Anuncios

China acusa a EEUU de "abusar" del derecho internacional

BEIJING (AP) — China acusó a Estados Unidos el jueves de abusar del derecho internacional con sus maniobras militares en el Pacífico occidental un día después de que un destructor de la armada estadounidense navegara por el estrecho de Taiwán.

Si bien China acepta las comunicaciones directas entre los respectivos mandos militares, el vocero del ministerio de Defensa, Wu Qian dijo que la actividad de buques y aviones de guerra estadounidenses “en el umbral de China" es la causa fundamental de los problemas entre las dos potencias militares.

“Estados Unidos debería dejar de abusar del derecho internacional, desistir de toda conducta peligrosa y provocadora y refrenar estrictamente las actividades de tropas en el frente, que es la manera fundamental de evitar accidentes en el mar y el aire”, dijo en su conferencia de prensa mensual.

El buque USS John Finn navegó el miércoles por la ruta marítima de 160 kilómetros (100 millas) de ancho que separa China de Taiwán, una isla autónoma sobre la cual Beijing reclama soberanía.

China aceptó reanudar los contactos militares con Estados Unidos en una reunión de los presidentes Joe Biden y Xi Jinping en noviembre en California. Uno de los argumentos de la decisión fue poder manejar una colisión no intencional u otro posible accidente en aguas patrulladas por ambos como el estrecho de Taiwán y el mar Austral de la China.

Estados Unidos sostiene que sus acciones están protegidas por las leyes internacionales que garantizan la libertad de navegación.

“Ningún miembro de la comunidad internacional debe sentirse intimidado o coaccionado para ceder sus derechos y libertades”, dijo la Séptima Flota estadounidense en un comunicado de prensa sobre el tránsito del John Finn por el estrecho. “Las fuerzas armadas de Estados Unidos vuelan, navegan y operan dondequiera que el derecho internacional lo permite”.

China ha adquirido la capacidad de proyectar su poderío militar hacia el Pacífico, lo cual provoca conflictos con Estados Unidos, que durante mucho tiempo fue la potencia militar dominante de la región.

Uno de los objetivos de la actividad militar estadounidense es disuadir a China de atacar a Taiwán o utilizar su fuerza para hacer valer sus reclamos territoriales en disputas con vecinos más pequeños como Filipinas.