Cómo un chico de 14 años ayudó a mejorar el proceso de vacunación en Estados Unidos

Marisa Lati
·5  min de lectura
Benjamin Kagan, de 14 años, creó un sistema online para ayudar a la gente de Chicago a vacunarse
Facebook

WASHINGTON.- Justo antes de la medianoche, Benjamin Kagan toma su puesto. Inicia sesión en su computadora portátil y navega a la página de citas de una clínica de atención médica local. Ingresa la información personal de un extraño y espera.

Cuando el reloj marca las 12, Benjamin debe encontrar rápidamente el botón verde brillante que dice “Ponete en línea”. Si jugó bien sus cartas, habrá marcado una cita de vacunación.

“Estamos al final”: Israel quiere ser el primer país en dejar atrás la pandemia

Con suerte, el proceso no llevará mucho tiempo, porque Benjamin tiene que dormir. Tiene clase de álgebra al día siguiente. A los 14, Benjamin podría estar ocupando su tiempo libre con deportes y videojuegos, pero el estudiante de primer año de secundaria ha estado ayudando recientemente a que cientos de personas en el área de Chicago se vacunen, ya que la demanda nacional de vacunas sigue superando con creces la oferta, lo que deja a los residentes frustrados y desesperados.

El proyecto, que se lanzó la semana pasada y fue informado por primera vez por CBS Chicago, ha sido una empresa colosal. “Todavía soy un niño, ¿verdad? Tengo que hacer mi trabajo escolar”, dijo Benjamin. “Y la escuela es obviamente mi prioridad número uno, por lo que será un equilibrio difícil de mantener”.

Los trabajadores de la salud de UCHealth reciben pacientes para su segunda dosis de una vacuna Covid-19 durante un evento de vacunación masiva en el estacionamiento de Coors Field el 20 de febrero de 2021 en Denver, Colorado
Michael Ciaglo


Los trabajadores de la salud de UCHealth reciben pacientes para su segunda dosis de una vacuna Covid-19 durante un evento de vacunación masiva en el estacionamiento de Coors Field el 20 de febrero de 2021 en Denver, Colorado (Michael Ciaglo/)

El hecho de que las personas necesiten ayuda para registrarse para las vacunas se debe a una deficiencia sistémica subyacente: el proceso de distribución de vacunas en Estados Unidos ha estado plagado de ineficiencias, creando escasez en algunas áreas y excedentes en otras. Los funcionarios federales han dejado en su mayoría la logística a los departamentos de salud estatales y locales, cuyos presupuestos se han visto reducidos durante años. Esos funcionarios también enfrentan incertidumbre sobre cuántas dosis de vacunas enviará el gobierno federal y cuándo llegarán.

“Realmente, este es un esfuerzo que no debería haber sido realizado por un niño de 14 años”, dijo Benjamin. “Debería haberse encargado de esto el gobierno federal o un gobierno estatal o un condado”.

Grupo de Facebook

En medio de ese panorama caótico, más de 24.000 personas se han unido al grupo de Facebook Chicago Vaccine Hunters, donde los miembros piden ayuda para encontrar citas y dejan pistas para posibles vacantes. Las personas que solicitan las franjas horarias han compartido muchas historias tristes, dijo Benjamin. Alguien le dijo que tenían cáncer en etapa 4 y que tenían miedo de morir si contraían el virus. Otras personas dijeron que sus hijos estaban a punto de dar a luz y querían vacunarse para poder conocer a sus nietos. Solo alrededor del 5 por ciento de los residentes de Chicago y el 5 por ciento de los residentes suburbanos del condado de Cook han sido completamente vacunados, según estadísticas estatales.

Una vocera del departamento de salud de Chicago, Erica Duncan, dijo que el suministro de vacunas era “muy limitado” e instó a tener paciencia mientras la ciudad trabaja para que las vacunas sean más accesibles. En el condado, el vocero el departamento de salud, Don Bolger, dijo que esperaba que hubiera más dosis disponibles en las próximas semanas.

Benjamin dijo que aprendió a navegar por los sistemas de registro de vacunas en enero mientras ayudaba a sus abuelos en Florida a encontrar citas. Luego, un periodista que habló con su clase para el día de la carrera instó a los estudiantes a ver un segmento de noticias locales, en el que Benjamin aprendió sobre el grupo Chicago Vaccine Hunters.

Benjamin se dio cuenta de que sus nuevas habilidades en el registro de vacunas podrían servir, por lo que comenzó a compartir consejos en el grupo durante las vacaciones de invierno la semana pasada. Pronto descubrió que su bandeja de entrada de Facebook Messenger estaba repleta de solicitudes de ayuda de personas que decían que eran demasiado lentas o tecnológicamente inexpertas para registrarse.

Para mantenerse al día con la demanda, Benjamin creó un formulario de Google que las personas podían completar para solicitar ayuda. La información fluye a una hoja de cálculo a la que ahora acceden unos 50 voluntarios que Benjamin reclutó para ayudar a asegurar las citas.

Después de varios días de concertar citas, Benjamin dijo que había aprendido algunos trucos. Ha descubierto que no puede reservar espacios en una farmacia importante cuya plataforma no permite que la gente registre a otras. Las citas de otra farmacia se bloquean tan rápidamente que no puede seguir el ritmo.

Consejo

El consejo más importante para obtener un espacio en el calendario, dijo Benjamin, es ser flexible. Las personas que están dispuestas a conducir más lejos y a vacunarse en cualquier momento del día tienen más probabilidades de obtener una cita.

Benjamin estima que él y su grupo de voluntarios, conocido como Chicago Vaccine Angels, habían ayudado a unas 370 personas hasta ayer y que él mismo había hecho alrededor de 119 de esas citas.

El ritmo no muestra signos de desaceleración, incluso cuando Benjamin se prepara para la transición de la escuela virtual a la escuela presencial la próxima semana. En todo caso, la carga de trabajo se está intensificando. Las enfermeras locales han comenzado a comunicarse con él directamente para alertarlo sobre el suministro adicional de vacunas, dijo, y espera coordinar un evento de vacunación masiva con un sistema de salud local.

Es mucho para hacer malabares con la tarea, pero Benjamin dijo que está decidido a seguir adelante. Hay demasiadas personas que no están bien posicionadas para registrarse para vacunarse.

Dubai: crece el escándalo de la “princesa rehén”, que ahora pide por su hermana

“El problema con la parte de capital es que si no tienes cuatro computadoras abiertas y una velocidad de WiFi increíblemente rápida y no tienes conocimientos tecnológicos ... perderás las citas”, dijo.

Entonces, por ahora, Benjamin volverá a su computadora todos los días justo antes de la medianoche, con los dedos listos, en la búsqueda del próximo espacio disponible.