Anuncios

Ceyla Cruz, primera mujer en gobernar Los Chimalapas, en Oaxaca

JUCHITÁN, Oax., enero 10 (EL UNIVERSAL).- Sin mayores recursos que su narrativa a favor de los derechos de las mujeres y por la defensa de la tierra, en 2013, Ceyla Cruz Gutiérrez recorrió poco más de 30 comunidades zoques de San Miguel y Santa María Chimalapa como candidata suplente a la diputación local del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el distrito de Matías Romero.

A partir de entonces, recuerda, vivió uno de los momentos de violencia de género más fuertes en su vida política, que transcurre entre las tareas de ser madre, pilar de la familia, activista indígena y ahora, en la administración pública como la primera mujer presidenta municipal de San Miguel Chimalapa, desde el pasado 1 de enero de este 2023.

En esa campaña de 2013 para elegir a los diputados de la 62 Legislatura del Congreso de Oaxaca, Ceyla Cruz Gutiérrez participó como suplente de la promotora indígena de San Juan Guichicovi, Zoila José Juan. "En esa época, los dirigentes del PRD nunca nos dieron ningún tipo de apoyo, creyeron que íbamos a perder y nos dejaron solas en la batalla. ¿Qué pasó? ¡Ganamos!", recuerda con emoción.

"Fue una experiencia muy dura, muy difícil. Al principio no puedes creer que tus propios compañeros y dirigentes que te piden que los ayudes, en mi caso como candidata suplente externa, te abandonen, que no te den ni una propaganda, ni una visita de apoyo de los líderes del PRD. Para mí fue otra lección sobre la violencia de género en política".

Nacida en los albores de la primavera, justo cuando sus ancestros, los chimalapas, sumaban 14 años en la defensa de sus bosques contra los talamontes y ganaderos, tras la resolución presidencial que favoreció a San Miguel Chimalapa con 134 mil hectáreas, Ceyla Cruz Gutiérrez obtuvo mil 593 votos en la elección comunitaria del 23 de octubre de 2022, con el apoyo de sus paisanos.

"Si a usted le digo que mi lucha no ha sido fácil, podría escucharse como una frase ordinaria, común, mejor le diré que mi lucha ha sido dura, a contraviento, y mire que en estos rumbos soplan vientos del norte muy fuertes. Ha sido una lucha tesonera, perseverante y cotidiana porque soy mujer, madre de dos niñas, pilar de familia, luchadora social y ahora presidenta municipal", dice.

---Historia pendiente

Unos años antes, Ceyla Cruz Gutiérrez compitió por primera vez por la alcaldía de su municipio. Como abogada egresada de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y defensora de la selva zoque y su entorno, reconoce que quizá en ese tiempo no tenía la confianza de la población, "porque ese cargo de presidente siempre es visto para que lo ocupen los hombres".

En años anteriores, cuenta, cuando quiso ser presidenta de los comuneros de San Miguel Chimalapa, "los mismos hombres corrían la voz que cómo era posible esa aspiración. Hay que recorrer los pueblos, ir a las brechas, agarrar el machete para marcar los límites; hay que ir a apagar incendios y eso no lo puede hacer una mujer, decían". No ganó.

Apenas el 5 de enero pasado, Ceyla Cruz Gutiérrez demostró que conoce la selva cuando reportó ante las autoridades militares que los parajes de Las Ciruelas y Las Viejas, de la comunidad zoque de La Cristalina, cerca del río Ostuta, resultan afectados por incendios forestales provocados quizá por cazadores furtivos, desde el 31 de diciembre de 2022.

Como autoridad municipal de San Miguel Chimalapa, enfatiza, "vamos a promover una demanda muy sentida que hemos escuchado en las comunidades, que tiene que ver con el respeto a la participación de las mujeres en las asambleas. Vamos a hacer que las instancias de las mujeres tengan respeto en los ámbitos de salud, de la educación y del deporte".

Obviamente, añade, "no vamos a descuidar las responsabilidades en las áreas de las obras municipales, los caminos, los servicios e infraestructura porque San Miguel Chimalapa, con toda la importancia que tiene en materia ambiental, sigue siendo un municipio que está en el abandono, y nuestra misión será encaminarlo a su desarrollo con honestidad y transparencia".

Madre de dos menores que aún reclaman toda su atención, Ceyla Cruz adelanta que también se alista y prepara a su comunidad, de la mano del gobierno federal y estatal, para que con el diálogo y el respeto entre las comunidades involucradas, se avance en la ejecución de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en materia de los límites con Chiapas, a favor de Oaxaca.

"Quiero dejar constancia que las mujeres de este país pueden y deben vivir libres de violencia, que pueden y deben actuar con honestidad, que pueden y deben servir con eficacia desde cualquier espacio que ganen todos los días. Quiero, humildemente, dejar constancia a la niñez zoque de que todos los sueños se pueden cumplir, que todas podemos salir victoriosas".

Como ella, y pese a la extinción para alcanzar la paridad obligatoria en municipios de Usos y Costumbres o Sistemas Normativos Indígenas y la persistencia de casos de violencia política de género, este 2023 un total de 28 mujeres se convirtieron en presidentas municipales en igual número de comunidades indígenas de Oaxaca que renovaron autoridades.

La consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Elizabeth Sánchez González, reconoció a la ciudadanía de dichas comunidades por hacer parte de sus propios sistemas la participación política de las mujeres; mientras que a las mujeres electas las exhortó a "mantenerse fuertes" hasta lograr el respeto de sus derechos y propuestas.

"A ustedes, quienes han sido electas, les puedo decir desde esta silla, con mucha honestidad, que no será fácil, porque somos medidas con una vara más alta, juzgadas con más rigor, y nuestros errores, incluso por usar mal una palabra, son maximizados como graves. No cedan, no acepten un no como respuesta a sus demandas de respeto a sus derechos y al impulso de sus propuestas", manifestó.

En 2022, 415 de los 417 municipios que si rigen por Sistemas Normativos Indígenas renovarían a sus autoridades; sin embargo, sólo se celebraron y fueron validadas elecciones en 407, debido a que ocho de ellos no pudieron realizarlas por "diversos factores socio-políticos", de acuerdo con el IEEPCO.