habitantes que evitaran el contacto con vehículos oficiales de las Olimpiadas.

Los organizadores de las Olimpiadas no han anunciado normativas detalladas sobre cómo los residentes locales podrán asistir a los eventos, lo que ha llevado a que usuarios de internet en la nación asiática especulen que la estrategia de tolerancia cero de China para contener el coronavirus implicará que no se realizarán ventas al público.

En la sesión informativa del martes, los organizadores eludieron una pregunta sobre las políticas para la venta de boletos, y señalaron que las normativas para los espectadores aún se estaban formulando.

Nota Original:

China Says Omicron Outbreak Isn’t Affecting Olympic Plans Yet

Most Read from Bloomberg Businessweek

©2022 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.