Anuncios

China avanza raudamente hacia la hegemonía económica, en todos los frentes

China, como enorme potencia económica que es, está ya instalada en el medio mismo del escenario internacional. En casi todos los frentes.

Así lo confirma la información reciente difundida por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que destaca que China es el país más innovador del mundo, desde que es el que más registros de patentes materializó en el año 2019. Por primera vez en la historia, la potencia oriental desplazó a los Estados Unidos que, desde el año 1978 y hasta el año 2018, venía ocupando ese primer lugar y que ahora acaba de pasar al segundo puesto, seguido de Alemania, Corea del Sur y Francia, en ese orden.

Hablamos de unos 58.990 pedidos de registros provenientes de China, contra apenas unos 276 que China presentara en el año 1999. No hace tanto, entonces. El proceso de desarrollo chino es explosivo según queda visto y se ha acelerado de modo realmente vertiginoso, confirmando el muy rápido ascenso chino en materia económica.

Detrás aparecen: Japón, Alemania, Corea del Sur y Francia, también en ese orden.

Los países asiáticos, en su conjunto, han solicitado más de la mitad de todas las patentes internacionales que hoy pretenden ser registradas, lo que a su vez confirma el notorio desplazamiento del eje económico del mundo, desde el Atlántico al Pacífico.

Si miramos cuales son las empresas que más patentes han requerido, la megaempresa china "Hawei Technologies" dominó individualmente el año pasado el universo de las patentes, con 4.411 pedidos publicados. Fue seguida por la pujante empresa japonesa Mitsubishi Electric Corp; así como por Samsung Electronics, de Corea del Sur; y luego por la norteamericana Qualcomm Inc, detrás de la cual aparece la empresa, también china, Guan Dong Oppo Mobile Telecommunications.

La innovación no se detiene sino que se acelera, lo que se comprueba con lo sucedido el año pasado, desde que los pedidos internacionales de patentes aumentaron un sólido 5,2% respecto del año inmediato anterior.

Este año, en cambio, cabe presumir que los efectos adversos de la pandemia de coronavirus que se ha abatido sobre todos harán que el número de pedidos de registro de patentes evidencie una probable caída. Lo ya sucedido en el primer trimestre transcurrido así parecería sugerirlo.

Exembajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas