Anuncios

El caso de la salvadoreña Beatriz es el primero sobre aborto visto por la CorteIDH

San Salvador, 7 mar (EFE).- El caso de la salvadoreña conocida como Beatriz, una joven ya fallecida a quien en 2013 se le impidió interrumpir su embarazo, "es el primero sobre aborto" que será visto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), según el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

"El caso de Beatriz es el primer caso sobre aborto que el tribunal internacional va a conocer en su historia", aseguró Marcela Martino, subdirectora de la Cejil, en un audio compartido este martes a EFE.

Martino reiteró que, efectivamente, "este es el primer caso sobre específicamente aborto que llega a la CorteIDH".

Explicó que "ha habido otros casos vinculados con derechos sexuales y reproductivos. Hay un presente de otro caso específicamente también de derechos sexuales y reproductivos en El Salvador, que es el caso de Manuela contra El Salvador".

El 30 de noviembre de 2021, la CorteIDH, con sede en Costa Rica, notificó la sentencia en la que declaró responsable internacionalmente al Estado salvadoreño por las violaciones a la libertad personal, las garantías judiciales, igualdad ante la ley, el derecho a la vida, a la integridad personal, a la vida privada, y a la salud, en perjuicio de Manuela (nombre ficticio).

"Obviamente, (el caso de Manuela) tiene vínculos con parte del contexto del caso de Beatriz porque la penalización absoluta del aborto tiene consecuencias también para el acceso de otros servicios de salud, no solo el aborto en el caso salvadoreño", amplió.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó en enero del año pasado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el caso de Beatriz, y este será visto en una audiencia que se celebrará el 22 y 23 de marzo en San José.

La joven salvadoreña, que padecía la enfermedad crónica lupus y que falleció en octubre de 2017 a consecuencia de las complicaciones de su estado de salud tras sufrir un accidente de moto, recurrió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) del país centroamericano, que le denegó el aborto.

Posteriormente dio a luz a una niña mediante una cesárea, pero la recién nacida falleció porque no tenía cerebro.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y son procesadas bajo el cargo de homicidio agravado.

(c) Agencia EFE