CDC emite alerta sobre nuevo virus respiratorio que puede causar parálisis en niños

·4  min de lectura

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) envió una advertencia sobre un aumento en la propagación de un virus contagioso que puede causar parálisis permanente en los niños.

Los CDC señalaron que los hospitales y otros proveedores de atención médica informaron a la agencia durante el transcurso del mes pasado que “incrementaron las hospitalizaciones pediátricas en pacientes con enfermedades respiratorias graves que también dieron positivo por rinovirus (RV) y/o enterovirus (EV)”.

Algunos también han dado positivo por enterovirus D68 – EV-D68. El CDC indicó que la cantidad de niños que dieron positivo a RV o EV, así como a EV-D68, es mayor este año.

“El número de casos detectados entre julio y agosto del 2022 fue mayor que los detectados durante el mismo periodo de los tres años previos”, puntualizó la agencia.

“Aunque causa principalmente una enfermedad respiratoria aguda, el EV-D68 se ha asociado con mielitis flácida aguda (AFM), una complicación neurológica rara pero grave que implica debilidad en las extremidades”, informó el CDC en su aviso.

La AFM a veces puede conducir a una parálisis permanente.

Los CDC “no han recibido un aumento de reportes de casos de AFM desde el inicio del 2022” hasta el 30 de agosto de este año. Pero la agencia también mencionó que “los aumentos de enfermedades respiratorias de EV-D68 usualmente han precedido a casos de AFM, indicando que será esencial un aumento en la vigilancia sobre la AFM durante las siguientes semanas”.

Los RV generalmente están relacionados con enfermedades respiratorias agudas, como el asma. Si bien los EV también pueden provocar enfermedades respiratorias agudas, están relacionados con otros problemas, como sarpullido febril, enfermedades neurológicas, meningitis aséptica, AFM y encefalitis.

Los síntomas respiratorios son similares para los infectados con RV y EV-D68.

“Los síntomas comunes entre los niños hospitalizados con EV-D68 incluyen tos, dificultad para respirar y sibilancias”, describieron los CDC, y agregaron que “se reporta fiebre en aproximadamente la mitad de los casos conocidos”.

“En raras ocasiones, el EV-D68 puede causar AFM. Esta condición neurológica poco común pero grave afecta principalmente a los niños y generalmente se presenta con debilidad repentina en las extremidades”, puntualizó la agencia. “No hay vacunas disponibles ni tratamientos específicos para RV o EV, incluido EV-D68, y la atención clínica es de apoyo”.

Las RV y EV tienen similitudes que las hacen “indistinguibles una de otra” en pruebas complejas usadas en entornos clínicos. Para diferenciarlas, se requieren medidas más detalladas.

Según los CDC, las RV están en circulación todo el tiempo pero tienden a llegar a su punto más alto en primavera y otoño. El punto máximo de la temporada de EV es a finales del verano y principios del otoño, lo mismo que para el EV-D68.

Hubo un brote de enfermedades respiratorias graves en todo el país en 2014 causado por el EV-D68.

Mayor actividad de EV-D68 fue también detectada en otoño de 2016 y 2018, así como en 2020, “en un nivel menor”.

“La relativamente baja circulación en 2020 podría ser reflejo del uso de las medidas de mitigación de infección pandémica del covid-19, que se sabe que interrumpieron la circulación de otros virus respiratorios”, señalaron los CDC.

Los casos de AFM también incrementaron en otoño del 2014, 2016 y 2018.

La edad media de los niños que acudían a atención de emergencia o de hospitalización en 2018 en casos de enfermedades respiratorias asociadas con el EV-D68 fue de tres años.

Pero los CDC destacan que “los niños y adolescentes de todas las edades pueden verse afectados”.

“Es más probable que los niños con un historial de asma o enfermedad reactiva de las vías respiratorias necesiten atención médica, aunque los niños sin un historial conocido de asma también pueden presentar una enfermedad grave”, continuó la agencia.

Entre los adultos, los CDC indican que el EV-D68 es “menos comprendido” pero que “se piensa que es detectado más comúnmente en pacientes con condiciones subyacentes”.

Los CDC aconsejaron al público lavarse las manos “frecuentemente, con jabón y agua, durante 20 segundos”, además de “evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias” y evitar el contacto cercano o compartir utensilios con personas enfermas.

La agencia también instó a las personas a cubrirse “con un pañuelo o la parte superior de su ropa, no con las manos” cuando tosan o estornuden, limpiar frecuentemente las superficies de contacto y quedarse en casa si están enfermos.

“Contacta a un proveedor de atención médica inmediatamente si tú o tu hijo tienen problemas para respirar o presentan una repentina debilidad en las extremidad”, informó el CDC, que también pidió a las personas que sigan el plan de acción de asma actualizado y asegurarse de que tengan todas las vacunas recomendadas.