Anuncios

China acusa a EEUU de idear tácticas para reprimir el auge de Beijing pese a mejora en su relación

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, durante una conferencia de prensa en el marco del Congreso Nacional Chino, en Beijing, el 7 de marzo de 2024. (AP Foto/Ng Han Guan)

BEIJING (AP) — El ministro de Exteriores de China acusó el jueves a Estados Unidos de idear tácticas para reprimir el ascenso de Beijing y criticó al gobierno de Joe Biden por añadir más empresas chinas a sus listas de sanciones.

En una conferencia de prensa durante la reunión anual del Congreso chino, Wang Yi dijo que las relaciones con Washington habían mejorados desde la reunión que mantuvieron los presidentes Xi Jinping y Biden en noviembre, pero indicó que Estados Unidos no ha cumplido sus promesas.

“Si Estados Unidos siempre dice una cosa y hace otra, ¿dónde queda su credibilidad como gran potencia? Si Estados Unidos se pone nervioso y ansioso cuando escucha la palabra ‘China’, ¿dónde está su confianza como gran potencia?", dijo. “Si Estados Unidos se obsesiona con reprimir a China, al final se acabará perjudicándose a sí mismo".

Wang, un veterano diplomático de 70 años que se ha ganado la confianza de Xi, volvió a ponerse al frente del ministerio el verano pasado luego de que su sucesor, Qin Gang, fuese cesado repentinamente y sin explicación tras medio año en el cargo. Wang es también el máximo responsable de política exterior del gobernante Partido Comunista, una posición de mayor rango que asumió cuando Qin lo relevó como canciller a finales de 2022.

Los analistas habían especulado con que el Partido Comunista podría utilizar la semana de reuniones del Congreso Popular Nacional para nombrar a un nuevo ministro de Exteriores, pero parecía descartado ya que la agenda publicada en la víspera de la sesión inaugural no incluía nombramientos.

El embajador chino ante Naciones Unidas, Zhang Jun, indicó durante un debate del Consejo de Seguridad en enero que China respalda que los palestinos se conviertan en miembros de pleno derecho lo antes posible, como un primer paso hacia la creación de un estado propio, según la prensa del país.

El ministro pidió el jueves una gran conferencia internacional para elaborar una hoja de ruta y un calendario para una solución de dos estados. “Apoyamos que Palestina se convierta en miembro de pleno derecho de Naciones Unidas y pedimos a los miembros del Consejo de Seguridad que no pongan obstáculos para ello”, manifestó.

Wang acusó a Estados Unidos, sin mencionarlo por su nombre, de provocar problemas en Taiwán y en el mar de China Meridional. China sostiene que la autogobernada Taiwán forma parte de su territorio y que debe quedar bajo su control, y reclama una gran parte del mar, lo que la enfrenta con Filipinas, Vietnam y otras naciones del sudeste asiático.

Filipinas y Estados Unidos han acusado a China de utilizar tácticas agresivas para tratar de impedir que las embarcaciones filipinas lleguen a los arrecifes y atolones reclamados tanto por Beijing como por Manila. El incidente más reciente se produjo esta semana, cuando dos embarcaciones de sus guardacostas chocaron.

“Ante las provocaciones irracionales, tomaremos contramedidas justas”, dijo Wang. “También aconsejamos a ciertos países de fuera de la región que no aviven los problemas, que no elijan bando y que no se conviertan en perturbadores y creadores de problemas en el mar de China Meridional”.

Según el funcionario, los países que insisten en mantener una relación oficial con Taiwán están interfiriendo en los asuntos internos de China. La mayoría de las naciones, incluyendo Estados Unidos, no tienen lazos diplomáticos con Taipéi, pero Beijing se opone a la visita de legisladores a la isla así como a la venta de equipos militares estadounidenses para su defensa.

China seguirá trabajando para una reunificación pacífica con Taiwán, apuntó Wang, que advirtió que cualquiera que apoye su independencia pagará un precio. La mayoría de los taiwaneses prefieren seguir separados de China sin enfrentarse. Temen que el dominio chino pueda poner en peligro sus libertades y su democracia, especialmente tras la represión ejercida por Beijing en Hong Kong.

“Nuestra posición siempre ha estado muy claro", indicó Wangd. “Taiwán nunca podrá separarse de la madre patria".

Wang elogió la creciente relación del país con Rusia y destacó que el comercio bilateral alcanzó los 240.000 millones de dólares el año pasado, superando el objetivo de alcanzar los 200.0000 millones para finales de 2024.

Washington y la Unión Europea dicen que Beijing está proporcionando un salvavidas económico a Moscú mientras ellos tratan de presionar al Kremlin con sanciones tras la invasión de Ucrania en 2022, que provocó una devastadora guerra que continúa tras más de dos años.

“El gas natural ruso ha entrado en miles de hogares en China y los autos chinos circulan por las calles rusas, lo que demuestra plenamente la fuerte resistencia y las amplias perspectivas de una cooperación mutuamente beneficiosa", apuntó el ministro.

Hace dos semanas, Estados Unidos y la UE ampliaron las sanciones a empresas e individuos de China y varios países más por su presunta ayuda al esfuerzo bélico del Kremlin.

___

Yu Bing contribuyó a este despacho.