Chalamet y Russell interpretan a caníbales enamorados

·3  min de lectura

VENECIA, Italia (AP) — Timothée Chalamet se sentía apartado del mundo en los primeros días de la pandemia. Entonces llegó Luca Guadagnino, a quien Chalamet veía como una figura paterna, cuado filmaron “Call Me By Your Name” (“Llámame por tu nombre”), y le presentó un nuevo proyecto. Sería otra película de romance joven que también se desarrollaría en la década de 1980. Pero en vez de Italia, irían al centro de Estados Unidos. Y los amantes serían caníbales.

La pelicula, “Bones and All” se estrenó el viernes en el Festival de Cine de Venecia, donde es uno de los títulos en competencia. Chalamet y Guadagnino se reunieron antes de la premiere para charlar sobre la película con otros integrantes del elenco.

Es una obra que se aleja del trabajo previo del director de filmes como “A Bigger Splash” (“Cegados por el sol”) y “I Am Love” (“Yo soy el amor”), convirtiéndose en la primera película que Guadagnino ha filmado en Estados Unidos, algo que dijo que quería hacer por un tiempo. Su viejo colaborador, el guionista David Kajganich, llegó con él con una adaptación de la novela para jóvenes de Camille DeAngelis “Bones and All” y vio en ella la oportunidad para hacer una película sobre identidad y personas marginales.

“Me moría de ganas de trabajar una vez más con Luca y contar una historia que estuviera bien fundamentada”, dijo Chalamet, quien tomó un receso en la filmación de “Dune 2” para ir a Venecia. Montones de fans llegaron a los muelles del Hotel Excelsior para ver al astro, quien posó para algunas selfies.

En “Bones and All”, Chalamet hizo algo más que actuar: Ayudó a llevar a su personaje Lee de un “macho alfa” a “un alma en pena”, lo que dijo que fue muy atractivo para él, y también fue productor de la película.

“Luca es paternal conmigo y me guio en ese proceso en esta ocasión”, dijo. “No podría decir que ayudé a organizar horarios o nada por el estilo. Pero es algo que quiero seguir haciendo”.

El personaje de Chalamet es de reparto, la protagonista es Maren, quien logra aceptar sus impulsos repugnantes y es interpretada por la actriz de “Waves” Taylor Russell, una debutante con la familia Guadagnino que cuenta con regulares como Michael Stuhlbarg, quien interpreta a un tenebroso caníbal que conocen en la carretera, y Chloë Sevigny.

“Es la película de Taylor, ella hace un trabajo increíble realizándola”, dijo Chalamet.

El análisis de sus personajes y la soledad que enfrentan en el mundo, llevó a ambos a pensar sobre lo que significa ser joven ahora.

“No me puedo imaginar cómo es crecer con la carnicería de las redes sociales”, dijo Chalamet. “Creo que es difícil estar vivo ahora. Creo que el colapso social está en el aire. Huele a eso. Y sin ser pretencioso, espero que por eso estas películas importen, porque el papel del artista es mostrar una luz sobre lo que está pasando”.

Russell agregó: “Es tan aterrador. La esperanza es que puedas encontrar tu propia brújula en medio de todo eso”.

La película incluye nueva música original de Trent Reznor y Atticus Ross, a quienes Guadagnino retó a “encontrar el sonido de un viaje por carretera” y “el sonido del paisaje estadounidense”. Y también está llena de música de la década de 1980 como Joy Division, New Order y KISS, que fueron elegidos de entre una caja de casetes que Kajganich encontró de cuando era adolescente.

“Los que me hacían sonreír o llorar quedaron en el guion”, dijo Kajganich.

“Bones and All” se estrena en cines de Norteamérica el 23 de noviembre.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr