Centro de investigación del Caribe teme que el dióxido de azufre llegue a España

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Juan, 17 abr (EFE).- El Centro de Investigación Sísmica (SRC, en inglés) de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI), en Kingston (Jamaica), expresó este sábado su preocupación a que el dióxido de azufre (SO2) que emite el volcán La Soufriere, en San Vicente y las Granadinas, se acerque a España y luego llegue a África y Asia.

Según una advertencia emitida por los observadores de la UWI, cuando los volcanes lanzan cenizas, el SO2 puede ser levantado por las corrientes en chorro y dispersarse por todo el planeta.

Así, y de acuerdo con dos imágenes del sistema Copernicus, que recoge datos atmosféricos desde 1979, se avista que el SO2 lanzado por el volcán, se mueve a través del Atlántico y ya va llegando a África, la península arábiga y Asia.

Las declaraciones de la UWI llegan después de que una observación realizada en el Centro de Advertencia de Cenizas Volcánicas en Washington, DC, que indica que continúa vigilando la presencia de cenizas en la atmósfera, por lo que regularmente emite avisos de estas a las aerolíneas.

Referente al flujo de SO2, que alcanza un promedio de 809 toneladas por día, el aviso más reciente del UWI indica que el enjambre de temblores continúa y que el ritmo de los sismos disminuyó significativamente el viernes en la noche.

"En las pasadas doce horas no se han reportado temblores", afirmó el SRC.

El organismo dijo además que el volcán produjo un nuevo cráter, de aproximadamente 900 metros de largo del norte al sur del volcán, y de 750 metros del este al oeste.

"El cráter se percibe como de al menos 100 metros de profundidad y su centro se ubica en el área suroeste del cráter cúspide del volcán", afirmó el SRC.

A su vez, detalló que dentro de ese nuevo cráter, hay otros, pero solo uno puede ser avistado con claridad.

Igualmente, otras fumarolas, identificadas por sus cenizas y nubes de humo, se localizan en la parte norte de la nueva apertura.

El SRC advirtió además que el volcán "continúa erupcionando, aunque la actividad explosiva aparenta haber terminado hasta el momento".

"Su patrón actual de actividad sísmica podría indicar un aumento de lava volcánica, pero esto aún no ha sido confirmado", indicó el SRC en su boletín de este sábado.

"Las explosiones, acompañadas con la caída de cenizas de diferentes magnitudes, podrían reiniciar en el futuro impactando San Vicente y sus islas vecinas", agregó el SRC.

Por ello, el volcanólogo Richard Robertson dijo que aunque no ocurra nada durante una semana, sino que solamente se reporten temblores provocados por las erupciones, "no podemos decir que la actividad cesó por varias razones".

En esta misma línea, Robertson adelantó que las erupciones de volcán se preven que sean más grandes que las ocurridas en 1979, pero solamente han producido un tercio del material que soltó dicha montaña hace 42 años.

Por ello, comparó las erupciones actuales con las reportadas en 1902.

Robertson alertó además que la cantidad de energía que este volcán tuvo al principio de sus erupciones, indica que "aún cuenta con bastante energía y que espera expulsar".

"Yo sé que las personas desean que esto concluya ya, al igual que yo, pero la realidad es que tendremos que lidiar con esta situación por un buen tiempo", admitió.

Por esto, Robertson indicó que la población tendrá que acostumbrarse al panorama de explosiones regulares.

"De lo que sí estamos seguros es que provocará daños y destruirá muchas propiedades y tierras", afirmó Robertson.

El volcán La Soufriere erupcionó el 9 de abril, tres meses después de erupciones "efusivas".

Mientras tanto, el Aeropuerto Internacional Argyle se espera que retome sus operaciones el próximo lunes a las 16.00 (20.00 GMT).

Por esto, el ejecutivo principal del aeropuerto, Corsel Robertson, dijo que el aeródromo ha estado en constante limpieza de sus pistas y áreas adyacentes para recibir vuelos de ayuda humanitaria.

Igualmente, los aeropuertos en Canouan, Unión y Mustique continuarán operando de entre las 09.00 (13.00 GMT) hasta las 17.00 (21.00 GMT), pero solo recibiendo vuelos especial con permiso previo.

No obstante, el Aeropuerto James Mitchell, en Bequia, en las Granadinas, se mantendrá cerrado hasta el lunes próximo.

(c) Agencia EFE