Anuncios

Carolina del Norte: Perpetua para hombre tras muerte de niño

WILSON, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Un hombre acusado de matar a tiros a un niño de 5 años en 2020 ha sido sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad por un juez en Carolina del Norte, como parte de un acuerdo judicial.

Darius Nathaniel Sessoms, de 28 años y de Wilson, llegó a un acuerdo tipo “Alford”, mediante el cual no reconoce culpabilidad pero reconoce que la fiscalía tiene suficiente evidencia para llegar a un fallo de culpable, reportó la prensa local.

La fiscalía sostiene que Sessoms mató a tiros a Cannon Hinnant el 9 de agosto de 2020, cuando Cannon jugaba en el jardín delantero de la casa de su padre con sus hermanas y su tía. Sessoms fue arrestado al día siguiente en Goldsboro.

El acuerdo permite a Sessoms evitar una posible pena de muerte si el caso hubiese llegado a juicio. El juez L. Lamont Wiggins había declarado en octubre que Sessoms era elegible para la pena de muerte.

Wiggins sentenció el jueves a Sessoms a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El acuerdo significa que las hermanas de Cannon no tendrán que testificar, dijo la madre de Cannon, Bonny Parker. Ella habló el jueves en el tribunal, donde llamó a Cannon “mi orgullo y mi encanto” y afirmó que Sessoms “nos hizo sufrir por el resto de nuestras vidas”.

El acuerdo “nos trae algo de paz”, dijo Parker a la emisora WRAL-TV, "al saber que salimos hoy de aquí y que no tendremos que regresar”.

El fiscal Joel Stadiem relató que Sessoms regresó caminando a la casa de sus padres después del crimen. Los padres de Sessoms previamente le habían dicho al Wilson Times que su hijo ese día parecía estar alucinando y quizás estaba drogado.

Aolani Takemi Marie Pettit, quien era novia de Sessoms en el momento del crimen, se declaró culpable el jueves culpable de obstrucción de justicia y recibió una sentencia suspendida junto con 18 meses de libertad vigilada, reportó la prensa local. Pettit originalmente había sido acusada de ser cómplice a posteriori del crimen.