Anuncios

Carlos III, a la espera que pase tormenta con Harry y Meghan

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 8 (EL UNIVERSAL).- Una mejor foto del rey Carlos III del Reino Unido no pudo darse a conocer este jueves que la del monarca viendo hacia el cielo, como clamando que todo el escándalo que rodea a la familia real pase ya, de inmediato. Y es que esta imagen que ha dado la vuelta al mundo llega justo en el día en que su hijo menor, Enrique de Sussex, y su nuera, Meghan Markle, lanzaron los tres primeros capítulos de la docuserie que coprodujeron con Netflix.

Las imágenes fueron tomadas durante la presencia del soberano en un servicio de Adviento en la Iglesia de la Fraternidad Cristiana de Etiopía, en Londres.

"Harry y Meghan" es el título del documental sobre la vida privada de los duques de Sussex, quienes en enero del 2020 renunciaron a sus roles reales mediante un mensaje colocado en redes sociales y dejando sorprendida, incluso, a la entonces reina Isabel II. La razón, según se explica en este material audiovisual, fue el acoso de la prensa, el maltrato racial hacia la actriz estadounidense y la poca libertad que tenían entre las filas de la monarquía.

Esta es la segunda vez que el príncipe Harry y Meghan Markle lanzan contundentes declaraciones en contra de la familia real a gran escala. La primera vez ocurrió con la presentadora Oprah, amiga y vecina de los Sussex, quienes actualmente residen en el lujoso barrio de Montecito.

La foto anterior muestra a al rey Carlos con una mirada desafiante, quizá alertando que está listo para salir a desmentir todo lo que considere erróneo o lastimoso contra sus parientes, ya que se ha trascendido en la prensa británica que tanto él como su hijo, el príncipe heredero William, se defenderán de cualquier difamación de la polémica pareja.

Sin embargo, la siguiente foto del Rey es contundente. Carlos III mira al cielo, como esperando a que pase el tormentón que se cree se avecina con las siguientes entregas, pues a juzgar con los tráilers que se estrenaron hace unos días, Meghan y Harry van de nueva cuenta con todo contra Kate Middleton, el príncipe William, el rey Carlos y todo el que ellos consideren haya minado contra su felicidad.

En "Harry y Meghan" se habla de racismo, de abandono, de acoso mediático y hasta de envidias, un poco velado en los tres primeros episodios.