Chechenos combaten en bandos rivales en Ucrania

·3  min de lectura
UCRANIA-GUERRA-CHECHENOS (AP)
UCRANIA-GUERRA-CHECHENOS (AP)

Arrodillado sobre un área de flores silvestres amarillas, un soldado checheno coloca cuidadosamente un artefacto explosivo en la parte inferior de un dron pequeño.

Segundos después, el dispositivo es liberado y estalla cerca de dos viejos maniquíes a unos 200 metros de distancia, uno de ellos portando una gorra militar rusa.

Después de este y otros adiestramientos en las afueras de la capital ucraniana, los soldados chechenos, provistos con botas de camuflaje y equipo de protección personal, se dirigirán a las líneas del frente en Ucrania fieles a su juramento de continuar la lucha contra Rusia como lo hicieron durante años en su patria, en el norte del Cáucaso.

Combatientes procedentes de Chechenia, una república devastada por la guerra en el sur de Rusia, participan en ambos bandos del conflicto en Ucrania.

Los voluntarios pro-Kiev son leales a Dzhokhar Dudayev, el fallecido líder checheno que encabezó la campaña para que su república se independizara de Rusia.

Estos hombres integrantes del “Batallón Dudayeb” son enemigos jurados de las fuerzas chechenas que apoyan al presidente ruso Vladimir Putin y que participaron con Rusia en el sitio de varios meses contra el puerto de Mariúpol y en otros puntos conflictivos en el este y sur de Ucrania.

Un grupo de chechenos recién llegados, muchos de los cuales viven en Europa occidental, era entrenado en un polígono de tiro improvisado en las afueras de Kiev antes de marchar hacia el este.

Durante una sesión de adiestramiento el sábado, los nuevos reclutas —todos musulmanes— corearon “Allahu akbar” (“¡Dios es grande!”) mientras sostenían sus fusiles en lo alto y después les entregaron credenciales militares de identificación emitidas a los voluntarios.

Las autoridades ucranianas afirman que el batallón checheno está integrado por centenares de hombres que luchan hombro a hombro con los soldados del país, pero que no están formalmente bajo el mando nacional.

Los instructores enseñan a los nuevos miembros del batallón conceptos básicos de combate, entre ellos cómo utilizar un arma, ocupar una posición para disparar y trabajar en equipos.

Los instructores incluyen veteranos de las guerras en Chechenia que terminaron en 2009, algunos de los cuales se sumaron a Ucrania después de que comenzara en 2014 la lucha contra los separatistas apoyados por Moscú.

Rusia lanzó dos guerras para evitar que Chechenia, una provincia mayormente musulmana, obtuviera la independencia tras el colapso de la Unión Soviética en 1991. El primer conflicto estalló en 1994.

La segunda guerra chechena inició en 1999 y culminó con el asedio de las tropas rusas a Grozny, la capital chechena, que fue devastada por un intenso bombardeo ruso. Después de años de luchar contra la insurgencia, las autoridades rusas declararon el conflicto en Chechenia terminado en 2017.

Muslim Madiev, un veterano combatiente de los conflictos chechenos, se identificó como un asesor del batallón de voluntarios en Ucrania. Se unió a los soldados el sábado en la práctica de tiro, apuntando a una botella de plástico sostenida por un palo. Los casquillos de bala volaron de su fusil automático a un campo de antemano lleno de balas, cartuchos de escopeta y tarjetas de tiro.

“Vamos a ganar esta guerra. El mundo entero ya nos está defendiendo”, sostuvo, hablando en ruso.